Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Mancia/ Foros generales/ Emprendimientos Solidarios/ Médicos Sin Fronteras (MSF)/

Misiones de MSF

Misiones de MSF

  1. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Misiones de MSF

    pongo aca el mapa de los lugares en el mundo, donde estan haciendo misiones los medicos sin fronteras, ya que, siempre, todo el mundo (o la mayoria) creen que solamente estan en africa y no es asi.
    despues subo en cada pais, por que mision estan
    Beso!



    I Know What You Did Last Summer.

  2. Los siguiente/s 2 mancianos agradecen a florencia pintos por este mensaje de gran utilidad:

    lodelu71 (20-Aug-2010), ZeKKi (30-Dec-2008)

  3. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    Federación Rusa
    Motivo de intervención: Conflicto armado. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 74

    Federación Rusa

    Motivo de intervención: Conflicto armado. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 74

    Ver mapa más grande
    MSF se centra en el posconflicto de la región del Cáucaso Norte, donde ofrece servicios de urgencias, apoyo psicológico, atención a mujeres y niños, y tratamiento de la tuberculosis.
    © Misha GalustovAmpliar Más de 10 años de guerra han desmantelado los servicios de salud en Chechenia. La mayoría de los médicos han huido del país y la situación de cientos de miles de civiles y desplazados internos sigue siendo precaria. Para paliar esta situación, MSF presta servicios de atención primaria, cirugía y salud mental, y apoya el programa nacional de tuberculosis (TB). Por razones de seguridad, hay muy poco personal internacional en el terreno. El personal checheno, apoyado por el equipo internacional en Moscú, es quien gestiona los programas.

    En Grozny, la capital chechena, MSF ofrece atención primaria de salud a las comunidades más vulnerables, que tienen un acceso limitado o nulo a los servicios médicos. Equipos móviles, formados por un terapeuta, un ginecólogo, un pediatra y un psicólogo, ofrecen atención médica en seis centros de acogida temporales, donde malviven personas retornadas de Ingusetia que se encontraron con sus casas destruidas. Las autoridades locales intentaron cerrar estos centros, pero a falta de otra alternativa de alojamiento, se mantuvieron bajo el nombre actual de “hogares comunitarios”. En 2007, los equipos realizaron unas 38.000 consultas.
    También en Grozny, MSF rehabilitó dos clínicas donde gestiona farmacias gratuitas. El personal ofrece atención médica a mujeres y niños en cuatro clínicas, así como material médico y servicios de ginecología y planificación familiar en la maternidad de la capital. Fuera de Grozny, MSF da apoyo a los hospitales de distrito de Shatoy, Sharoy e Itum-Kale, y gestiona una clínica de atención primaria en el lejano distrito de Shelkovskoy.
    MSF dirige una clínica en Nazran, la capital de la vecina República de Ingusetia, donde realiza consultas médicas y psicológicas. Unos 17.000 desplazados internos por el conflicto checheno y unos 18.000 por el conflicto en Osetia a principios de los noventa todavía viven en Ingusetia. Cuentan con muy poca ayuda y la mayoría de ellos no tiene acceso a los servicios sanitarios. MSF atendió a unos 1.200 desplazados internos al mes y a algunos residentes.
    La mayoría de servicios de atención de TB fueron destruidos durante la guerra. MSF lleva a cabo un programa DOTS (tratamiento de observación directa a corto plazo, por sus siglas en inglés) en cuatro dispensarios que atienden a unas 350.000 personas. Más de 1.500 pacientes de TB han recibido tratamiento desde el inicio del programa en 2004. De ellos, 455 fueron tratados en 2007. Los índices de curación son de más del 80%, un éxito que ha sido posible gracias al trabajo del equipo de educadores y asesores que ayudan a los pacientes a cumplir el largo tratamiento. El programa se ampliará al principal hospital de TB de Grozny.
    MSF continúa sus actividades de cirugía reparadora en el hospital Nº 9 de Grozny, el principal centro de urgencias de Chechenia, donde también da apoyo a las salas de neurocirugía y traumatología, practicando unas 600 operaciones de urgencia al año.

    MSF trabaja en la Federación Rusa desde 1988 y en el Cáucaso Norte desde 1995.
    I Know What You Did Last Summer.

