La propuesta recibió 86 votos a favor, 44 en contra y 12 abstenciones. Se convierte en el segundo país en hacerlo después de Holanda. Socialdemócratas y democristianos se han enfrentado en el debate. La ley permitirá la eutanasia infantil en casos muy restringidos.

Bélgica se ha convertido este jueves en el segundo país, después de Holanda, que despenaliza la eutanasia a menores, con la aprobación en el Parlamento federal de la ampliación de la ley que regula la muerte asistida.


La ampliación de la normativa, en vigor desde 2002 para los adultos, prevé que niños y adolescentes podrán optar a la eutanasia en supuestos muy restringidos, cuando padezcan un "sufrimiento físico insoportable y su muerte a corto plazo sea inevitable". Según las encuestas, la medida cuenta con el apoyo del 74% de los belgas.


La propuesta recibió 86 votos a favor, 44 en contra y 12 abstenciones. Durante la votación, un hombre que estaba en la tribuna del público comenzó a gritar "asesinos" y fue expulsado de la sala. A diferencia de Holanda, donde solo se puede recurrir a la muerte asistida a partir de los 12 años, en Bélgica no se establece una edad mínima, sino que se incluye la noción de "capacidad de discernimiento" del menor. La propuesta había sido ya aprobada por el Senado el pasado diciembre.


Ni los llamamientos de la Iglesia Católica belga, que desde el primer momento se opuso a la normativa, ni la movilización en contra en la última semana de más de 160 pediatras, modificaron el sentido de un voto cuya aprobación se daba por sentada. Los grupos políticos del Parlamento han decidido no imponer una disciplina de voto, al tratarse de un tema relativo a las convicciones personales, por lo que dejaron a sus miembros libertad para pronunciarse.


Con la aprobación del Parlamento ya solo faltará que el rey Felipe refrende la medida, lo que convertirá a Bélgica en el segundo del mundo, después de Holanda, en permitir la eutanasia infantil.


En Europa, la eutanasia activa (con asistencia médica) está despenalizada, además de en Bélgica, en Holanda, Luxemburgo y Suiza. La cifra de eutanasias practicadas en Bélgica alcanzó un récord histórico en 2012, con un total de 1.432 casos, un 25% más que en el año precedente, según datos de la Comisión Federal de Control y de Evaluación de la Eutanasia.


La mayoría de los grupos políticos reconocieron que la eutanasia infantil es una cuestión dolorosa y cruel sobre la que nadie quiere decidir, pero coincidieron que es necesario hacer frente a esta realidad social y aseguraron que en Bélgica se ha reflexionado ampliamente sobre la medida.

Fuente: El Parlamento de Bélgica despenaliza la eutanasia infantil - RTVE.es