Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Mancia/ Foros generales/ Emprendimientos Solidarios/ Médicos Sin Fronteras (MSF)/

Chagas, campaña de MSF

Chagas, campaña de MSF

  1. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Chagas, campaña de MSF


    El Chagas, una enfermedad parasitaria endémica de Latinoamérica, afecta aproximadamente a entre 16
    y 18 millones de personas y cada año se cobra hasta 50.000 vidas. La infección puede permanecer asintomática durante décadas y, si no se trata, puede causar fallos cardíacos mortales o daños severos a los sistemas nervioso y digestivo.
    MSF trabaja con pacientes del Chagas desde 1999.
    En Tarija, Bolivia, el 20,5% de la población de edades comprendidas entre los nueve meses y los 15 años
    está infectada con el Chagas. Entre febrero de 2003 y junio de 2005, MSF realizó pruebas a 4.759 niños, de los cuales 935 recibirán tratamiento y seguimiento durante dos años. MSF ha comenzado recientemente
    un proyecto en Olopa, Guatemala, donde se han realizado tomas iniciales de muestras entre la
    población infantil y en él que se espera tratar a 200 pacientes hasta finales de 2006.
    Si haces clic en las siguientes secciones podrás ver
    las actividades de los proyectos, entrevistas con personal de MSF, fotografías de las comunidades
    locales y más información acerca de la enfermedad
    de Chagas.



    A pesar de su rica historia incaica y su temprano desarrollo de técnicas agrarias, Bolivia es desde hace mucho tiempo uno de los países económicamente más desfavorecidos y menos desarrollados de Latinoamérica. Como resultado de su fuerte dependencia de la exportación de materias primas, de la fluctuación mundial de los precios y de un plan de reajuste estructural de la economía que dura ya dos décadas, alrededor del 65% de sus 8,8 millones de habitantes vive por debajo del umbral de la pobreza. La escasez de trabajo está generalizada y su economía depende de la ayuda exterior, del turismo y de la exportación, tanto de cultivos comerciales (soja, café, coca, algodón, maíz, caña de azúcar, arroz, patatas, madera y tabaco) como de recursos naturales (minería, petróleo y gas natural). En tiempos recientes, la insatisfacción con los regímenes políticos y la inestabilidad económica han hecho que las protestas políticas hayan desembocado en violentas manifestaciones antigubernamentales y derramamientos de sangre
    Bolivia cuenta con aproximadamente tres docenas de grupos indígenas. Entre los más numerosos están los pueblos quechua y guaraní, muy presentes en las áreas rurales que rodean la ciudad sureña de Tarija. Los proyectos de tratamiento del Chagas de MSF se ubican tanto en Sucre, la capital administrativa, como en la localidad de Entre Ríos, cercana a Tarija. Entre Ríos es una pequeña localidad, que cuenta con unas 2.500 personas incluidas las comunidades rurales vecinas.



    Guatemala, con una población que ronda los 14,6 millones de personas, es el país más extenso y poblado de Centroamérica. El sector agrícola aporta: alrededor de un cuarto del PIB del país, unos dos tercios de sus exportaciones y la mitad de la fuerza laboral. Entre sus principales productos figuran los cultivos comerciales (caña de azúcar, maíz, plátano, café, judías) y la ganadería (vacuna, ovina, porcina, avícola), que surten a los mercados tanto locales como de exportación. A pesar de esta prosperidad económica, la riqueza no se distribuye de manera equitativa y se calcula que tres cuartas partes de la población vive por debajo del umbral de la pobreza
    La base del proyecto MSF para tratamiento del Chagas se encuentra en el municipio de Olopa, al sureste de Guatemala, cerca de la frontera con Honduras. Alrededor del 55% de la población es chortí, un pueblo indígena que se enfrenta a la marginación geográfica, cultural y económica respecto del resto de Guatemala. Debido a estas barreras, el pueblo chortí tiene dificultades para acceder a la atención sanitaria.