  4. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #3
    Bélgica
    Motivo de intervención: Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 17

    Todo aquel que vive en Bélgica tiene derecho a recibir atención sanitaria. Esto incluye a inmigrantes sin papeles y solicitantes de asilo, aunque en la práctica hay muchas trabas burocráticas que impiden su acceso a los servicios de salud. MSF atiende a estas personas y aboga para que los servicios sociales asuman sus responsabilidades.
    © Dieter TelemansAmpliar MSF sigue prestando atención médica y psicosocial en Bruselas y Amberes a personas que no pueden acceder a los servicios públicos de salud. En 2007 se realizaron más de 5.000 consultas, en su mayoría a inmigrantes sin papeles y solicitantes de asilo. Más que crear un sistema paralelo, el objetivo es dirigir a los pacientes a los servicios que supuestamente tienen que atenderlos.

    MSF ha abogado por estos pacientes con los servicios sociales y los poderes políticos, lo que ha permitido mejorar el acceso a la atención médica estatal. En abril de 2008, MSF traspasará sus actividades a otra organización puesto que, a pesar de que la situación ha mejorado, los inmigrantes y los solicitantes de asilo todavía necesitan apoyo para desenvolverse en el complejo sistema sanitario.
    Hasta finales de mayo, MSF también realizó consultas médicas y psicológicas en cinco centros de detención: Vottem, Melsbroek, Steenokkerzeel, Merksplas y Brujas, donde se retiene a inmigrantes ilegales y solicitantes de asilo antes de su expulsión. Desde mayo de 2006, gran parte de las 206 consultas realizadas se debían a problemas psicosomáticos. MSF publicó un informe en el que destacaba el impacto negativo de los centros de detención sobre la salud, en especial, sobre la salud mental.
    MSF también ha sido testigo del coste humano que supone retener en estos centros a personas con problemas graves de salud, como mujeres con embarazos complicados, personas con VIH/sida, diabéticos y casos psiquiátricos agudos, muchos de las cuales quedan retenidos durante meses. MSF ha pedido que se revisen y modifiquen las políticas belgas de detención de inmigrantes sin papeles.
    MSF también ofrece información a personas que van a ser expulsadas y que no tendrán acceso a tratamiento en sus países de origen. Se ha creado una página web, ITHACA, para que abogados y otras organizaciones que intentan impugnar expulsiones por motivos de salud puedan acceder a dicha información.

    MSF trabaja en Bélgica desde 1987.
    I Know What You Did Last Summer.

  5. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #4
    Francia
    Motivo de intervención: Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 5

    En 2007 aumentó el número de inmigrantes ilegales deportados de Francia y hubo nuevos intentos de reforma de las políticas de asilo. Por otra parte, cada vez es más difícil entrar en territorio francés y europeo, los procedimientos burocráticos son cada vez más complejos y la asistencia psicológica a los sin techo y los refugiados que no hablan francés sigue siendo insuficiente.
    © Julie LévèqueAmpliar En marzo, MSF abrió un centro en París para inmigrantes indocumentadas que buscan refugio, huyendo del conflicto, la violencia y la persecución en sus países de origen. Estas personas tienden a sufrir trastornos psicológicos y sus precarias condiciones de vida contribuyen a aumentar su ansiedad. La atención psicológica es esencial para evitar que su situación empeore y les lleve a intentos de suicidio. La mayoría de estas personas no hablan francés y, sin papeles, tienen poco acceso al sistema sanitario..

    MSF ofrece atención médica y psicológica a estos refugiados y les asesora sobre los aspectos sociales y legales de su situación. El equipo, formado por médicos, psicólogos y trabajadores sociales, realizó unas 2.700 consultas, de la cuales 1.300 se debían a trastornos psicológicos.

    MSF trabaja en Francia desde 1987.
    I Know What You Did Last Summer.

