Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Noticias/

Epidemia de Cesáreas en Latinoamérica

Epidemia de Cesáreas en Latinoamérica

  1. Avatar de Noticias
    1,097
    Posts
    1,002
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Epidemia de Cesáreas en Latinoamérica

    Hoy en día, cuando una futura madre de clase media o alta en latinoamérica conversa sobre el nacimiento de su bebé, probablemente no habla mucho sobre la peridural o el parto sin dolor. Esto es porque euna gran proporción de los niños nacen por cesárea.


    Pero este altísimo porcentaje no es sólo un fenómeno de las clases solventes. Según una compilación de estadísticas presentada durante el Congreso Mundial de Medicina Perinatal, celebrado en abril de 1999 en Buenos Aires, entre 1993 y 1997 la tasa de cesáreas en países como Chile alcanzó un promedio de 40 por ciento, el nivel más alto del mundo. En Brasil, la tasa nacional llegó a más de 36 por ciento durante el mismo período. En Cuba, México, Uruguay y Argentina, el promedio fue de más de 23 por ciento.


    Lo curioso de estas cifras es que son significativamente más altas que las de países industrializados que gastan mucho más
    en salud pública que los países latinoamericanos.


    En Francia, país que recientemente recibió un encumbrado lugar en la lista de la Organización Mundial de la Salud sobre calidad de servicios de salud pública, la tasa de cesáreas fue de 15,9 por ciento en 1995. Incluso en Estados Unidos, donde la tasa de cesáreas creció rápidamente en los años setenta y ochenta, se había estabilizado en alrededor de 21 por ciento para 1998.


    ¿Quién tiene la culpa?


    La justificación médica para un parto por cesárea es la presencia de factores de riesgo que pueden poner en peligro la vida de la madre o del niño en un parto normal. Pero, ¿acaso sufren mayores riesgos por complicaciones de parto las latinoamericanas que las mujeres en otras regiones?
    Difícilmente. Según un creciente número de médicos y especialistas en salud pública, la elevada tasa de cesáreas en América Latina es un problema causado por factores financieros, educativos y políticos que crean incentivos para la realización de
    operaciones innecesarias. Más aún, estos críticos señalan que estas intervenciones quirúrgicas no sólo drenan recursos necesarios para atender otros problemas de salud más urgentes sino que exponen a las madres y a sus hijos a riesgos innecesarios.


    Los países latinoamericanos no están solos en el creciente uso de la cesárea. Durante los últimos 30 años la incidencia de ese procedimiento ha aumentado a un ritmo constante, en parte por la difusión de técnicas de monitoreo del feto que permiten a los médicos una visión más detallada (aunque frecuentemente inexacta) de los riesgos de nacimiento de cada bebé.
    Se cree que en los países donde los doctores pueden ser querellados por negligencia si algo sale mal durante el parto, estas tecnologías han incentivado el uso preventivo de la cesárea.


    Esa tendencia a veces es acentuada por padres ansiosos que tienen percepciones erradas o exageradas acerca de los riesgos de partos vaginales, especialmente cuando la mujer ya ha tenido un parto por cesárea. Los médicos frecuentemente prefieren la certeza de la cesárea, donde pueden fijar la fecha y la hora para la operación, a las características aleatorias del parto natural. Por otra parte, es posible que el aumento de planes de seguros médicos, algunos de los cuales reembolsan a los hospitales y a los doctores a una tasa más alta por las cesáreas que por los partos normales, haya introducido un incentivo financiero.


    Como resultado de estos factores, en muchos países la tasa de cesáreas se ha duplicado en los últimos 25 años. Para fines de la década de los ochenta, cuando casi una cuarta parte de todos los partos en Estados Unidos eran cesáreas, los grupos de consumidores y algunos médicos declararon una “epidemia" de cesáreas e hicieron un llamado para una acción concertada por parte del gobierno para bajar la tasa. Campañas similares surgieron en Gran Bretaña y otros países con tasas altas.


    Costos reales, riesgos reales.


    Estas reacciones provocaron un acalorado debate acerca de cuál debería ser la tasa apropiada de cesáreas. En 1985, La Organización Mundial de la Salud fijó en 15 por ciento la tasa más alta aceptable de cesáreas, basándose en las tasas prevalecientes en los países con las tasas de mortalidad perinatal más bajas del mundo. En 1991, el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos adoptó la tasa de 15 por ciento como una meta nacional para ser alcanzada en el año 2000 (los datos estadounidenses para este año todavía no están disponibles, pero es improbable que se haya cumplido el objetivo).


