La propuesta consiste en calzarse los tacos o las zapatillas y salir a la calle recuperar esa palabra con la que muchas mujeres, aunque sea una vez, fueron llamadas: puta. Es la manera que encontró el movimiento mundial libre autodenominado “La Marcha de las Putas” para expresar su rechazo a la utilización de cualquier tipo de descalificativo de género que, a la larga, termine justificando el accionar de violentos y abusadores.


La movida arrancó a principios del 2011 en Canadá, luego de que un jefe de la policía de Toronto pidiera a las mujeres “dejar de vestirse como putas” para evitar ser violadas. Los polémicos dichos del representante de las fuerzas de seguridad fueron el puntapié inicial de masivas movilizaciones que se propagaron, en cuestión de meses, a lo largo del continente.


Desde hace varias semanas se realiza una campaña de fotos en las redes sociales que consiste en la recopilación de capturas de hombres y mujeres con carteles en los que se expresa una de las principales consignas del movimiento: “No es no”. Karina Freire, una de las organizadoras, dijo estar “realmente sorprendida” por la repercusión que tuvo la iniciativa, principalmente, en las redes sociales. “Recibimos fotos todos los días, de hombres y mujeres por igual. Pensábamos armar un video con todas pero con la cantidad que juntamos hasta el momento, no sé cómo haremos para que entren todas. Esto significa que el debate se está instalando y es un tema del que se empieza a hablar”, comentó.


Por su parte, Ayelén Acosta Tola –también de la organización- hizo hincapié en la importancia de que “la gente se sume y salga a repudiar la culpabilización de las víctimas”. “A todas o a la mayoría de las mujeres nos llamaron putas por vestirnos de tal o cual manera o por tener determinada costumbre; algo que, al final, genera justificaciones del abuso, como pasó en Canadá."

La marcha de las putas en el mundo

En el estado de Puebla en México se comete una violación a una mujer cada 12 horas, hecho que ha ocasionado que la entidad ocupe el quinto lugar a nivel nacional en el número de ilícitos de esta índole, pues la media de México establece que cada 17 horas ocurre una agresión, informó la representante de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos (Ddeser) en México, Natali Hernández.


En el marco de la "Marcha de las Putas", cuyo principal objetivo es denunciar el hostigamiento y acoso sexual hacia las mujeres, la activista e integrante del movimiento surgido en Toronto, Canadá, indicó que el número de homicidios dolosos hacia las féminas se triplicó en seis años, llegando de 341 casos en 2005 a 619 en 2012, elevándose en un 81 por ciento.


Fuentes: Marcha de Putas vuelve a Córdoba
Marcha de la Putas denuncia agresiones sexuales contra las poblanas | Sexenio Puebla
Las mujeres salen a la calle para encabezar la segunda "Marcha de las Putas"