La salud dental comienza con una buena alimentación. Por eso debes tener en cuenta a diario que lo que comes va a ayudar o perjudicar tu salud dental dependiendo de las selecciones que hagas. Todos vivimos en carrera para el trabajo, llevar a los hijos a la escuela, las actividades, diligencias y otras. Esto nos conduce a comer lo que encontremos en el camino. No obstante, comer bien se puede lograr con el simple hecho de modificar la selección de lo que comes.En nuestra tienda online Athenadental puedes ver todos lasmicromotor marathon,equipo de rayos x portatil,lampara fotocurado,autoclave clase b, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

A continuación te recomendamos los cinco alimentos básicos para lograrlo:

Té: los tés verdes y negros contienen polifenoles, que controlan el desarrollo de las bacterias asociadas con las caries y enfermedades en las encías. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de Illinois encontró que aquellas personas que enjuagaban su boca por un minuto diez veces por día, tenían menos placa que personas que hacían lo mismo con agua. Además, los polifenoles suprimen los genes responsables del mal olor en la bacteria.

Queso: El mismo estudio demostró que el queso (tipo cheddar) ayuda a neutralizar la acidez de la placa. El estudio medía el pH bucal de tres grupos de adolescentes: el primer grupo comía queso después de cada alimento, el segundo yogurt sin azúcar y el tercero leche entera. A los 10, 20 y 30 minutos los investigadores medían el pH de su boca. El segundo y tercer grupo mantenían los niveles de pH, mientras que el primer grupo tenían un nivel mucho menos ácido después de cada intervalo.

Alimentos crujientes: Las zanahorias, manzanas y pepinos ayudan a limpiar los dientes. Según Christine D. Wu investigadora de la Universidad de Illinois explica que masticar “puede alterar la placa dental y servir como un mecanismo de limpieza”.

Alimentos ricos en vitaminas: De acuerdo a la Asociación Dental Americana, consumir alimentos con calcio (queso, almendras, leche, y verdolagas) y alimentos con altos niveles de fósforo (carne, huevo y pescado), mantiene el esmalte dental fuerte y sano.

Chicle sin azúcar: Masticar incrementa la secreción de saliva y limpia la boca. La bacteria no produce placa a partir de la sacarosa presente en los chicles sin azúcar.

Tip adicional: mastica hierbabuena o menta fresca para tener siempre un aliento naturalmente fresco.