Lograron el primer embarazo por vitrificación de óvulos

La técnica permite conservarlos en frío, con una tasa de recuperación del 95%

Por Sebastián A. Ríos
De la Redacción de LA NACION

Una mujer de Villa Mercedes, provincia de San Luis, es la primera argentina en lograr un embarazo gracias a la vitrificación de óvulos. Esta moderna técnica permite conservar los óvulos a -196°, pero ofrece unas tasas de viabilidad mucho más altas que las actuales técnicas de congelamiento.

"Las técnicas de congelación lenta ofrecen unas tasas de sobrevida de los óvulos de entre el 40 y el 50%, mientras que con la vitrificación entre el 90 y el 95% de los óvulos sobrevive al posterior proceso de descongelamiento", dijo a LA NACION la licenciada Sabrina De Vincentiis, directora del Laboratorio de Embriología de Seremas, centro de fertilización asistida donde se realizó el procedimiento.

La elevada tasa de sobrevida de los óvulos que son sometidos a la vitrificación hace de esta técnica una herramienta sumamente útil para preservar la fertilidad en distintos escenarios.

"La vitrificación es útil para mujeres con cáncer que deben ser sometidas a quimioterapia o radioterapia, que muy probablemente se curarán pero quedarán con problemas de fertilidad; o para mujeres que deciden demorar la maternidad por cuestiones profesionales", comentó el doctor Santiago Brugo Olmedo, director médico de Seremas.

El caso de la mujer de Villa Mercedes que logró el embarazó gracias a la vitrificación escapa a los dos grupos mencionados. La mujer, de 36 años, llevaba 5 años buscando quedar embarazada.

"Su respuesta ovárica no era muy buena y su marido tenía poca cantidad de espermatozoides -relató Brugo Olmedo-. Realizamos un tratamiento de estimulación ovárica y obtuvimos 6 óvulos, pero los estudios mostraron que su endometrio, que es donde debían alojarse los futuros embriones que iban a resultar de una fertilización asistida, no presentaba signos de buen crecimiento."

El equipo médico decidió entones ofrecer la posibilidad de vitrificar los óvulos, para diferir la fertilización asistida y la posterior implantación de los embriones resultantes. La pareja aceptó y se vitrificaron 5 óvulos (el sexto no estaba suficientemente maduro).

"Cinco meses después se desvitrificaron los óvulos y se realizó una inyección de los espermatozoides [en los óvulos, método de fertilización asistida denominado ICSI], que dio como resultado tres embriones -contó De Vincentiis-. Estos fueron transferidos al útero, que entonces se encontraba en perfectas condiciones."

Actualmente, la mujer cursa en Villa Mercedes la semana 13 de su embarazo.

fuente