• El ensayo ha durado diez años y ha sido llevado a cabo en 13 países
  • Los autores recomiendan futuras investigaciones para obtener datos concluyentes




MADRID.- Los primeros depecionados han sido, seguramente, los científicos que han llevado a cabo la investigación. Porque tras liderar el mayor estudio llevado a cabo hasta la fecha sobre el uso de movil y su posible asociación con el cáncer de cerebro sus datos, de nuevo, no son concluyentes.
No les ha quedado, por tanto, más remedio que "zanjar" las conclusiones de la investigación con una invitación a la realización de futuros ensayos que vuelvan a evaluar los posibles efectos a largo plazo en la salud del uso muy frecuente de celulares.


Cristobal Velda, médico adjunto de Oncología Médica del Hospital Universitario La Paz de Madrid, destaca a ELMUNDO.es que "el estudio es muy complicado y de difícil interpretación. Lo fundamental es que, hasta hoy, es la investigación más grande llevada a cabo, tanto en número de pacientes como en años de estudio".
El estudio Interphone, realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 13 países distintos desde 2000, ha estado liderado por Elizabeth Cardis, del Centro de Investigación de Epidemiología Ambiental (CREAL), en Barcelona. Un total de 21 científicos internacionales han participado en su elaboración y desarrollo.
Su realización ha sido llevada a cabo a instancias de la Agencia Internacional de Investigación Sobre el Cáncer (IARC) que coordinó un estudio de viabilidad en 1998 y 1999, el cual concluyó que sería viable e informativo realizar un ensayo internacional sobre la relación entre el uso del teléfono móvil y el riesgo de sufrir un tumor cerebral.


En la nueva investigación, realizada en Australia, Canadá, Dimarca, Finlandia, Francia, Alemania, Israel, Italia. Japón, Nueva Zelanda, Noruega y Suecia, han participado más de 13.000 personas, de entre 30 y 59 años, "la media de edad en la que se espera un mayor uso del movil durante los cinco a dieza años previos al inicio del ensayo", se comenta en el trabajo, publicado en la última edición de 'International Journal of Epidemiology'.



Los autores analizaron a los pacientes diagnoticados de gliomas (tipo de neoplasia que se produce en el cerebro o en la medula espina) o meningiomas (tumor cerebral usualmente benigno) durante los dos periodos de estudio llevados a cabo: 2000 y 2004. Finalmente, y durante el periodo de análisis, los científicos contaron 3.115 pacientes con meningiomas y 4.301 casos de gliomas, así como 14. 354 personas que formaron el grupo control. No obstante, los investigadores pudieron realizar finalmente entrevistas a 2.425 pacientes con tumores beningnos y a 2.765 con tumores malignos. "Entre los casos de meningiomas un 24% era hombres y un 76%, mujeres. Los pacientes con gliomas fueron un 60% varones y un 40%, féminas", documenta el trabajo.


Tras llevar a cabo entrevistas sobre el uso de móvil, los científicos determinan que "en conjunto, no parece existir un incremento de riesgo para los dos tipos de tumores estudiados asociado al uso de celulares. Los datos sugieren que para los grandes usuarios de celulares parece existir un aumento de las posibilidades de padecer gliomas, y en menor medida meningiomas. Sin embargo, estos resultados pueden deberse a problemas de metodología del estudio, por lo que los datos no son concluyentes", comentan los autores.


Para el doctor Velda, los propios investigadores "son los que aclaran las limitaciones de su trabajo a lo largo del ensayo. Los resultados constatan que no podemos relacionar el uso de moviles con mayor riesgo de cáncer cerebral y que habrá que seguir investigando. Pese a años de investigaciones, no existe evidencia sólida entre el uso de celulares y más posibilidades de desarrollar tumores cerebrales por lo que habrá que esperar a nuevos ensayos". Ricardo Díez Valle, neurocirujano de la Clínica Universitaria de Navarra, este "trabajo que surge ante la evidencia de pequeños estudios que relacionaban el uso de celular con más riesgo de cáncer de cerebro es un proyecto que tiene detrás una gran inversión y muchos años de estudio y que realmente no ha servido para confirmar nada".


Cree, además, que lo más importante es seguir las recomendaciones de los auores que "instan a llevar a cabo estudios con poblaciones más jóvenes y con más horas de uso de móvil. Al fin y al cabo lo que ellos llaman grandes usarios son los que lo emplean media hora al día, y este tiempo es muy poco. Lo que sucede es que el trabajo se inició en 2000. Por este motivo ahora proponen estudiar los efectos de los celulares en personas que lo usa más de media hora diarias".


Fuente:El mayor estudio sobre móviles y cáncer de cerebro también es inconcluyente | elmundo.es salud