La Seguridad Social española, un ejemplo a seguir, pese a los médicos mal pagados

Por Agencia EFE – 03/08/2010

Washington, 3 ago (EFE).- La Seguridad Social española es un ejemplo a seguir por sus "impresionantes mejoras en la salud", pero los médicos son los peor pagados de la UE, los que más trabajo tienen y los que menos tiempo pueden dedicar a sus pacientes, según un estudio de la Universidad de Providence (EEUU) publicado hoy.

El informe, coordinado por el director del departamento de Medicina de Familia de dicha universidad estadounidense, Jeffrey Borkan, menciona los retos que deberá afrontar a largo plazo la Seguridad Social española, como el aumento del coste sanitario y el incremento de pacientes.

El equipo de Borkan destaca que el sistema que promovió el acceso universal a la salud sufragado con los impuestos de los ciudadanos en España ha permitido "la coordinación de los equipos de atención primaria, la promoción de la salud, los tratamientos y el cuidado de la salud comunitaria".

Entre los beneficios, cita que ese sistema ha permitido "el aumento de la esperanza de vida y la reducción de la mortalidad infantil, con resultados mejores que los logrados en Estados Unidos".

En 2007, España gastó 2.671 dólares por paciente y dedicó el 8,5 por ciento de su Producto Interior Bruto (PIB) a la salud de los ciudadanos, mientras que EEUU empleó el 16 por ciento y no obtuvo los mismos resultados, agrega.

Por otra parte, "como todas las organizaciones sociales complejas, el sistema de salud español tiene limitaciones, deficiencias y problemas" que se han visto también en otros sistemas sanitarios, subraya el informe, que recomienda "flexibilidad" para afrontar los retos futuros.

Entre las dificultades destaca la "presión para proveer de un sistema universal de salud de alta calidad frente a los costes cada vez mayores y la dificultad para obtener recursos financieros".

Una presión que, según el informe, se ha visto incrementada por la crisis financiera y el aumento de la población, tanto la interna del país como por los inmigrantes, cada vez más envejecida, añade.

Como en muchos otros países occidentales, subraya que existe preocupación sobre el posible déficit de médicos de atención primaria en el futuro, después de la rápida expansión en una década.

España pasó de tener 50 médicos de medicina general por cada 100.000 habitantes en 1991 (una de las más bajas de la Unión Europea) a 100 profesionales en 2008, según sus datos.

Sin embargo, en comparación con la Unión Europea, afirma que los médicos españoles están entre los que menos cobran.

Según un estudio de 2004 del grupo NERA sobre el salario en siete países de la UE y cinco países occidentales de habla inglesa citado en el informe, los salarios de los médicos españoles son "sustancialmente más bajos".

Además, los médicos españoles tienen que enfrentarse a un número cada vez mayor de pacientes que acuden a urgencias en vez de dirigirse primero a los centros de atención primaria.

Entre otros motivos, el estudio apunta a "un fallo del sistema de atención de salud, incluyendo la educación del paciente", que recomiendan que se trate de "manera efectiva" para que a largo plazo no se traduzca en un aumento de los costes.

En cuanto a la atención a los pacientes, considera que el tiempo que dedican a cada uno es "insuficiente" y apuntan a que España está entre los países con menos tiempo de consulta de Europa.

El estudio, publicado en la revista Health Affairs, señala no obstante que la experiencia española puede ser valiosa para otros países que quieran acometer reformas en sus sistema sanitario.

"Las mejores prácticas, la soluciones y saber cómo funcionaba el sistema español desde dentro puede ayudar a otros países y regiones a emprender sus propios planes para la transformación de su sistema de atención médica", dice el estudio, que destaca la informatización de datos y la coordinación estatal y local como buenas prácticas.

En este sentido, añade que aunque otros países han experimentado una transformación, entre ellos el Reino Unido y Canadá, España "destaca como un caso de rápida innovación, con una transformación lograda en menos de una generación".

"La experiencia española ha demostrado que es posible convertir la atención primaria en parte de una transformación total de atención sanitaria, se llevó a cabo en un corto período de tiempo con inversiones modestas y aun así logró impresionantes mejoras de la salud de la población".

Fuente: epa - european pressphoto agency: La Seguridad Social espa