Una de las cosas que hacen que una persona tenga confianza en un sitio, es el ambiente que se siente en el momento en que se ingresa al mismo; ir a una oficina, local comercial o consultorio médico que al entrar se sienta cómodo, relajado con sillas de espera bien diseñadas pensando en el confort de quien va a estar, quizás por horas, esperando ser atendido, es algo que cualquier cliente agradece. Muchas personas que van a hacer algún trámite personal y se consiguen con un ambiente descuidado e incómodo, no regresan al sitio o tratan de evitar ir hasta el último momento; al contrario, cuando se es recibido en un sitio agradable, limpio y cómodo, se regresa con tranquilidad sabiendo que la espera no va a ser incómoda o cansona, por lo que es importante tomar esos detalles en cuenta cuando se está pensando en el mobiliario de una oficina o consultorio médico.