El hecho sucederá en España, como parte de un plan para reforzar el código de buenas prácticas farmacéuticas. Se han adherido 217 laboratorios, lo que representa más del 95 por ciento del sector.


El objetivo es impedir que los laboratorios premien con regalos o el pago de viajes a médicos y farmacéuticos. Así, están prohibidos todo tipo de obsequios en efectivo o especie. Sólo se pueden regalar objetos de uso profesional para la práctica medica o farmacéutica o artículos de escritorio, pero siempre que su valor no supere los 10 euros.

El endurecimiento del código elaborado por Farmaindustria entró en vigor el pasado 1 de enero y tiene un plazo máximo de aplicación de seis meses, lo que significa que el 30 de junio es la fecha tope para que los laboratorios pongan en marcha las variaciones aprobadas.

Entre las novedades introducidas está que el lugar de celebración de una reunión científica no podrá ser turístico o estar relacionado de forma directa a actividades lúdicas, recreativas o deportivas. Asimismo, el contenido científico de esas reuniones tendrá que ocupar al menos el 60 por ciento de cada día. Tampoco se permitirá que los profesionales vayan acompañados, incluso aunque estos se paguen los gastos. Si el encuentro lo promueven entidades que sí aceptan a los acompañantes, la industria farmacéutica no colaborará en la organización de esos eventos. Otro punto del código deja claro que, a excepción de casos justificados, los laboratorios no pagarán a médicos o farmacéuticos a través de terceros.
Igualmente, de forma excepcional se podrán regalar tarjetas de memoria que tengan un contenido científico y profesional de índole promocional, informativo o formativo, pero siempre que su precio de venta en el mercado no rebasa los 10 euros.

Estas normas son de obligado cumplimiento para todos los que las han suscrito, tanto los socios de Farmaindustria como algunos laboratorios que no forman parte de la patronal, pero se han adherido voluntariamente. El plazo para su puesta en marcha finalizará el 30 de junio.


De garantizar que el código se cumple se encarga la unidad de Supervisión Deontológica (USD), un organismo externo vinculado a Farmaindustria. La citada unidad dispone de capacidad sancionadora cuando se vulneran las pautas que marca el código ético.

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, Javier Tudela, en declaraciones realizadas ayer a este periódico, afirmó que está a favor de que no se hagan regalos y de mejorar la imagen de los laboratorios. Tudela recordó que la Ley de Garantías y Uso Racional del Medicamento, aprobada en 2006, prohíbe taxativamente la entrega de regalos o beneficios a los prescriptores (médicos) y dispensadores (farmacéuticos) de medicinas. Igualmente, esa normal legal reguló las visitas que hacen los profesionales de los laboratorios a médicos y boticarios. Así, esas visitas, y siempre con el visto bueno del director del centro sanitario, deben hacerse fuera del horario consultas y en una sala habilitada para ello.

"Tanto facultativos como farmacéuticos tenemos prohibido aceptar regalos. Estoy de acuerdo con esa prohibición", señaló Tudela.
Añadió que las farmacias tampoco pueden recibir bonificaciones por la compra de un determinado producto.
Tudela indicó que lo que ha hecho Farmaidustria es reforzar su código de buenas prácticas para dejar claras a los laboratorios las pautas de conducta que tienen que seguir para evitar cualquier tipo de comportamiento sospechoso.

Fuente:La industria farmac?utica proh?be regalos que superen los 10 euros. SUR.es
Adaptado por el equipo editorial de Mancia.org