El pleno del Parlamento Europeo, reunido en Estrasburgo (Francia), ha aprobado nuevas normas para mejorar el control de los medicamentos en la Unión. Éstas obligan a ampliar la información que reciben los pacientes sobre el uso y los efectos secundarios de los medicamentos.

La nueva legislación, que sólo necesita el visto bueno formal del Consejo para entrar en vigor, prevé la creación de páginas web donde los pacientes puedan consultar las características de los fármacos. Cada país deberá poner en marcha la suya antes de 2012.

Estos sitios web incluirán informes de evaluación y resúmenes sobre los medicamentos, así como prospectos con información más detallada para los pacientes. Además, la normativa contempla la posibilidad de que los consumidores informen a las autoridades de las reacciones adversas provocadas por los fármacos.

"Con 500 millones de habitantes, es mucho más fácil y rápido identificar una reacción adversa que trabajando sólo a nivel nacional", explicó la eurodiputada socialista británica Linda McAvan, ponente del informe ante la Eurocámara, en el debate celebrado sobre la cuestión.

Todos los medicamentos que deban ser sometidos a controles adicionales por contener un componente nuevo serán identificados con un símbolo negro en el prospecto seguido de la mención "este medicamento está sujeto a un seguimiento adicional" y de un texto explicativo. Las agencias competentes deberán proporcionar una lista con estos fármacos.

La información sobre las "sospechas de reacciones adversas" será remitida únicamente a Eudravigilance, una base de datos en la que se introducirá toda la información y que podrán consultar los países de la UE, la Agencia Europea de Medicamentos y la Comisión Europea, así como las empresas farmacéuticas, los profesionales de la salud y el público en general. La protección de datos personales estará garantizada.

En el plazo de dos años, el Ejecutivo comunitario se ha comprometido a presentar un informe sobre cómo mejorar, entre otras cosas, los resúmenes con las características de los productos y los prospectos.

Fuente:Europa quiere cambiar el sistema de farmacovigilancia | * | elmundo.es