El CERN, el Centro Europeo de Investigación Nuclear, cumple este año su 60 aniversario y sigue batiendo records. Diseñó el primer escáner PET, la primera pantalla de ordenador táctil y, ahora, prueba en un hospital francés un nuevo aparato de mamografías que podría adelantar dos años la detección de cánceres de mama

El nuevo equipo para realizar mamografías que ha diseñado el CERN combina dos tecnologías de vanguardia, porque realiza, a la vez, una ecografía especial de la mama usando ultrasonidos de alta velocidad y, además, un escáner PET (la tomografía por emisión de positrones), que mejora el diagnóstico y reduce la cantidad de radiación que recibe el paciente.


Y el avance en la práctica puede ser muy importante, porque se podría detectar un cáncer de mama dos años antes que con los aparatos actuales y, por lo tanto, la paciente afectada podría adoptar ya medidas preventivas con 24 meses de antelación.


Además, según acaba de explicar en Madrid el director científico del CERN, el italiano Sergio Bertolucci, este revolucionario mamógrafo ya está siendo probado en un hospital francés y puede estar listo en el plazo de un año.


El desarrollo de este nuevo mamógrafo permite detectar lesiones en la mama hasta cuatro veces más pequeñas del límite actual. Y "esto podría adelantar dos años el diagnóstico del cáncer" -ha advertido con evidente satisfacción Sergio Bertolucci-. "El dispositivo está siendo ensayado en pacientes en Marsella (Francia) y podría estar disponible dentro de un año".


Otra aplicación médica en el tratamiento contra el cáncer, derivada del CERN, son nuevos aparatos que emplean una forma de radiación que permite atacar tumores no operables, por ejemplo por la complejidad de su ubicación, como pueda ser la base del cerebro. Ya hay cuatro de estas máquinas funcionando en Europa.

Fuente: El CERN prueba un mamógrafo capaz de detectar un cáncer dos años antes