A partir de diciembre de este año, quedará prohibida la producción y comercialización de alimentos que contengan grasas trans. También se reforzarán las políticas para desalentar el consumo de alimentos no saludables.

Argentina se convertirá en un país libre de grasas trans, ya que quedará prohibida la producción y comercialización de alimentos que contengan estos componentes. Así lo confirmó el viceministro de Salud de la Nación, Eduardo Bustos Villar, después de participar de una asamblea en Naciones Unidas en la que se analizaron los avances en materia de control y prevención de enfermedades no transmitibles.

“Al prohibir la producción y comercialización, Argentina se convertirá en el país líder en el mundo en la regulación de estos componentes presentes en distintos productos, como las harinas y aceites vegetales, y que desencadenan las obstrucciones arteriales”, explicó Bustos Villar. Tras su estadía en la sede de la ONU en Nueva York, el funcionario adelantó que también se reforzará la regulación para desalentar el consumo de alimentos no saludables en el país.

Las grasas trans se forman cuando el aceite líquido se convierte en una grasa sólida, añadiendo hidrógenos, lo que permite incrementar la vida útil de los alimentos. De esta manera se producen aceites y grasas para freír, muy útiles para la elaboración de alimentos procesados: papas fritas, snacks, harinas y galletitas, entre otros. Estudios recientes confirmaron que este tipo de grasas son nocivas, ya que elevan el colesterol LDL y los triglicéridos.


Necesidad de políticas globales
Por otra parte, Bustos Villar remarcó que “la obesidad es uno de los problemas y desafíos que enfrentan todos los países del mundo y requerirá políticas públicas integrales más enérgicas tanto a nivel nacional como regional y global”. En este sentido, el viceministro de Salud instó a los países miembros de la ONU a “implementar políticas que incluyan claramente la regulación de la publicidad de alimentos”.

Durante el encuentro que se realizó en la sede de la ONU, las autoridades argentinas también se manifestaron a favor de desplegar acciones dirigidas a promover el consumo racional de azúcar, a propiciar medidas para reducir la ingesta de alimentos no saludables y a promover la actividad física, factores ligados al desarrollo en enfermedades no transmitibles que causan el 60% de las muertes.

Asimismo, el funcionario argentino señaló que se debe trabajar en la “prevención y detección precoz del deterioro neurocognitivo, que se expresa en depresión, demencias y otras patologías derivadas del aumento de la expectativa de vida de los adultos mayores. Si no lo hacemos, estaremos perdiendo una oportunidad inmejorable para combatir los males que afectan a nuestros pueblos desde el siglo pasado, pero que constituyen en el siglo XXI una verdadera epidemia.

Fuente: A partir de diciembre, no se venderán más alimentos con grasas trans - Salud.com.ar
Adaptado por el equipo editorial de Mancia.org