Mediante el uso de resonancia magnética, unos investigadores alemanes hallaron que la actividad en el núcleo accumbens era más alta después de recibir comentarios sociales positivos en las personas que eran usuarias ávidas de la red social de internet.
El efecto facebook en nuestros cerebros-facebook-addiction-pill.jpg
Estos hallazgos pueden llevarnos a pensar en varias direcciones: la primera es la de teorizar que tan profundo está calando facebook en nosotros, si es una influencia positiva realmente en nuestra forma de percibir al mundo y sobre todo las relaciones humanas que forjamos en él. También nos puede llevar a pensar en el problema de la "adicción a facebook", término peligroso ya que no estamos hablando de una sustancia física capaz de generar tolerancia, dependencia o abstinencia per se, aunque sin duda modifica la conducta de aquellos que la usan varias horas (no necesariamente tiene que ser algo malo, claro). La otra dirección, la que dieron los investigadores de este estudio, es la de seguir explorando el nucleo accumbens y su complejo papel en el funcionamiento de nuestro cerebro.

"Como seres humanos, hemos evolucionado para preocuparnos por nuestra reputación. En el mundo de hoy en día, una manera de gestionar nuestra reputación es mediante el uso de las redes sociales de internet como Facebook", comentó el autor del estudio, Dar Meshi, investigador postdoctoral de la Universidad Freie de Berlín. "Nuestro estudio revela que el procesamiento de las ganancias sociales de la reputación en el núcleo accumbens izquierdo predice la intensidad del uso de Facebook de los individuos. Estos hallazgos extienden nuestro conocimiento actual de la función del núcleo accumbens en la medida en que está relacionado con la conducta humana compleja".


El estudio, publicado en la edición actual de la revista Frontiers in Human Neuroscience, contó con 31 personas. Se preguntó a los participantes sobre el uso que hacían de Facebook, incluido cuántos amigos de Facebook tenían y cuánto tiempo pasaban en la red social de internet cada semana. El uso que hacían de Facebook los miembros del grupo variaba en gran medida.
Aunque se realizó un escáner de su cerebro, también se realizó una entrevista grabada en video a los voluntarios. Les dijeron hasta qué punto eran valorados por las otras personas, y también vieron lo que las personas pensaban de otro voluntario. El grupo también llevó a cabo una tarea con cartas para ganar dinero.
El estudio mostró que los que recibieron comentarios positivos experimentaban una activación más fuerte del núcleo accumbens que los que vieron cómo otra persona recibía el comentario positivo. Esta diferencia era mayor o menor en función de la intensidad del uso que hacía esa persona de Facebook. Los investigadores indicaron que la tarea con cartas para ganar dinero no sirvió para predecir el uso de la red social.

"Nuestros hallazgos que relacionaban el uso de las redes sociales con la respuesta individual del sistema de recompensa del cerebro podrían también ser relevantes para la investigación futura tanto en materia de educación como en la clínica".

Añadieron que, no obstante, sus hallazgos no determinaron si los comentarios positivos de las redes sociales atraían a las personas a estos sitios web o si el uso a largo plazo de estos sitios web alteraba el modo en que el cerebro procesa estos comentarios.


Fuente: Relacionan el uso de Facebook con el centro de recompensa del cerebro: MedlinePlus
Frontiers in Human Neuroscience, news release, Aug. 29, 2013.
Adaptado por el equipo editorial de Mancia.org