  6. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #5
    Irak
    Motivo de intervención: Conflicto armado

    Personal en el terreno: 249
    Tras cuatro años de conflicto, la brecha entre las necesidades médicas urgentes y la capacidad de las infraestructuras sanitarias de Irak ha aumentado. Los bombardeos y la violencia sectaria provocan heridas graves que requieren atención médica inmediata, pero los recursos humanos y materiales son limitados en muchas zonas. La economía se ha derrumbado y casi el 50% de los médicos iraquíes han huido del país. El elevado nivel de inseguridad dificulta el acceso directo a las víctimas civiles.

    Los movimientos son peligrosos y la población no puede acceder a los servicios médicos, o bien recibe una atención insuficiente que puede ocasionar serias complicaciones. Ante la imposibilidad de llevar a cabo programas directos con personal médico permanente en zonas de conflicto, MSF ha buscado otras formas de asistencia dentro y fuera del país.
    © Michael GoldfarbAmpliar En Kurdistán se han abierto programas de atención quirúrgica y psicológica en tres hospitales de Dohuk, Erbil y Sulemaniya. Los problemas más habituales son quemaduras por accidentes domésticos, intentos fallidos de suicidio o explosiones. En Erbil, se practicaron más de 100 operaciones al mes, la mitad de las cuales estaban relacionadas con heridas provocadas por la guerra. En julio, MSF inició un programa de atención a quemados y cirugía ortopédica en Sulemaniya. En diciembre se habían tratado 738 pacientes, muchos por quemaduras graves.

    En las provincias de Tameem y Nineva, la violencia aumentó en 2007. MSF da apoyo a estructuras sanitarias, suministrando materiales y medicamentos y refiriendo a los heridos más graves a hospitales de Kurdistán. También está evaluando la situación de los desplazados y presta ayuda humanitaria básica en la gobernación de Dohuk, habiendo asistido a unas 1.000 familias durante el crudo invierno.
    Apoyo a la población iraquí en Jordania e Irán
    Un equipo de MSF con base en Ammán, Jordania, suministra material médico básico, como anestésicos, analgésicos y material quirúrgico, a cinco hospitales iraquíes en zonas gravemente afectadas por el conflicto. El equipo también da cursos de formación sobre protocolos de primeros auxilios y salud mental en situaciones de emergencia a personal sanitario iraquí que acude regularmente a Ammán.
    En colaboración con la Media Luna Roja, MSF dirige un programa en Ammán, formado principalmente por médicos iraquíes expertos en cirugía ortopédica, maxilofacial y plástica. Los pacientes con infecciones de heridas y óseas complicadas necesitan seis o siete operaciones para recuperar la funcionalidad y tener una mínima calidad de vida. El proyecto ha tratado a 281 personas, pero su capacidad potencial se ve limitada por los trámites administrativos y las restricciones de traslado de pacientes de Irak a Jordania.
    A finales de año, MSF inició un proyecto de cirugía reparadora en Mehrán para atender a pacientes de las provincias del este y el sur de Bagdad.
    Confusión de objetivos políticos y humanitarios
    Los problemas de seguridad hacen de Irak un lugar sumamente peligroso para las intervenciones humanitarias independientes. Las funciones poco definidas de la coalición liderada por Estados Unidos y de Naciones Unidas hacen necesario que se refuerce el carácter estrictamente imparcial y humanitario de MSF, y que se insista en la necesidad de conservar, defender y proteger la integridad de la acción humanitaria frente a los objetivos políticos y militares. MSF lucha por reforzar su identidad como organización humanitaria independiente de cualquier interés político, económico, religioso o individual. En noviembre reforzó el diálogo con los principales actores y las partes enfrentadas para crear un espacio seguro donde llevar a cabo su labor.
    MSF trabaja en el conflicto iraquí desde 2006.
    I Know What You Did Last Summer.

  7. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #6
    Territorios palestinos
    Motivo de intervención: Conflicto armado
    Personal en el terreno: 91




    La pobreza, las restricciones de movimientos y el aumento de la violencia en los territorios palestinos han causado un fuerte impacto en la salud mental de la población y hay pocos psicólogos formados para cubrir sus necesidades. MSF da apoyo psicológico a las víctimas del conflicto palestino-israelí e intrapalestino, y también ofrece asistencia médica a personas sin acceso a los servicios de salud en Cisjordania y Gaza.
    © Benoit MarquetAmpliar La población vive en inseguras condiciones, en campos de refugiados o zonas sujetas a frecuentes incursiones, a menudo cerca de puntos de control y asentamientos israelíes. Los pacientes sufren depresiones, ansiedad, estrés postraumático y problemas psicosomáticos, con síntomas como trastornos del sueño, flashbacks y pesadillas.