    Aunque nadie disputa que las cesáreas protegen las vidas de la madre y el niño en situaciones de emergencia, las investigaciones recientes han empezado a concentrarse en los riesgos del procedimiento. Aparte de los peligros obvios para la madre asociados con una operación de cirugía mayor, hay suficiente evidencia de que los bebés que nacen por cesárea tienen un riesgo más alto de complicaciones (tales como dificultades respiratorias) que los que nacen por parto vaginal. Un estudio realizado en 1991 en 25 hospitales de Ciudad de México y publicado en el American Journal of Obstetrics y Gynecology mostró que los bebés de peso normal nacidos por cesárea tenían 2,5 veces más probabilidades de morir en el período neonatal temprano que aquellos nacidos por parto vaginal.


    Aunque los médicos continúan debatiendo los méritos relativos del parto por cesárea, nadie discute los costos adicionales que el procedimiento impone en los sistemas de salud. Varios estudios han demostrado que una cesárea típicamente cuesta entre dos y tres veces más que la atención médica de un parto vaginal. Aunque los analistas todavía tienen que calcular cómo estos costos afectan los presupuestos de salud, un estudio publicado en noviembre de 1999 en el British Medical Journal hace posible llegar a una alarmante aproximación. El estudio calculó que “más de 850.000 cesáreas innecesarias son realizadas cada año” en los países de América Latina y el Caribe, si se usa como medida la tasa del 15 por ciento. Si se toma como base un cálculo conservador de que una cesárea cuesta 500 dólares más que un parto vaginal, los países de la región están derrochando unos 425 millones de dólares por año.


    “Mientras que el sector público gasta dinero en cesáreas innecesarias y costosas, muchas mujeres, especialmente las pobres, no tienen ninguna atención médica o reciben atención de baja calidad durante sus partos”, observa Amanda Glassman, una especialista de salud del BID que está estudiando este tema. “Eliminar este exceso de cesáreas y reasignar el gasto al ciudado prenatal y expandir la atención durante el embarazo reduciría el número de muertes neonatales y maternales, que aún es demasiado alto en América Latina.”


    ¿Quién es responsable?


    A pesar de la creciente conciencia acerca de los costos humanos y financieros de las cesáreas innecesarias, las autoridades de salud en la mayoría de los países latinoamericanos han actuado con lentitud. Parte de la razón es que la mayor incidencia de cesáreas ocurre en clínicas privadas donde la influencia del gobierno es limitada. En Chile, por ejemplo, la tasa de cesáreas es de 58 por ciento en el sector privado y de 28 por ciento en los centros públicos.


    Incluso en el sector estatal, sin embargo, las autoridades no pueden forzar un cambio facilmente. Una razón es que la mayoría de los sistemas de salud pública no recompensa la buena gerencia financiera. “Los hospitales públicos no tienen incentivos para reducir sus costos operativos reduciendo el número de cesáreas innecesarias, porque si lo hacen, probablemente su presupuesto será recortado el año siguiente”, apunta Ana Langer, una experta de salud pública que ha estudiado el problema de las cesáreas en Brasil y México. Langer, quien dirige la filial mexicana de The Population Council, una institución de investigación de Nueva York, dice que el gobierno brasileño ha dado pasos notables al reducir la diferencia entre el pago que los hospitales públicos reciben por cesáreas y el que reciben por partos normales, por ejemplo. Pero ella cree que los administradores pondrían mucha más presión sobre los doctores si los hospitales pudieran quedarse con los ahorros derivados de la reducción de la tasa de cesáreas.


    Incluso en ambientes donde se está realizando un esfuerzo concertado para reducir la tasa de cesáreas el progreso es lento y difícil. Los doctores naturalmente resienten cualquier interferencia en su autoridad para recomendar lo que consideran mejor para sus pacientes. Y en algunos países, las mismas parturientas presentan un gran obstáculo. Langer señala que las mujeres brasileñas de clase alta suelen solicitar cesáreas sin razones médicas. “Hay toda una gama de creencias infundadas”, comenta. “Por ejemplo, muchas creen que tener un parto vaginal puede disminuir su atractivo sexual después del parto.”


    Incluso cuando intentan persuadirlas de lo contrario, los médicos tienen una capacidad limitada para corregir esas percepciones erradas. Sin embargo, hay evidencia de que las actitudes de los doctores juegan un papel fundamental en la opción de cómo dar a luz. Un estudio publicado en la edición del 7 de diciembre de 1991 de la publicación científica The Lancet examinó las decisiones de 12 obstetras en un hospital privado de la ciudad argentina de Rosario, donde nacieron 1.974 bebés en nueve meses. Todos los obstetras poseían similares grados de entrenamiento y experiencia, y las mujeres que atendieron presentaban un rango similar de factores de riesgo y tenían antecedentes educativos y socioeconómicos similares. Sin embargo, el estudio encontró que incluso controlando todos los demás factores, un tercio de los obstetras recomendó “20 a 50 por ciento más cesáreas" que sus colegas. Los autores concluyeron que “la actitud clínica” de un obstetra es una variable importante y subjetiva en la tasa de cesáreas.


