El método es único porque el preparado se crea mediante una impresora 3D, molécula por molécula. Las moléculas del preparado se encadenan entre ellas, al igual que las de ADN: para este proceso hace falta juntar los fragmentos necesarios que luego se encontrarán y formarán una estructura concreta.


La nueva medicina fue elaborada por especialistas de la compañía estadounidense Parabon Nanolabs combinando dos tecnologías creadas por la empresa: la plataforma para el desarrollo de fármacos Parabon Essemblix Drug Development Platform y el sistema de proyección informática Parabon inSēquio Sequence Design Studio.


Al entrar al organismo, el preparado va directo al foco de la enfermedad. Gracias a la combinación de diferentes tecnologías, los investigadores consiguieron producir trillones de copias idénticas de las macromoléculas necesarias, donde se colocan partículas de sustancias curativas.


"La principal diferencia entre nuestra tecnología y las de nuestros competidores es la capacidad de colocar cada átomo en la unidad que creamos en su lugar con precisión y rapidez", subraya el presidente de la compañía y uno de los principales desarrolladores del proyecto, Steven Armentrout.


Texto completo en: Imprimen en 3D un medicamento contra el cáncer basado en una molécula de ADN