Delegaciones de Brasil, Uruguay, Paraguay, Venezuela y Chile, consensuaron criterios para el registrar en forma conjunta las actividades de procuración, donación y trasplante de órganos

El Viceministro de Salud de la Nación, Gabriel Yedlin, junto al titular del Instituto Nacional Central Único Coordinador de Ablación e Implante (INCUCAI), Carlos Soratti, participaron de la reunión de la Comisión Intergubernamental de Donación y Transplantes (CIDT), que integran los referentes gubernamentales en el área de donación y trasplante de los países del Mercosur y asociados, donde se analizaron los avances de un registro que involucre toda la actividad regional en la materia, entre otros temas.

El registro de donación y trasplante de la Unasur, denominado DONASUR, involucra las actividades de donación y trasplante de todos los países de la región, con el fin de garantizar trasparencia y seguridad en los procesos de procuración y donación de órganos regionales.

En ese marco, y ante la presencia de delegaciones de Brasil, Uruguay, Paraguay, Venezuela y Chile, Yedlin sostuvo que "el encuentro se enmarca en una política nacional de integración. El ministro de Salud Juan Manzur insiste en la idea de que la salud no tiene fronteras, y en este caso abordamos el tema de trasplante, pero hemos tenido trabajo conjunto en relación al dengue, a la gripe, porque tanto la enfermedad como la salud, la tenemos que tratar de manera articulada con los países hermanos".

En relación a las políticas públicas sobre trasplantes, el viceministro manifestó que "es un tema que está en la agenda nacional e internacional, tan es así que la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner estuvo en Chile la semana pasada y dentro de los convenios que firmo, hubo uno específico entre el INCUCAI y el organismo de trasplante del país vecino para poder dar acceso" a pacientes trasandinos a esas prácticas. Asimismo, agregó que "también desde al año pasado hay otro convenio que ya está operativo con Uruguay, relacionado a la posibilidad de vincular a un paciente y receptor, independientemente de que país preceda, para cuando ocurre una emergencia en trasplante, especialmente en el hepático, con la obligación del país de devolver el órgano".

En este punto, Yedlin aclaró que "los órganos son un bien escaso; la procuración y donación tiene que ver con una actividad que no se puede comprar, no se puede conseguir, y está basada en el trabajo y voluntad de un país y en ese sentido hablamos de transparencia y seguridad, pero la donación de órganos argentinos son para los argentinos, más allá de que estos convenios están pensados para ayudarnos mutuamente".

En tanto, sobre la importancia del DONASUR, Soratti destacó que "este registro es importante porque contiene información oficial de donación y trasplante que garantiza la transparencia de estos procedimientos, asegurando la trazabilidad entre donante y receptor en nuestra región", y añadió que "esto implica registrar la actividad que en cada país se desarrolla y volverla común a todos los países del bloque y sus socios".

El titular del INCUCAI indicó que "en una segunda etapa, el registro va a garantizar la bioseguridad, es decir, todo lo relacionado a los aspectos médico biológico de los trasplantes".

Consultado por la práctica de trasplante de pulmón con donante vivo, Soratti señaló que "la Presidenta firmó un decreto incorporando el trasplante pulmonar con donante vivo entre los trasplantes que nuestra legislación acepta. Esto significa que con eso se elaboran las normas que regulan la habilitación de equipos de trasplantes para la realización de la práctica y los criterios de inclusión de donante receptor en los procedimientos".

Convenios de integración entre el INCUCAI y sus pares regionales

En el marco de las políticas de integración en materia de trasplantes, Argentina firmó en noviembre último un convenio con el Uruguay, por el que pacientes uruguayos que necesiten un trasplante de pulmón, de intestino o hepático pediátrico, pueden ser intervenidos en la Argentina con órganos procurados en su país.

El acuerdo, suscripto entre el Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Células, Tejidos y Órganos de la República Oriental del Uruguay (INDT) y el INCUCAI, establece entre otros puntos que pacientes uruguayos –ciudadanos naturales o legales, con residencia permanente en la República Oriental del Uruguay-, y que estén inscriptos en las listas de espera de dicho país, podrán ser operados en Argentina.

El convenio define además que para los casos de emergencia hepática pediátrica, pulmonar o urgencia intestinal, los pacientes uruguayos podrán recibir órganos procurados en nuestro país, y como contrapartida y en virtud del principio de reciprocidad, Uruguay deberá enviar un órgano equivalente.

En tanto, el convenio rubricado con Chile, el pasado 16 de marzo, establece entre otros puntos, que se elaborará una lista de espera común para pacientes pediátricos que se encuentren en situación de emergencia hepática.

A partir del acuerdo, se conformó una comisión mixta que trabajará en la elaboración de criterios clínicos de emergencia hepática comunes, con el fin de que los pacientes pediátricos de nacionalidad chilena y argentina con indicación de trasplante que se encuentren en esa situación clínica, sean inscriptos en la lista de espera de ambos países y participen en la distribución de órganos provenientes de donantes cadavéricos procurados en cualquiera de los dos países.

Fuente: Avanza el