Un laboratorio francés (Sanofi) cedió al Conicet unas 2000 moléculas para monitorear la toxicidad de cultivos de Trypanozoma cruzi.

Las mismas serían para la realización de nuevos ensayos y monitoreos de toxicidad en cultivos de Trypanozoma cruzi.
Esto se suma al convenio original firmado en 2011, mediante el cual el laboratorio francés cedió una genoteca de 300 moléculas a un equipo de investigación del Instituto de Biología Molecular y Celular de Rosario (IBR-CONICET/UNR) para la generación de compuestos que actúen sobre la enfermedad conocida como `Mal de Chagas-Mazza´.
Además se estipuló un plazo de consecución de 12 meses y una contribución económica por una suma total de $225.000 por parte de la compañía francesa.

La enfermedad de Chagas-Mazza, causada por el parásito Trypanosoma cruzi, es una de las patologías menos atendidas a nivel mundial pese a ser la mayor causa de miocarditis infecciosa. Los tratamientos empleados hasta la actualidad presentan resultados variables -según la fase de la enfermedad, dosis, duración del tratamiento, edad del paciente, lugar de residencia- y efectos secundarios no deseados.

COOPERACIÓN CLAVE
El titular de la cartera de Ciencia reflexionó sobre la importancia que tiene la cooperación con Francia y con Sanofi como "una tarea que está en la base de la creación de nuestro Ministerio. Se trata de volver al concepto de la ciencia preocupada por el otro reforzando la noción de ciencia básica inspirada en el uso y en el compromiso social". Barañao expresó además que "lo que celebramos en este evento es una alianza estratégica que nos permite contribuir a la salud pública con un fuerte componente de cooperación internacional y empresarial".

A su turno, el presidente del CONICET, Dr. Roberto Salvarezza, subrayó "seguimos potenciando la relación con Sanofi hacia un punto clave como es la transferencia de conocimiento hacia la sociedad". Además destacó que "en este tipo de enfermedades, en las cuales el punto central no es el valor económico sino la salud pública, es donde tenemos que hacer una apuesta muy importante".

Al respecto, el director médico de Sanofi, Cristian Von Shulz, afirmó que desde la compañía "queremos generar nuestra impronta, ser percibidos como socios en salud y estar integrados en los problemas de salud pública de la Nación".

Por su parte, el embajador Cassa se mostró satisfecho al expresar que "Francia y Argentina cooperan intensamente en los campos de la medicina y la investigación en ciencias de la salud".

Fuente: Harán nuevos ensayos médicos contra el Mal de Chagas - lanacion.com *
Adaptado por el equipo editorial de Mancia.org