Del 1 al 7 de agosto se celebra en más de 170 países la Semana Mundial de la Lactancia Materna. Está destinada a fomentar la lactancia materna, o natural, y a mejorar la salud de los bebés de todo el mundo. La OMS recomienda la lactancia natural como modo exclusivo de alimentación hasta los seis meses de edad. Con la Semana Mundial se conmemora la Declaración de Innocenti, formulada por altos cargos de la OMS y el UNICEF en agosto de 1990 con el fin de proteger, promover y respaldar la lactancia materna.


La Semana Mundial de Lactancia Materna celebra su 20 aniversario este 2012 y se centra en el progreso alcanzado en la aplicación de la Estrategia Mundial para la Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño, adoptada hace 10 años por la Organización Mundial de la Salud – OMS y UNICEF.


Implementar la Estrategia Mundiales esencial para aumentar las tasas de lactancia materna -sobretodo la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida- y para lograr el 4to Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM): Reducir en dos terceras partes, entre 1990 y 2015, la tasa de mortalidad de los niños menores de cinco años.


Hace 20 años, la Alianza Mundial Pro Lactancia Materna (WABA), lanzó la campaña de la Semana Mundial de Lactancia Materna para concertar y facilitar acciones de protección, promoción y apoyo al amamantamiento. Desde entonces, cada año, la Semana Mundial de la Lactancia Materna se centra en algún tema particular.


Los Objetivos de la Semana Mundial de Lactancia Materna 2012 son:


1. Realizar un balance de las lecciones aprendidas y logros de la alimentación infantil en los últimos 20 años.


2. Evaluar la ejecución de la Estrategia Mundial para la Alimentación del Lactante y Niño/a Pequeño en todo el mundo.


3. Celebrar los éxitos y logros alcanzados en los niveles nacionales, regionales y globales; compartir el trabajo nacional con todo el mundo.


4. Demandar acciones que llenen los vacíos en las políticas y programas de lactancia materna y alimentación de lactantes y niño/as pequeños.


5. Atraer la atención pública sobre el estado de las políticas y programas de lactancia materna y alimentación infantil


Amamantar no es un privilegio, es un derecho


Las madres que trabajan necesitan apoyo especial para poder continuar con la lactancia. Por eso, en la República Argentina, el artículo 179 de la Ley de Contrato de Trabajo (N°20744 y sus modificatorias) garantiza que toda madre trabajadora podrá disponer de dos (2) descansos de media hora para amamantar a su hijo en el transcurso de la jornada de trabajo.

Fuente: Portal de la Sociedad Argentina de Pediatría