Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Noticias/

24 de marzo: La violencia como problema de salud pública

24 de marzo: La violencia como problema de salud pública

  1. Avatar de Noticias
    1,097
    Posts
    1,002
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    24 de marzo: La violencia como problema de salud pública

    En apenas tres años más se cumplirán cuarenta años del inicio de la dictadura más bruta y más sangrienta que vivió la Argentina en el siglo XX y, quizás, en toda su historia. En este texto se aborda "El Proceso" considerando su impacto en salud pública


    La magnitud del impacto de la violencia sobre la estructura de mortalidad de la población mundial coloca a las muertes por causas externas (MCE) entre el grupo de las principales causas de fallecimiento. Según estimaciones realizadas por la OMS en The World Health Report 2001 (WHO, 2002) para el año 2000, las muertes violentas constituyen el 9.1% de las muertes mundiales, es decir 5.062.000 defunciones.


    Las defunciones por violencia interpersonal representan en América Latina, para el grupo de edad comprendido entre los 15 y 44 años, la principal causa de muerte. En nuestro país en el año 1999 las muertes por causas externas fueron responsables de cerca del 20% de los AVPP (años de vida potenciales perdidos) (MSAL, 2001). En el año 2000 resultaron ser la cuarta causa en importancia para la población total con 19.369 casos y la principal causa para el grupo etario comprendido entre los 15 y 44 años (MSAL, 2002)


    A pesar de lo expuesto, subsiste en la comunidad científica del sector salud una tendencia a no identificar la violencia como problema propio de su disciplina. A pesar de la existencia de Terrorismo de Estado en otros países antes, durante y después de lo ocurrido en Argentina, el lugar que ocupa la temática en la comunidad científica del sector salud en Latinoamérica y en el mundo, evaluado a través del análisis del espacio que se le dio en la literatura científica, es muy bajo.


    Caeríamos en una total ingenuidad si hiciéramos un llamado de atención respecto a la no incorporación de la problemática de la violencia estatal por parte de los organismos oficiales y no oficiales durante el gobierno presidido por las Juntas Militares. Es una obviedad que durante el "Proceso" operaba sobre los canales tecnoburocráticos oficiales y sobre la población en general, una fuerte interdicción que impedía dar cuenta de las desapariciones". No obstante, que la problemática no sea retomada por la comunidad científico-sanitaria a partir del advenimiento de la democracia debería llevarnos a preguntarnos ¿el por qué?, dado que son sectores que en general se definen como científicos y no ideológicos, y que la cuantificación y los estudios de mortalidad son de larga data en su constitución como campo científico y que mas allá de la militancia política de los desaparecidos, estamos hablando de muertes.

    Las consecuencias del terrorismo de Estado sufridas por la sociedad Argentina deberían haberse visto expresadas en los indicadores tradicionales de mortalidad que utiliza el saber sanitario como estadística de Estado. Sin embargo, esto no fue lo que ocurrió. La interpretación es que al no estar presentes los cuerpos de los "desaparecidos" los fallecimientos no podían ser establecidos “legalmente” sin antes iniciar el proceso legal correspondiente. Si bien existía en ese entonces la legislación necesaria para establecer y certificar el presunto fallecimiento de una persona ausente, los mecanismos procesales establecidos implicaban la “disolución estadística” del caso. De esta manera el impacto de la violencia estatal en la mortalidad de esos años permaneció ignorado.


    Con la vuelta de la democracia el Estado inició una serie de medidas destinadas a satisfacer o limitar la demanda social de restablecimiento de la ley. De este modo, el Poder Ejecutivo impulsó los juicios contra los máximos responsables del "Proceso", en el marco de los cuales se juzgó a las primeras tres Juntas Militares y se organizó la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (CONADEP).


    Durante el "Proceso" que se desarrolló desde el 24 de Marzo de 1976 hasta la restauración de la democracia el 10 de Diciembre de 1983 se perpetró una violación planificada y sistemática de los derechos humanos que costó la vida de miles de personas. Las denuncias efectuadas ante la CONADEP recogieron 13.444 casos de desapariciones. De las mismas, el 70,7% de las víctimas tenía entre 21 y 35 años y el 83% tenía menos de 35 años (CONADEP, 1999:294). Es en este contexto en el cual el General Pita hablaba del "juventicidio" cometido por las máximas autoridades del Estado. A estos datos aberrantes se suman los correspondientes a las personas secuestradas y torturadas, entre las cuales también se encontraban niños (Moreno Ocampo, 1996:250,251).

    El número no hace a la tragedia, pero en 1995 el Ministerio del Interior dio a conocer nombres de desaparecidos que no figuraban en la lista de la CONADEP. A su vez, los organismos de derechos humanos avalan el número de 30.000 desaparecidos después de estudiar las desproporciones que se daban entre casos reales de los que tienen conocimiento directo y la cantidad de denuncias oficiales que hacían los familiares de las víctimas, siempre menores. En La Plata, Madres de Plaza de Mayo tiene constancia de que habían desaparecido en un primer momento unas 2.500 personas y que sólo hubo 800 denuncias.


    Las diferentes políticas implementadas por los gobiernos constitucionales desde 1983 convirtieron al país en un paradigma internacional por el tratamiento de su pasado de violencia extrema. La Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), el juicio a las Juntas, y las pujantes políticas públicas destinadas a trasmitir el sentido del pasado de violencia y dictadura mediante lugares de memoria. Incluido el establecimiento del 24 de marzo como “Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia”.

    Extraído principalmente de "La violencia como problema de salud pública: El terrorismo de Estado en Argentina 1976-1981"
    http://www.unla.edu.ar/documentos/in...ciaestatal.pdf
    http://www.infonews.com/2013/03/24/p...la-memoria.php
    Una duda histórica: no se sabe cuántos son los desaparecidos
    Editado por Noticias en 24-Mar-2013 a las 02:13 PM
  2. Los siguientes usuarios agradecen a Noticias por haber posteado información muy útil:

    Lafran (24-Mar-2013)

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. roxys_1982
    Salud Pública y Epidemiología
    3
    13-Jun-2012 15:43
  2. Belen Paganitts
    Salud Pública
    127
    06-Oct-2011 12:31
  3. EstimadoColega
    Actualidad y Política
    20
    26-Apr-2011 17:22
  4. lupe...
    Nutrición
    1
    02-Oct-2008 23:43
  5. danula
    Dudas generales UDH
    11
    08-Mar-2008 21:05
Ranking de temas y usuarios de este foro
  • Temas populares
  • Temas populares

Content Relevant URLs by vBSEO