    A pesar de estos obstáculos, existe una variedad de programas que se las han ingeniado para reducir las tasas de cesáreas. Según Glassman, la experta del BID, los programas exitosos combinan la educación tanto para las pacientes como para los doctores con cambios en el protocolo médico (tales como exigir una segunda opinión antes de que se pueda realizar una cesárea) para incentivar los partos vaginales.

    Fuente: Una epidemia de cesreas
  2. Los siguiente/s 8 mancianos agradecen a Noticias por este mensaje de gran utilidad:

    Dra jimenuska (06-Jan-2013), Dra M (04-Jan-2013), eelcruba (04-Jan-2013), Lafran (04-Jan-2013), Localinda (11-Jan-2013), Luly88 (06-Jan-2013), snoopy131 (04-Jan-2013), ZeKKi (04-Jan-2013)

  3. Avatar de Dra M
    20
    Posts
    10
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    Lamentablemente es cierto. Incluso sin manejar cifras una se da cuenta del alarmante número de cesáreas electivas, sin justificación médica ninguna. Me ha tocado escuchar hasta a compañeras de facultad de Medicia, a quien formación en teoría no les falta, diciendo que quieren un parto por cesárea sencillamente para no "andar gritando" (mi madre pasó por tres partos vaginales y no recuerda haber gritado ni mucho menos) o por una cuestión estética (sin que se sepa exactamente qué estudio recoge la conclusión de que una mujer sometida a cesárea es más atractiva luego del parto que la que optó por un parto vaginal).

    A mi entender, una cesárea sin justificación médica tiene tanto sentido como una colecistectomía "por las dudas" en una persona que no padece de litiasis vesicular.

    Y en lo que se refiere a los sectores más humildes de la población, hay una realidad quizás hasta más preocupante: la de la presión hacia las embarazadas para que se sometan a la cesárea sin quererla realmente, porque el médico quiere irse antes a la casa o porque cobra más por esa cesárea, configurando parte de la lamentable y muy extendida realidad (por lo menos en Uruguay) del maltrato durante el parto.

    Se presiona hacia la cesárea y se gasta en consecuencia, mientras que no se puede ni se tiene muchas veces voluntad de garantizar un parto humanizado y de calidad a la mujer.
  4. Avatar de Dexter_prog
    3,972
    Posts
    866
    Agradecimientos
    recibidos
    #3
    estética? no queda la cicatriz? Particularmente, creo que la cicatriz de cesarea le resta muchos puntos a una mujer. Tus compañeras están en pedo o ahora hay técnicas más nuevas que no dejan cicatriz?
  5. Los siguientes usuarios agradecen a Dexter_prog por haber posteado información muy útil:

    Reneesme (05-Jan-2013)

  6. Estudiante de Medicina
    Avatar de eelcruba
    596
    Posts
    250
    Agradecimientos
    recibidos
    #4
    Citar Originalmente publicado por Dexter_prog Ver post
    estética? no queda la cicatriz? Particularmente, creo que la cicatriz de cesarea le resta muchos puntos a una mujer. Tus compañeras están en pedo o ahora hay técnicas más nuevas que no dejan cicatriz?
    Cicatriz queda siempre. Pero ahora la mujer que paso por una cesárea puede usar microbikini y no le ves la cicatriz, salvo que la busques. Nada que ver con la antigua cirugía donde parecía que la hacían con sierra eléctrica
    "Lo público no es gratis. Lo pagamos entre todos."
  7. Avatar de Dexter_prog
    3,972
    Posts
    866
    Agradecimientos
    recibidos
    #5
    ah, entonces yo hablaba de esa. Tenés algún ejemplo para ver la cicatriz actual?

    Esta es la que yo digo:

  8. Estudiante de Medicina
    Avatar de eelcruba
    596
    Posts
    250
    Agradecimientos
    recibidos
    #6


    Tené en cuenta que la cicatrización también depende de la paciente.
    "Lo público no es gratis. Lo pagamos entre todos."
  9. Avatar de Dra M
    20
    Posts
    10
    Agradecimientos
    recibidos
    #7
    Citar Originalmente publicado por Dexter_prog Ver post
    estética? no queda la cicatriz? Particularmente, creo que la cicatriz de cesarea le resta muchos puntos a una mujer. Tus compañeras están en pedo o ahora hay técnicas más nuevas que no dejan cicatriz?
    O sea, más allá de una cuestión estética o no (la cicatriz tampoco es deformante, aunque claramente no es bonita), a mí sinceramente me parece una inmadurez, sino una falta de formación dentro de los propios estudiantes y profesionales. Así como algunas personas te dan esas explicaciones seguro habrán otras más, todas igual de incomprensibles para mí; acá la cuestión es que la gente está sobredemandando nada menos que una cirugía mayor (no exenta de riesgos tanto para la madre como para la criatura), que tiene indicaciones bien concretas y ninguna de las cuales es "evitar las molestias del parto vaginal".