    MSF aporta psicólogos para hacer terapias individuales o de grupo a niños, adolescentes y adultos. Su objetivo es reducir los síntomas y ayudar a la población a desarrollar mecanismos de afrontamiento. El programa es flexible y abierto a modificaciones para adaptarse a las necesidades de los pacientes, que viven en un entorno impredecible e inestable. Debido al bloqueo y a las restricciones de movimientos, es muy complicado desplazarse, por lo que las terapias a menudo son a domicilio. En 2007 se realizaron 4.617 consultas (1.284 en Hebrón, 1.8551 en Nablús y 1.482 en Gaza), con un 42% de pacientes menores de 12 años.
    © Benoit MarquetAmpliar Programa postoperatorio de emergencia
    Tras violentos enfrentamientos con Al Fatah en mayo y junio, Hamás tomó el control de la Franja de Gaza. La ola de violencia dejó más de 1.200 heridos, muchos necesitados de atención especializada. En julio, MSF puso en marcha un programa de atención postoperatoria para que los pacientes se recuperaran y consiguieran la máxima movilidad. El equipo ofreció consultas de seguimiento, gestión del dolor, suministro de antibióticos y psicoterapia a cientos de personas. Además de por criterios médicos, los pacientes también eran admitidos por su situación económica, de seguridad o de movilidad.

    Suministro de medicamentos y material médico
    El embargo económico de 2006 impuesto por los países occidentales provocó un deterioro general del sistema sanitario y numerosas huelgas de personal. El Ministerio de Salud palestino depende completamente de las donaciones de la comunidad internacional y, aunque se activaron mecanismos para mitigar las presiones económicas y suministrar material médico, los trabajadores sanitarios no recibían sus salarios completos. Las constantes huelgas en el sector público interrumpieron la prestación de atención sanitaria, especialmente en Cisjordania. MSF hizo donaciones de medicamentos en Hebrón para ayudar a cubrir la escasez de recursos y suminstró medicamentos y material médico de emergencia a hospitales en Gaza.
    MSF trabaja en los Territorios Palestinos desde 1988.
    I Know What You Did Last Summer.

  8. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #7
    Italia
    Motivo de intervención: Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 32
    El problema de la inmigración en Italia sigue siendo preocupante. MSF ofrece atención médica a inmigrantes en este país. Para muchos, la vida es más precaria de lo que esperaban.

    Cada año, miles de inmigrantes llegan a Italia cruzando el Mediterráneo en patera. Muchas vidas se pierden por el camino. Los supervivientes llegan exhaustos, deshidratados y sufren infecciones respiratorias y lesiones cutáneas, causadas por la exposición a la sal y el agua y por quemaduras accidentales con gasolina. MSF ha instalado una base en uno de los principales puntos de entrada, en la isla de Lampedusa, donde ha ofrecido atención médica a más de 12.000 inmigrantes en 2007.
    © Sebastian BoleschAmpliar MSF continúa trabajando en la región de Campania, en las provincias de Caserta y Nápoles, donde dirige varias clínicas para inmigrantes sin papeles. Esta región es una de las más pobres de Italia y acoge a muchos inmigrantes ilegales que viven en condiciones extremadamente precarias. MSF se centra en la atención de mujeres inmigrantes que trabajan en el negocio del sexo, incluyendo actividades externas y prevención y tratamiento de infecciones de transmisión sexual y VIH/sida. En 2007 se realizaron más 7.000 consultas.

    Miles de inmigrantes se mueven por el sur de Italia para trabajar como temporeros en el campo. La mayoría son hombres jóvenes de África sin permiso para estar en Italia. Entre julio y noviembre de 2007, mientras ofrecía servicios médicos, un equipo de MSF entrevistó a más de 600 temporeros. Un informe completo se hará público en 2008, en el que se destacan las malas condiciones de vida, trabajo y salud de estos inmigrantes.

