Avita Medical, una compañía de medicina regenerativa con sede en el Reino Unido, ha puesto a la venta un kit para la aplicación de una solución de células de piel obtenidas por biopsia que, rociada sobre quemaduras, ayuda a que la piel se regenere.

Esta solución –que se aplica con un spray - podría sustituir a los tratamientos clásicos para estos casos: los injertos de piel tomada de otras zonas del cuerpo.

Las células utilizadas para el spray son células madre de la epidermis, y resultan válidas para curar quemaduras de segundo grado, en las que las dos capas superiores de la piel están dañadas pero el tejido subcutáneo aún está intacto. Las quemaduras de tercer grado, de mayor gravedad, aún necesitan el uso de injertos de piel.

El spray, cuyo uso ya está aprobado en algunos países, ha despertado el interés del Ejército de los Estados Unidos, que ya está financiando pruebas con más de 100 pacientes.

Más información
Crean un spray de células madre que cura las quemaduras de segundo grado | Noticias | Tendencias 21