    Las actividades de los proyectos de MSF para el tratamiento del Chagas abordan los factores que han hecho que la enfermedad esté tan presente. En primer lugar, MSF ofrece una atención sanitaria accesible para las poblaciones rurales y apoya a los puestos de salud rurales, los centros de salud regionales y los hospitales de distrito.
    Información, Educación y Comunicación
    Para conectar con las poblaciones marginadas, MSF hace anuncios de utilidad pública, programas de radio que se transmiten por las emisoras locales. Estos programas son una técnica apropiada para la difusión de mensajes importantes, ya que son muy escuchados en las zonas rurales, resultan accesibles para las poblaciones remotas y móviles, y dependen menos de los niveles de alfabetización. Los teatros comunitarios, las campañas con carteles y las clínicas móviles son otras vías que permiten a MSF llegar a la población y ampliar el conocimiento público. MSF proporciona asimismo formación para el personal sanitario local acerca del diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la infección por Chagas.
    Control de Vectores
    MSF ha desarrollado una estrategia de control de vectores que apoya el papel de los gobiernos municipales en el control de la presencia de insectos y en la rehabilitación de viviendas. El personal “vinchuquero” va de casa en casa buscando nidos de vinchuca (chinche) y ayuda a los propietarios a identificar y planificar mejoras para el hogar, con el objetivo de reducir la anidación de los insectos. En Bolivia, el gobierno municipal gestiona un programa para el control del Chagas que cuenta con equipos de fumigación. Para controlar las poblaciones de vinchuca, dichos equipos rocían las casas, las grietas de las paredes, las techumbres de paja, las camas y los nidos de animales, así como las zonas circundantes. Las reformas más significativas de las casas incluyen la separación de las zonas destinadas a cocinar, estar, dormir, almacenamiento y animales. En Guatemala, los equipos enseñan a los propietarios de viviendas rurales a incorporar materiales de construcción tomados del entorno, con cualidades repelentes naturales. Por ejemplo, se utiliza adobe para cerrar las grietas de las paredes y crear así hogares resistentes a la infestación por insectos. Los equipos de MSF de control de vectores efectúan también chequeos rutinarios en las casas que ya han sido tratadas por el programa estatal de fumigación, para comprobar que no se hayan producido nuevas infestaciones. Diagnóstico
    Diagnosticar la enfermedad de Chagas resulta complicado y a menudo requiere dos o tres pruebas sanguíneas para determinar el grado de infección. En Bolivia, MSF gestiona la toma de muestras de niños comprendidos entre los seis meses y los 14 años de edad en las comunidades próximas a Entre Ríos. Para realizar diagnósticos eficaces en áreas remotas, MSF utiliza unos kits de prueba rápida, cuyos resultados están disponibles en quince minutos. Si la prueba resulta positiva, se toma una nueva muestra más completa que se envía al laboratorio para ser sometida a análisis más exhaustivos. Incluso en sus fases más precoces, resulta difícil detectar el Chagas en personas adultas, dada la ausencia de síntomas evidentes. Para más información, consulta la sección sobre Diagnóstico y Tratamiento.
    Tratamiento
    MSF proporciona a los pacientes infectados los dos únicos medicamentos disponibles para el tratamiento de la enfermedad de Chagas. Debido tanto a la limitación del medicamento como a la falta de desarrollo farmacológico, MSF defiende que se incremente su investigación y desarrollo. Los regímenes de tratamiento actuales pueden tener graves efectos secundarios y se deben tomar bajo supervisión médica, lo que implica hacer un seguimiento mediante visitas semanales a domicilio o mediante clínicas móviles en las zonas más remotas. Por desgracia, con los medicamentos disponibles en la actualidad, el tratamiento no es eficaz si el paciente ha desarrollado una infección crónica del Chagas. Para más información, consulta la sección sobre Diagnóstico y Tratamiento.




