Más de 80.000 pollos serán sacrificados en Hong Kong debido al descubrimiento de un foco de gripe aviaria en la Región Administrativa Especial (RAE), el primero en casi seis años, anunciaron este martes las autoridades sanitarias.

"Descubrimos unos 60 pollos muertos en ese criadero. Después de una serie de exámenes, pudimos confirmar que las aves murieron del virus H5", declaró a los periodistas el secretario de Salud, York Chow.
Por el momento se ignora si se trata de la cepa altamente patógena H5N1.


Este foco, descubierto en los Nuevos Territorios, como se conoce al norte de la isla de Hong Kong, en la frontera con China, es el primero desde comienzos de 2003.


"Hong Kong se enfrenta a una nueva alerta por la gripe aviaria", declaró York Chow.


Debido a las medidas preventivas instauradas por el gobierno, toda la producción de los criaderos de la RAE se suspenderá durante 21 días, así como las importaciones de pollos.


En Hong Kong se produjo la primera epidemia de gripe aviar que afectó a seres humanos en el mundo, que causó la muerte de seis personas en 1997.