    MSF ofrece atención médica a inmigrantes. Para muchos, la vida en Italia es más precaria de lo esperado.

    Tras cinco años llevando a cabo programas en Sicilia, MSF traspasó todas las clínicas para inmigrantes sin papeles al Ministerio de Salud.


    MSF trabaja en Italia desde 1999.
    I Know What You Did Last Summer.

  9. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #8
    Yemen
    Motivo de intervención: Conflicto armado. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 44
    Desde la reunificación en 1990 del norte y el sur del país, Yemen ha sufrido tensiones políticas y sociales, y oleadas esporádicas de violencia. Desde 2004, la provincia noroccidental de Saada se ha visto especialmente afectada por las tensiones entre las fuerzas gubernamentales y los rebeldes. En septiembre de 2007, MSF empezó a trabajar en el país dando apoyo a estructuras sanitarias en Saada, y atendiendo a inmigrantes y refugiados en las gobernaciones de Abiyan y Shabwa.
    Apoyo a estructuras sanitarias
    Durante la primera mitad de 2007, unas 56.000 personas huyeron de sus casas por un nuevo brote de violencia en la provincia de Saada. En septiembre, tras la firma de un acuerdo de alto el fuego, MSF comenzó a trabajar en el hospital de Haydan para mejorar el acceso a la salud. Ha sido la primera vez desde el inicio de las hostilidades que se ha permitido trabajar en la región a una organización humanitaria internacional que no fuese el Comité Internacional de la Cruz Roja. El equipo da apoyo a los servicios ambulatorios y de hospitalización, a las unidades prenatales y de maternidad y al servicio de urgencias del hospital. En noviembre, MSF tuvo que evacuar Haydan en varias ocasiones al reiniciarse los combates, aunque el personal nacional dio continuidad a las actividades. En 2008 se ampliará el programa con actividades de cirugía.
    Durante los combates de 2007, el hospital de Razeh, al oeste de Haydan, que atiende a 75.000 habitantes, fue saqueado y parcialmente destruido. MSF lo rehabilitó y en diciembre reabrió los servicios de urgencias, hospitalización, maternidad, atención prenatal y planificación familiar.
    La volátil situación de seguridad dificulta los movimientos, por lo que un equipo de MSF acude seis días por semana a Dhayan, una localidad de 25.000 habitantes en zona rebelde. Se realiza una media de 120 consultas diarias, principalmente pediátricas y de salud de la mujer. MSF está contribuyendo también a la rehabilitación del hospital de Al Talh, cerca de Dhayan, que reabrirá en abril de 2008 tras siete años cerrado.
    Asistencia a inmigrantes y refugiados
    Cada año, miles de personas arriesgan su vida cruzando las peligrosas aguas del golfo de Adén, entre Yemen y Somalia. Se trata de somalíes que huyen de los combates en su tierra y de etíopes que no encuentran trabajo en su país por motivos políticos o que huyen del conflicto en Ogadén. Aunque en 2007 unas 28.000 personas lograron alcanzar la costa sur de Yemen, unas 650 murieron y otras tantas desaparecieron. La cifra real de muertos posiblemente es mucho mayor.
    Desde septiembre, MSF atiende a refugiados e inmigrantes en la costa yemení, prestando atención médico-humanitaria a más de 3.000 personas. A su llegada, un equipo móvil les ofrece atención médica de urgencia, agua, alimentos, materiales de ayuda y atención psicológica, dado que muchos llegan exhaustos y emocionalmente destrozados. En 2008, MSF también prestará atención médica en un nuevo centro de acogida del ACNUR en Ahwar.

    MSF trabaja en Yemen desde 2007.
    I Know What You Did Last Summer.

  10. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #9
    Suiza
    Motivo de intervención: Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 7

    MSF empezó a trabajar en Angola en 1983 en respuesta a emergencias médicas asociadas al conflicto que asolaba el país . La organización amplió sus actividades a medida que se iban identificando necesidades no cubiertas. Se dio un gran apoyo a la atención básica de salud , incluida la atención a personas con tuberculosis (TB), VIH/sida y tripanosomiasis humana africana (enfermedad del sueño). MSF respondió a brotes de enfermedades como meningitis, sarampión, cólera, fiebre hemorrágica y otros problemas como crisis nutricionales. En 2007, mientras el Estado seguía rehabilitando el sistema de salud, MSF completó un traspaso de dos años de sus proyectos al Gobierno y a ONG de desarrollo locales e internacionales.