    Insisto: para mí la cesárea a demanda tiene tanto sentido como una colecistectomía o una apendicectomía en alguien que no tiene ni colelitiasis ni apendicitis. A nadie se le pasaría por la cabeza pedir nada de eso; ¿por qué con la cesárea sí sucede? Además de las motivaciones que puedan tener los propios médicos (que cobran por esa cesárea más que por un parto vaginal y a veces simplemente quieren irse antes a comer a la casa), juegan muchísimo los conceptos equivocados y los mitos que tiene la población, que piensa que una cesárea es algo así como un trámite para ahorrarte el trabajo de parto; y no es así: es una cirugía mayor, con riesgos tanto para la mujer como para el bebé.

    Obviamente tiene sus indicaciones, y si el riesgo del parto vaginal supera claramente los beneficios de esperar al mismo, nadie va a dudar ni por un momento en la necesidad de practicar una cesárea por el bien de ambos. Pero practicarla a demanda me parece sencillamente descabellado.
  10. 5
    Posts
    0
    Agradecimientos
    recibidos
    #8
    Creo que se están tomando los datos muy a la ligera, si bien es cierto que las cesáreas realizadas hoy en día son en gran porcentaje electivas, considero que la base del 15% como máximo de cesáreas planteadas por la OMS no es aceptable, pues lo único tenido como criterio para determinar este porcentaje fue la tasa de cesárea en los países en donde menos se realiza este procedimiento según los citado por el artículo. Creo que no es válida este criterio ya que la situación de salud, económica, social y las medidas de salud pública tomadas en cada país tienen sus diferencia a pesar de estar dirigidas hacia un mismo fin.

    Lo más aceptable en este situación sería la realización de un estudio concienzudo en cada país evaluando cada una de las variables ya mencionadas para realizar un estimado del porcentaje de cesáreas realmente útiles según las características de cadas país.
  11. Avatar de Higia
    12
    Posts
    7
    Agradecimientos
    recibidos
    #9
    Es cada vez más creciente el número de cesáreas al divino botón.
    En el subsector privado porque un parto tarda (por más oxitocina que le metan) y la cesárea sale en media hora. Los obstetras andan girando por todas las meternidades operando y tienen equipos armados a tal fin. Y desde ya que por nomenclador se paga más una cesárea que un parto normal. Se abusan de la gente que por proteger a sus hijos aceptan las "razones científicas" que dan en el momento. Otras mujeres directamente piensan que una cesarea es menos dolorosa, y la opción más sencilla.
    Y los hospitales públicos mantienen un número de cesáreas para poder justificar la presencia de anestesista, porque si no hay anestesista en forma permanente están al horno con las urgencias.
    En el año 2013 las mujeres hemos perdido nuestro derecho a parir en condiciones humanas. Y no pasa por cuestionar que una mujer elija tener una cesárea, sino por el hecho de que las mujeres que quieren tener un parto normal, fisiológico y acompañado no pueden porque eso no cuadra en los intereses económicos del sistema, y a último momento se tienen que comer el garrón de "falta de progresión y descenso", etc, etc, y ya las tienen programadas de antemano de los partes quirúrgicos.
    UNA VERGÜENZA.
  12. Los siguiente/s 2 mancianos agradecen a Higia por este mensaje de gran utilidad:

    Dra M (18-Jan-2013), Lafran (18-Jan-2013)

  13. 78
    Posts
    6
    Agradecimientos
    recibidos
    #10
    [/QUOTE]

    Que resta muchos puntos? La piba de la foto esta barbara. Un poco de cicatricure y listo.
    Yo creo que las q dicen elegir cesarea por "estetica", se refieren quizas a la estetica de la vagina, digo, no quedara tan estirada o tan "palangana", y porque muchas mujeres tienen miedo a la episiotomia, cosa que hoy por hoy te la hacen casi siempre.

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Noticias
    Noticias
    0
    21-Nov-2012 23:37
  2. Noticias
    Noticias
    0
    01-Sep-2012 17:25
  3. DeltaNotch
    Cursos
    0
    09-Sep-2010 03:56
  4. Noticias
    Noticias
    0
    19-Aug-2010 01:24
  5. Segundosegura
    Vida estudiantil
    29
    09-Apr-2009 14:28
Ranking de temas y usuarios de este foro
  • Temas populares
  • Temas populares

Content Relevant URLs by vBSEO