India: ECG a sólo 16 centavos de euro-noticia-ecb-barato-india.jpg

Tecnología para la India, fabricada allí y empleando materiales mayoritariamente 'autóctonos'. Siguiendo esta premisa, GE Healthcare ha lanzado en la nación asiática un electrocardiograma (ECG) por 25.000 rupias (algo más de 420 euros). Cada prueba para analizar la actividad eléctrica del corazón cuesta 0,16 euros: la mitad del precio habitual en ese país. El objetivo principal es difundir su uso entre los médicos de Atención Primaria y llegar a más pacientes.

El dispositivo MACi es portátil y funciona con batería, lo que permite transportarlo hasta las zonas más rurales, sin necesidad de que las mismas cuenten con electricidad. Ofrece la posibilidad de registrar un solo canal o tres a la vez y, con una autonomía de tres horas, puede realizar 500 pruebas o 250, respectivamente, sin necesidad de enchufarlo a la red.

Con un kilo de peso, este nuevo ECG -que viene a sustituir a uno de similares características ya implantado en la India (MAC 400)- está preparado para utilizarse con eficiencia y sencillez en situaciones 'adversas', como las que se encuentran en áreas con temperaturas muy altas y con una presencia importante de partículas de polvo.

"Es muy fácil de manejar, habrá que dar algunas directrices a los que lo utilicen pero no es necesario que sean cardiólogos. Además, si tienen dudas a la hora de interpretar los resultados se los pueden enviar a un experto por Internet", apunta a ELMUNDO.es V. Raja presidente de GE Healthcare en la India.
"Aquí, un médico de familia puede ver unos 100 pacientes diarios; de ellos, unos cinco o seis tienen trastornos cardiacos [...] Si un 20% de los 300.000 especialistas de Primaria utilizara nuestro ECG, el logro ya sería muy importante", añade.

En un entorno de carencias sanitarias

Por el momento, este nuevo dispositivo sólo se va a comercializar en la India pero no se descarta que, en un futuro, pueda llegar a otros países en vías de desarrollo. Se trata, en fin, de salvar vidas gracias al diagnóstico y la identificación de síntomas que, en un entorno de carencias sanitarias, pueden pasar desapercibidos.

"Medir la actividad eléctrica del corazón a través de un ECG es el primer paso para examinar a un paciente sano o con enfermedad cardiaca", subraya R.R. Balaji, director del área de Cardiología de GE Healthcare en Asia del Sur, en declaraciones a 'India Technonline'.


Cada vez son más los productos de este tipo que se diseñan y venden en y para países en vías de desarrollo. Las grandes compañías saben que en estas naciones existe una gran carencia y son muchas las posibilidades comerciales.

Eso sí, nunca deben olvidarse las necesidades básicas y las capacidades reales de los sistemas sanitarios. De hecho, en este caso GE ofrece distintas formas de financiación de su producto que, por ejemplo, puede adquirirse por plazos y sin costes adicionales.

Fuente:
Interstitial - Noticia