    La enfermedad de Chagas la causa un parásito [Trypanosoma cruzi], que se transmite al ser humano por medio de triatomíneos, unos insectos hematófagos más conocidos como “chinches” en Guatemala o “vinchucas” en Bolivia Estos insectos se adaptan bien a entornos sombreados y húmedos, tales como bosques, cuevas o madrigueras, ya que ofrecen temperaturas frescas, acceso a su alimento sanguíneo y los mejores substratos para su reproducción. En las zonas agrícolas rurales, el cultivo intenso y la limpieza del suelo tras la cosecha suprimen estos hábitats naturales.
    En su búsqueda de nuevos hábitats, los insectos llegan a las viviendas de familias rurales, transportados por los animales domésticos (p.ej. cerdos, perros, pollos) que conviven con los seres humanos. Dichas viviendas ofrecen el hábitat y las condiciones ideales para que los insectos puedan proliferar, ya que están construidas con los mismos materiales que se encuentran su medio natural (hojas de plátano, ramas de árbol, techos de paja y ladrillos de adobe), cuentan con pequeñas ranuras para anidar, ofrecen sombra para abrigarse de la luz solar, contienen substratos ideales para la puesta de huevos y además ofrecen un acceso continuado a su alimento sanguíneo Cuando pica, el insecto introduce una saliva anticoagulante que le ayuda a extraer la sangre. Dicho anticoagulante puede causar una reacción alérgica irritante en la zona de la picadura. Cuando se alimenta, el insecto deposita también en la piel heces que contienen parásitos, que a su vez pasan al torrente sanguíneo cuando la persona se frota o se rasca. La infección por Chagas se puede producir tanto si se rasca la picadura irritada, como si se frotan las heces infestadas en membranas mucosas (tales como ojos, nariz o boca).
    El Chagas es más frecuente entre las poblaciones vulnerables, tales como el campesinado rural, las poblaciones indígenas o las personas desfavorecidas de los entornos urbanos. Es poco probable que dichas personas, que de por sí están marginadas y que además desconocen cómo se contrae o cómo puede curarse la enfermedad, se vean en condiciones de luchar por su derecho a ser tratadas. Además, las autoridades sanitarias regionales y nacionales han rebajado la prioridad dada al tratamiento de la enfermedad de Chagas
    La infección por Chagas se puede desarrollar de forma desapercibida, ya que a menudo es asintomática. Cuando sí aparecen síntomas primarios de infección, pueden confundirse con los de otras enfermedades comunes –fiebre, inflamación de ganglios, agrandamiento del hígado o del bazo– o con la picadura inflamada de un insecto. La fase indeterminada de la enfermedad comienza unas ocho o diez semanas después de la infección y se puede prolongar a lo largo de años.
    Entre un 20 y un 30% de las personas infectadas desarrollará una variante crónica de la enfermedad, que puede prolongarse a lo largo de diez o veinte años. Con el Chagas crónico se desarrollan lesiones coronarias, causando daños irreversibles al corazón, esófago o colon. El fallo cardíaco es una de las causas más frecuentes de muerte entre adultos jóvenes infectados con el Chagas, justo en la fase más productiva de sus vidas.




    El Chagas es una de las enfermedades más olvidadas del planeta. Hay millones de personas, infectadas hace diez o veinte años, a las que todavía no se les ha detectado la enfermedad ni han recibido tratamiento.

    DIAGNÓSTICO
    En Guatemala y Bolivia, MSF toma muestras para detectar la presencia de anticuerpos del Chagas en niños de edades comprendidas entre los seis meses y los 14 años. Mediante una lanceta, se extraen muestras de sangre de un dedo y a continuación se guardan en un tubo capilar. Una de las muestras se deposita en papel de filtro secante para realizar pruebas de laboratorio, mientras que la otra se deposita en un kit de prueba rápida por cromatografía. Estos kits ofrecen resultados positivos o negativos de la presencia de anticuerpos del Chagas en menos de quince minutos. Si la muestra de la prueba rápida da positivo, se toma una nueva muestra sanguínea que se somete después a una prueba de laboratorio ELISA completa, que determina el grado de infección por Chagas
    TRATAMIENTO
    Los dos únicos medicamentos disponibles para el tratamiento de la enfermedad de Chagas son el Nifurtimox (desarrollado en 1960 por Bayer) y el Benznidazol (desarrollado en 1974 por Roche), pero no son ideales. Dada la limitada producción y la ausencia de desarrollo de estos fármacos, su disponibilidad a largo plazo no está garantizada. Además, no son los medicamentos muy efectivos, ambos están anticuados, se desarrollaron inicialmente a partir de la investigación veterinaria y sus tasas de curación sólo rondan el 60 ó 70% (incluso por debajo del 50% para el Chagas crónico).
    También hacen falta formulaciones pediátricas ya que, para su administración en niños, las pastillas actuales deben partirse manualmente o disolverse en leche o zumo, haciendo que las dosis suministradas sean inexactas. Asimismo, el tratamiento puede tener graves efectos secundarios (por ejemplo, hinchazones o dolores articulares) y por tanto debe tomarse bajo supervisión médica.






    http://www.msf.es/curso_chagas/







    I Know What You Did Last Summer.

  2. Los siguientes usuarios agradecen a florencia pintos por haber posteado información muy útil:

    doxc (02-Jan-2009)

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Mancia Contenidos
    Parasitología Powerpoints
    1
    30-May-2009 00:32
  2. Doc Telesita
    Patología Powerpoints
    0
    21-Aug-2008 15:04
  3. Doc.23
    Patología General
    3
    29-Jul-2008 15:59
  4. Agus...
    Microbiología
    10
    28-Jul-2007 13:55
  5. florenviaje
    Congresos
    4
    24-Jul-2007 03:06
Ranking de temas y usuarios de este foro
  • Temas populares
  • Temas populares

Content Relevant URLs by vBSEO