Los colchones son posiblemente el factor más integral para proporcionar comodidad y apoyo a un paciente mientras está en la cama. Esto es aún más crucial para los pacientes que sufren de dolor crónico o para aquellos que pasan largos períodos de tiempo en la cama. Para estos pacientes, es esencial que un colchón proporcione comodidad y ayude a aliviar la acumulación de presión en las áreas comunes de estrés y tensión. A los pacientes que tengan estas consideraciones se les debe proporcionar un colchón de alivio de la presión, que es un tipo de colchón terapéutico especialmente diseñado y pensado para brindar comodidad mientras se encuentra convaleciente.


¿Qué tan móvil es el paciente?
¿Tiene antecedentes de úlceras por presión?
¿Qué factores de riesgo están presentes? (Puede ser necesario realizar una evaluación de la piel)
Si las llagas por presión ya están presentes, ¿qué tan avanzadas están y dónde están ubicadas?
¿Tiene el paciente un buen equilibrio? (las superficies no conformes como los colchones de agua pueden no sentirse seguras para ellos)
La selección del sistema de alivio de presión adecuado para un paciente con úlceras de presión es una decisión de salud importante. Pida consejo a su médico e infórmese. El número de opciones puede parecer abrumador, pero también significa que seguramente podrá encontrar el mejor sistema para usted o su ser querido.