Un compuesto antibiótico completamente nuevo fue extraído de un microorganismo marino que se encuentra en los sedimentos de la costa de California.
El descubrimiento de nuevos antibióticos es un evento poco común y muy celebrado hoy en día, en tiempos de resistencia creciente a los mismos. Sin embargo, sacando las modificaciones y nuevos agregados a las familias ya existentes, el campo de los antibióticos está relativamente estancado en relación a otros progresos farmacológicos. En los últimos 50 años, sólo cuatro nuevas clases de antibióticos se han introducido en el mercado con un impacto moderado, por lo que la aparición de nuevas alternativas pueden representar un avance en materia de salud pública.

Por eso es prometedor lo que los científicos estadounidenses afirman sobre el nuevo compuesto, llamado anthracimycin: parece ser eficaz para combatir al complicado SAMR y al ántrax. Creen, además, que la estructura química única del compuesto podría dar lugar a una nueva clase de antibióticos.

El nuevo y poco común compuesto antibiótico se extrajo de un microorganismo marino denominado Streptomyces sp. Forma parte del género más extenso de actinobacterias y estas se encuentran predominantemente en suelos y en la vegetación descompuesta. Así mismo, las especies de esta producen numerosos antibióticos de uso clínico como estreptomicina, ácido clavulánico, neomicina y cloranfenicol, entre otros. Por otra parte, en los últimos años, el Streptomyces spp ha sido objeto de investigaciones en biotecnología para la producción de proteínas recombinantes humanas.


La verdadera importancia de este trabajo es que el anthracimycin tiene una estructura química nueva y única. El descubrimiento de compuestos químicos completamente nuevos es bastante raro. Este descubrimiento se une a hallazgos previos que mostraban que las bacterias marina son genética y químicamente únicas”, dijo William Fenical, autor principal del trabajo publicado en la revista Angewandte Chemie.


No obstante, los científicos no arrojan todas sus esperanzas en el anthracimycin y hacen énfasis en que se trata de un primer hallazgo. Mientras tanto, son necesarios una gran variedad de análisis posteriores que puedan confirmar la utilidad sanitaria del producto de manera definitiva

Fuente: Anthracimycin, un tesoro farmacológico escondido en el lecho marino para combatir el ántrax | Sin Embargo
Adaptado por el equipo editorial de Mancia.org