Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Noticias/

Mitos y leyendas sobre la vacunación antigripal

Mitos y leyendas sobre la vacunación antigripal

  1. Avatar de Noticias
    1,097
    Posts
    1,002
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Mitos y leyendas sobre la vacunación antigripal

    Un muy bien documentado artículo de JAMA cubre aspectos de la vacunación antigripal, las excusas y resistencias que suele generar la misma y argumentos contra estas. En Mancia destacamos los aspectos mas salientes del mismo.

    Mitos y leyendas sobre la vacunación antigripal-vacuna-253x354.jpg

    En una noticia reciente se habló de la siguiente campaña de prevención de Influenza y de los consejos a seguir para quienes quieren ir al hemisferio norte sin contagiarse. Pero como no falta tanto para el otoño en Sudamérica, es bueno analizar esta vacuna.

    Son muchas las acciones que todos podemos (y deberíamos) hacer para prevenir el contagio de este patógeno potencialmente mortal, y otros del tracto respiratorio. Las prácticas básicas incluyen la higiene de manos, cubrir los estornudos con el codo y evitar las áreas con alta densidad de gente (sobre todo si están mal ventiladas). Las medidas adicionales, llevadas a cabo en centros asistenciales, también son esenciales. Estas incluyen la revisión con mayor índice de sospecha de los síntomas respiratorios de los pacientes a su llegada, el uso de máscarillas en personas potencialmente infectadas y el aislamiento en aquellos casos confirmados y asegurarse que el personal de salud no vaya al hospital si está enfermo.

    La Influenza, sin embargo, es única entre las afecciones respiratorias por el hecho de que existe otra intervención más para prevenir su transmisión: la vacunación. La contracara es que las cepas predominantes varían de año a año, afectando la intensidad y la severidad de la enfermedad en cada temporada así como la efectividad de la vacuna.

    Lo concreto es que los índices de vacunación, sobre todo para individuos en riesgo por sus condiciones comórbidas o por estar en alto rasgo de transmitir a otros (personal de salud) persisten inaceptablemente bajos.

    Las evaluaciones sobre por qué la gente se rehusa a esta vacuna suelen arrojar los mismos temas, de los cuales se da una perspectiva:

    "La vacuna no funciona": Si bien la efectividad de la misma no es como la de otras vacunas comunes, eso no significa que "no funcione". El CDC (Centro para el Control y prevención de las Enfermedades) calculó, para esta temporada en EEUU, un 62% de efectividad para evitar una patología respiratoria que requiera atención médica. Ciertamente, una mejor vacuna es necesaria, y un antígeno universal que proteja por muchas temporadas sería particularmente útil, pero una medida preventiva que reduce el riesgo en un 60% no puede considerarse un "fracaso".

    "La vacuna causa la gripe": Existen dos vacunas circulantes: una inactiva y una atenuada (LAIV). La LAIV posee una adaptación termo sensible que le impide replicar al virus a la temperatura del cuerpo humano. Además, no hay reportes de transmisión secundaria desde una persona vacunada con el virus atenuado. La vacuna inactiva solo tiene virus muerto y antígenos virales por lo que no puede causar una infección. Se han hecho ensayos randomizados controlados con placebo que no han notado una mayor frecuencia de reacciones sistémicas en aquellos que recibieron la vacuna al compararlos con los que recibieron placebo.

    Sin dudas, la gente puede desarrollar una enfermedad parecida a la Influenza o inclusive Influenza confirmada por laboratorio en un período posterior a la vacunación. Esto puede deberse a muchas razones: existen otros virus que ocasionan cuadros similares y no son cubiertos por la vacuna (como el virus sincicial respiratorio), la exposición al virus Influenza puede darse antes que la inmunidad de la vacuna llegue a desarrollarse, y además no hay que olvidar que la vacuna no es 100% efectiva (pero se notaron menores comorbilidades por Influenza en aquellos vacunados).

    "Tengo alergia al huevo": Hoy por hoy, esta contraindicación solo sigue presente en aquellos que hayan desarrollado reacciones alérgicas severas (ej. anafilaxia) previas. Sin embargo, aquellos con alergias de menor severidad deberían recibir la vacuna -con los recaudos especiales del caso- bajo la lógica de que sus riesgos no superan los beneficios de la misma. Específicamente, aquellos que sólo hayan experimentado urticaria tras la exposición al huevo deberían recibir la vacuna con un período de observación posterior de 30 minutos. Sin embargo, aquellos con historia de angioedema, distress respiratorio, nausea, vómitos u otra reacción que haya requerido adrenalina o atención de urgencia tras exponerse al huevo deben derivarse a un alergista si debiesen vacunarse, para evaluar el caso.

    "No puedo recibir la vacuna porque estoy embarazada/estoy enfermo/vivo con una persona inmunocomprometida": Rechazar la vacuna en estos casos puede terminar perjudicando a aquellos a quienes no solo se desea proteger, sino que tienen mayor riesgo de contraer la enfermedad. La vacuna se considera segura en estos grupos de personas y por años han sido específicamente recomendados para la misma.

    "Nunca me engripo/soy saludable": Esta lógica omite una de las mayores razones por las cuales se recomienda inmunizar. Mientras que algunos, como los adultos en buen estado de salud, pueden no desarrollar una Influenza severa al infectarse (y un porcentaje substancial pueden tener ningún o mínimos síntomas), aún pueden transmitir el virus a otros contactos cercanos, en especial aquellos que no se pueden vacunar o que no montarían una fuerte respuesta inmune al hacerlo y dependen más del "efecto rebaño". Solo si estamos seguros de que solo estamos en contacto con personas poco susceptibles a la enfermedad podríamos obrar bajo esta lógica, algo que ningún miembro de un equipo de salud puede darse el lujo de pensar (por eso en cada vez mas instituciones de salud se requiere esta vacuna, como un requisito profesional y ético para proteger a los pacientes y promover un ambiente de trabajo seguro).

    Estos mitos, y otros mas conspirativos e intrincados de abordar, están enraizados profundamente en la sociedad. Queda en nosotros educar y enseñar a que otros eduquen en torno a todas las medidas preventivas aquí dichas.

    ¿Conocen otras razones para no darse la vacuna? ¿Les satisfacen las respuestas brindadas en la noticia?

    Fuente: JAMA Network | JAMA | Influenza Prevention UpdateExamining Common Arguments Against Influenza Vaccination

    Traducido y adaptado por el equipo editorial de Mancia.org
  2. Los siguiente/s 3 mancianos agradecen a Noticias por este mensaje de gran utilidad:

    DeltaNotch (29-Dec-2013), eviik (27-Feb-2013), Lafran (12-Feb-2013)

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. In Vitro
    Mascotas
    2
    20-Jan-2012 00:27
  2. Noticias
    Noticias
    2
    19-Jul-2010 00:17
  3. Editoriales
    Artículos
    1
    25-Apr-2010 13:05
  4. herherher
    Inmunología
    1
    26-Apr-2009 22:40
  5. In Vitro
    INCLASIFICABLES
    5
    30-Mar-2009 01:23
Ranking de temas y usuarios de este foro
  • Temas populares
  • Temas populares

Content Relevant URLs by vBSEO