Un equipo de científicos estadounidenses desarrolló una técnica para obtener células hepáticas funcionales a partir de células de la piel.

Gracias al trabajo de un grupo de investigadores de la Universidad de California, en conjunto con los Institutos Gladstone, se logró demostrar que es posible obtener células hepáticas maduras y funcionales a partir de otras células previamente diferenciadas.

Hace años que científicos intentaban buscar una forma de transformar células de la piel en otros tipos celulares funcionales maduros. Se había intentado utilizar este método para conseguir neuronas, células cardíacas y pancreáticas; sin embargo, esto no había sido posible.


En estudios anteriores se había buscado llevar las células de la piel a estadíos más indiferenciados similares a células madre, para luego convertirlas en células hepáticas. Ante el fracaso de estos experimentos, la solución propuesta fue reprogramar las células de la piel a estadíos intermedios en su diferenciación.


Uno de los autores, Saiyong Zhu, explicó que "en lugar de reprogramar las células a un estado embrionario, nos quedamos a mitad de camino. Así, generamos células similares a las endodérmicas, y pudimos obtener un gran reservorio de células que podrían ser inducidas a convertirse en células del hígado más fácilmente".

Alcanzado este objetivo, los investigadores descubrieron una serie de genes y compuestos que pueden transformar estas células "intermedias" en células hepáticas funcionales. Las mismas fueron transplantadas en el hígado de ratones, que varios meses después fueron monitoreados, mostrando que estas células habían podido regenerar parte del tejido hepático.

Sin duda estos resultados ofrecen una nueva esperanza a millones de personas que sufren o están en riesgo de sufrir insuficiencia hepática, una condición que puede terminar en la pérdida irreversible de la función de este órgano.

Fuentes:
Joint Gladstone-UCSF study highlights novel reprogramming method; offers new hope for treating liver failure.
Fabrican c?lulas hep?ticas listas para su uso cl?nico - ABC.es