Expertos italianos han estudiado el funcionamiento de la proteína p21 en el desarrollo de la leucemia y creen que este análisis puede ayudar a crear nuevas terapias que permitan combatir la enfermedad.

El profesor Pier Giuseppe Pelicci y sus colegas del Instituto Europeo de Oncología de Milán analizaron cómo el p21 ayuda a que las células madre causantes del cáncer puedan sobrevivir. Según explican, la leucemia (cáncer hematológico) se alimenta de células madre cancerosas raras que pueden dividirse asimétricamente para producir más células madre cancerosas. Esto quiere decir, según los expertos, que las mismas células madre cancerosas pueden volver a causar cáncer.

Pelicci y sus colegas han estudiado que los oncogenes (responsables de la transformación de una célula normal en una maligna) asociados a la leucemia desencadenan daños del ADN en células madre de la sangre. Así, el p21 actúa impidiendo temporalmente la proliferación de células madre cancerosas, con lo que les da tiempo para que se recuperen del daño.


La mayoría de las terapias contra el cáncer están centradas en destruir las células cancerosas que se dividen rápidamente y no están pensadas para suprimir células madre cancerosas que se dividen más despacio y que puedan estar presentes, agregan.


De esta manera, los científicos creen que el p21 puede ser un blanco viable contra el cáncer, ya que si se bloquea el p21, las células de la leucemia de lenta proliferación deberían eventualmente morir o quedar exhaustas.-

FUENTE