A veces por problemas médicos u otras alteraciones de salud, se producen alteraciones en el ciclo menstrual, haciendo que éste presente ciclos más largos o cortos que los normales. Es conveniente acudir al médico ginecólogo en caso de alguna alteración en el ciclo menstrual. Este será el encargado de evaluar nuestra salud e indicarnos el tratamiento correspondiente de acuerdo a lo que él considere necesario. Las alteraciones del ciclo menstrual no son tan extrañas, pueden deberse al estrés, algún problema médico subyacente o cualquier otra causa. Si se presentan periodos cortos en la menstruación, se llama polimenorrea, y se debe acudir al médico ya que las constantes menstruaciones en periodos cortos de tiempo pueden ocasionar anemia por pérdida de hierro. Una de las causas que explican la polimenorrea es la insuficiencia lútea, o producción insuficiente de progesterona en la segunda mitad del ciclo menstrual. En este caso, se puede tratar administrando progestina o tomando la píldora anticonceptiva. Otras de las casusas más comunes son la sobreproducción de prolactina o alteraciones de la tiroides. En este caso, el ginecólogo y endocrinólogo pueden administrar un tratamiento hormonal para solventar el problema. La polimenorrea también puede ser un síntoma de otro problema ginecológico, la endometriosis, o crecimiento anormal de las células del endometrio en la parte exterior del útero.