• EEUU se ha reunido con los países de la Organización de la Conferencia Islámica
  • La salud materno-infantil sigue siendo una asignatura pendiente en estos estados

Mortalidad materna en las naciones islámicas-1274168349_0..jpg
Dos mujeres afganas con burka y un niño en Kabul

GINEBRA.- Los países islámicos, donde vive la mitad de las más de 400.000 mujeres que mueren al dar a luz cada año en todo el mundo, han prometido reducir la mortalidad materna, según ha anunciado la secretaria de Salud de Estados Unidos, Kathleen Sebelius.

Coincidiendo con la asamblea anual de ministros de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la secretaria estadounidense ha mantenido conversaciones a puerta cerrada con los responsables de Salud de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI), formada por 57 estados musulmanes.


En estas reuniones, mantenidas al margen de la asamblea de la OMS, Sebelius también ha discutido la necesidad de garantizar los derechos de la mujer en estas naciones.


La reducción de la mortalidad materna e infantil, dos de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, está siendo lenta e insuficiente en algunas regiones, tal y como ha recordado la directora general de la OMS, Margaret Chan.


"La mitad de las muertes maternas se dan en países de la OCI. Estamos concentrados en trabajar juntos en esas metas [...], que están muy rezagadas", ha declarado Sebelius a Reuters. "Fueron muy receptivos y [se mostraron] ansiosos por trabajar en la erradicación de la polio, construir sistemas sanitarios y mejorar la salud materno-infantil.


El peor sitio para ser madre

El Gobierno de Barack Obama está intentando forjar relaciones más cercanas con los países islámicos, sobre todo con aquellos que combaten a los militantes islamistas, pero enfrenta críticas internas por mantener vínculos con naciones donde las mujeres no tienen los mismos derechos que los hombres.

Afganistán, una de las naciones con las que colabora EEUU, es el peor país para ser madre, según un informe de Save the Children.


Durante su discurso en la reunión de la OMS, Sebelius dijo que la Iniciativa de Salud Global de Obama, que fue anunciada este mes y contempla 63.000 millones de dólares en seis años, expandiría los programas en los países más pobres del mundo.


Uno de sus principales objetivos es reducir la mortalidad infantil y mejorar la salud materna, sostuvo. El programa busca incrementar la seguridad de los embarazos y los partos y aumentar la disponibilidad de servicios de planificación familiar y salud reproductiva.


Progresos insuficientes

Unos 8,8 millones de niños murieron antes de cumplir cinco años

"Pese a que se lograron algunos avances, las madres y los niños siguen muriendo en niveles perturbadores. No es que no sepamos cómo salvar estas muertes. Tenemos intervenciones basadas en evidencias que sabemos que pueden mejorar la salud materno-infantil", aseveró Sebelius.


La capacidad de las mujeres de acceder a servicios e información de salud también afecta la salud y estabilidad de sus comunidades, agregó.

La ministra de Salud española, Trinidad Jiménez, hablando para la Unión Europea, se lamentó de que la mejoría de la salud materno-infantil, sobre todo la salud sexual y reproductiva, estuviera "descarrilando".

Del gran número de niños menores de cinco años y mujeres embarazadas que murieron el año pasado, "la mayoría de las muertes se debió a la carencia de prevención y tratamientos básicos", dijo Jiménez

Fuente:
Las naciones islámicas lucharán contra las muertes maternas | elmundo.es salud