Carolina Clemente Valencia, 14 jul (EFE).- Médicos Sin Fronteras (MSF) ha denunciado hoy que seis meses después del sismo que asoló Haití el pasado 12 de enero las condiciones de vida del país "siguen siendo lamentables", pese a que la "primera acción de emergencia" se llevó a cabo con "bastante solvencia". Así lo ha asegurado en una entrevista a EFE el coordinador de Recursos Humanos de MSF en Haití, José Moya, quien ha participado hoy en la mesa redonda "Haití: seis meses después, rendición de cuentas", organizada por MSF en la sede de la Sala Cam-Llotgeta, donde ha estado acompañado por el médico de la organización Víctor Fernández.

"Todavía hay muchas necesidades en casi todos los niveles, de abrigo, de salubridad, de agua", ha lamentado Moya, quien ha añadido que MSF cubre dos tercios de las camas de los hospitales de Puerto Príncipe, si bien aún siguen existiendo "más necesidades".

"El Gobierno haitiano está pensando en volver a cobrar en los hospitales gubernamentales y en las condiciones que está la gente en Haití, sin trabajo, esto puede ser una catástrofe más", ha explicado Moya, quien volvió el pasado mes de junio del país caribeño tras más de cuatro meses en Haití.

La labor de MSF en Haití, según el médico Víctor Fernández, quien estuvo trabajando en el barrio de Carrefour-Feuilles (Puerto Príncipe), es sobre todo "asistencial" y de "atención primaria".

"Hemos organizado un dispensario de atención primaria, pese a que simplemente se trata de cuidados básicos, curas de pacientes y enfermedades crónicas", ha indicado el médico.

En su opinión, el tratamiento de las enfermedades crónicas es "fundamental" puesto que las personas deben tener "continuidad en los tratamientos" que ya existían con anterioridad al sismo, pero que quedaron desatendidas tras el mismo.

"Hay hipertensos allí como aquí, hay artrosis allí como aquí", ha agregado Fernández, para quien muchos de los problemas de salud en Haití, actualmente, se deben a las "malas condiciones de salubridad".

Por su parte, el coordinador de RRHH ha relatado que en Jacmel, una ciudad al sur de Puerto Príncipe en la que el sesenta por ciento de los edificios se vieron afectados por el terremoto, el hospital de referencia" de la ciudad "quedó fuertemente dañado".
"Pusimos en unas tiendas a los enfermos pero a los dos meses dispusimos unas estructuras semipermanentes", ha apuntado Moya, quien ha añadido que el próximo proyecto a largo plazo en Jacmel es "apoyar al Ministerio de Salud con componente médico humano y de medicamentos", con el fin de que el hospital sea de nuevo el "de referencia en la zona".

La organización MSF en Haití, compuesta por tres mil personas de las que 2800 son haitianas y 200 "internacionales", realiza, a juicio de Moya, otras labores "importantes no meramente de atención médica", como ha sido el apoyo psicológico a los haitianos.

"Gente que está sufriendo, que trabaja para las organizaciones allí instaladas, pero que luego se marcha a casa y vive en una tienda, que han perdido familiares o, incluso, con sus familiares siguen todavía entre los escombros", ha asegurado Moya.

Ha añadido que muchos de ellos manifiestan somáticamente síntomas de problemas psicológicos, debido a la dificultad de "adaptarse a su nueva situación".

Asimismo, ha resaltado que las imágenes divulgadas por los medios de comunicación "no llegan a captar todo el trasfondo de la realidad", la cual es, en su opinión, un conjunto de "imágenes, sensaciones, olores".

Fuente:
MSF asegura que las condiciones de vida en Haití siguen siendo lamentables - ABC.es - Noticias Agencias