Hola! A los que estén pensando en postularse en esta hermosa especialidad en el 2016, les invito a conocer la resi del Hospital Militar de Campo de Mayo.

Les cuento un poquito de historia... esta residencia nace de un proyecto del Estado Nacional de crear equipos de salud mental inter-fuerzas armadas (Fuerza Aérea, Ejército y Armada) promoviendo el nuevo paradigma de la salud mental hacia adentro de las mismas y hacia afuera también. Si bien la resi ya existía en el Hospi de Campo de Mayo, es a partir del 2011 que se ejecuta este innovador proyecto. El objetivo es formar equipo, y que el mismo sea experto en lo que respecta a eventos disruptivos que puedan repercutir en la salud mental, y son quienes asesorarán al Estado en estos temas, sobre todo en contextos de emergencia y catástrofe tanto nacional como internacional (esto se trabaja vía ONU).

Es un sistema inclusivo (y esto no es menor!) en el cual al terminar la especialidad uno no es expulsado del mismo, sino que se integra al servicio de los hospitales militares campo de mayo, central, aeronáutico y naval de CABA, básicamente; si bien los que somos del interior podemos optar por volver a nuestros pagos en los diferentes hospitales militares: por ejemplo en Córdoba Capital está el Aeronáutico y el Hospital Militar Córdoba. Como al ingresar lo hacemos con un alto grado de oficial militar, los residentes egresados han ido ocupando los distintos cargos de conducción de los servicios.

Bueno, vamos a lo específico! Es un hospital polivalente, por lo cual también hacemos psiquiatría de enlace (interconsultas desde la guardia médica general y de los distintos servicios), esto es importantísimo porque no nos permitimos dejar de pensar como médicos y trabajamos en equipo con las diferentes especialidades, intercambiamos perspectivas y saberes, y nos nutrimos mutuamente!

Al equipo básico que requiere la Ley de Salud Mental lo tenemos: médicxs-psicólogxs-enfermerxs-trabajadorxs sociales, pero además laburamos mucho con el departamento de asesoría jurídica del hospi y con los distintos Juzgados...

Contamos con sala de internación para mujeres y hombres por separado, con un afluente importante de pacientes tanto en consultorios externos como por guardia, puesto que nuestros usuarios son civiles y militares (ejército, armada, fuerza aérea y gendarmería); de este último grupo recibimos derivaciones y evacuados de todo el país. Por lo que comento nuestra población de cobertura es amplísima, lo que implica que trabajamos con las más variadas patologías, desde adultos mayores con patología psiquiátrica de causa orgánica, a demencias en personas jóvenes, adictos, intentos autolíticos hasta los cuadros psiquiátricos más puros (por así decirlo), con los diferentes tratamientos de elección: psicoterapéutico, psicofarmacológico, terapia electro convulsiva... Abarcamos un rango de edad a partir de los 17 años en lo que respecta a internación.


La resi es de cuatro años en total, más la jefatura de residentes (que es opcional). Se realizan rotaciones a partir de segundo año, con el objetivo de que uno pueda ampliar conocimientos en las diferentes áreas y pueda aportar a la residencia y al servicio. Algunos han elegido centros de adicciones, otros infantojuvenil, otros geriatría, etcétera. Existe un programa de clases y ateneos semanales (junto a psicología). En lo que respecta a las clases, nos las dictan los jefes del servicio: Jefe y SubJefe del departamento, Jefes de internación, de consultorios externos, Jefe de Residentes... Y otro tanto los Psicólogos del Servicio. También se realizan seminarios promovidos desde el servicio y también desde docencia del hospital, en los cuales compartimos con otras especialidades.

Se puede ingresar desde el hospital Naval, desde el Aeronáutico y desde el llamado que se efectúa tanto en el Militar Central como en el de Campo de Mayo. La fecha de ingreso y la presencia o no de curso de instrucción militar varía dependiendo los distintos accesos. Muchos se asustan por esto de la instrucción militar, pero no es gran cosa... más bien es una formalidad; de hecho, nos tratan entre algodones y nos cuidan (me anticipo: no se necesita tener estado atlético, ni tener un IMC como la OMS manda, se puede ser tabaquista, hippie, metalero o aficionado a la cumbia).

El sueldo solía ser bueno antes de la inflación (ja), y estamos esperando con ansias el aumento en marzo (actualmente es 12.800 pesos). Nos hacen aportes jubilatorios y tenemos obra social. Tenemos un casino de oficiales donde uno puede quedarse a dormir alguna vez, o bien vivir ahí. Tenemos 30 días de vacaciones de verano y 7 días en invierno; que al egresar pasan a 35 y 15 respectivamente.

Trabajamos mucho, aunque los jefes son súper accesibles (y la relación es súper estrecha). El clima es bueno, nos divertimos y nos reímos mucho también. Y lo más importante es que día a día uno siente que el esfuerzo vale la pena!

Los que ingresan por Fuerza Aérea tienen un "día aeronáutico", es decir, vamos un día a la semana al aeronáutico de Pompeya. Los del Naval, igual. A partir de tercero tenemos un día fijo a la semana sin actividades.

Transporte: 45 minutos de tren Urquiza a contramano del tráfico. Previa combinación el que necesite: 15 minutos en subte B desde Callao a Lacroze, 15 minutos del cole 90 o 19 para desde Rivadavia al 3100.


Los invito a que me pregunten lo que necesiten saber y, por supuesto, a que vengan a conocer el servicio!