    MSF trabajó en Angola de 1983 a 2007.
    I Know What You Did Last Summer.

  11. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #10
    Benín
    Cierre de proyectos en Benín
    En el departamento de Mono-Couffo, una zona rural de Benín con la prevalencia más alta de VIH, MSF puso en marcha en 2002 un programa de VIH/sida con actividades de educación, asesoramiento, análisis y tratamiento, y empezó a suministrar medicamentos antirretrovirales dos años más tarde. En total, MSF trató a 903 pacientes VIH-positivos durante el proyecto. A finales de junio de 2007, éste fue transferido a las autoridades de salud y a contrapartes locales que ahora ofrecen antirretrovirales de forma gratuita.
    Desde junio de 2005, MSF presta atención médica a los refugiados de Togo asentados en el campo de Agamé, al sur del país. A finales de 2006, MSF traspasó sus actividades en este campo de 8.000 personas a la Cruz Roja de Benín.

    MSF trabajó en Benín de 2002 a 2007.
    I Know What You Did Last Summer.

  12. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #11
    Burkina Faso
    Motivo de intervención: Enfermedad endémica/epidémica. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 248
    La detección y tratamiento de la desnutrición en Burkina Faso es dificultosa, por lo que MSF ha desarrollado un programa más descentralizado para abordarla. La organización también ha lanzado un programa de vacunación de meningitis a gran escala y sigue tratando a pacientes de VIH/sida, incluida la atención a niñas y adolescentes de la calle, muy vulnerables a enfermedades y abusos.
    La supervivencia de una inmensa mayoría de la población de Burkina Faso depende casi enteramente de las cosechas. La región semiárida del Sahel, fronteriza con Malí, es una de las zonas más densamente pobladas. Aquí una mala cosecha enseguida puede desembocar en una carestía extrema de alimentos. La desnutrición es endémica, especialmente entre niños menores de 5 años.

    La desnutrición es endémica, especialmente entre los niños menores de 5 años.

    En septiembre de 2007, MSF inició un proyecto de descentralización del tratamiento de la desnutrición en los distritos de Yako y Titao, utilizando clínicas móviles y centros de salud locales para tratar a los niños cerca de sus casas. Sólo los niños con desnutrición aguda que presentan complicaciones son hospitalizados, mientras que los demás pueden ser atendidos en las consultas externas de los centros de salud. A finales de diciembre había 7.000 niños menores de 5 años inscritos en este programa.

    Respuesta rápida ante la meningitis
    En febrero se produjo una epidemia de meningitis que afectó a más de 25.000 personas, de las que murieron 1.700. MSF intervino rápidamente para apoyar a las autoridades de salud locales y tratar a los pacientes. Al final de la emergencia, MSF había tratado a 1.500 personas en la capital, Uagadugu.
    En marzo, MSF realizó una campaña de vacunación en el distrito sanitario de Pissy, el más poblado de la capital, con una cobertura de unas 470.000 personas. En abril, MSF vacunó a la población de cuatro distritos rurales: Manga, Po y Zabre, en el sur, y Gorom-Gorom, en el norte. En total, MSF inmunizó a cerca de 955.000 personas.
    Descentralización de la atención de VIH/sida
    MSF continúa con su proyecto de VIH/sida en Pissy, ahora centrado en mejorar la adherencia al tratamiento mediante la descentralización de la atención. Se trata de acercar los servicios de salud al paciente a través de los centros de salud locales y aumentar el apoyo comunitario, lo que da más autonomía a las personas con VIH/sida. En 2007 se realizaron más de 23.000 consultas. Desde 2004, MSF ofrece terapia antirretroviral para el VIH, con más de 4.000 pacientes en tratamiento hasta el momento.
    Niñas de la calle en Uagadugu
    MSF gestiona un proyecto para niñas y adolescentes de la calle de entre 9 y 20 años en la capital. Al principio, el equipo referiría y acompañaba a las chicas a los centros de salud públicos, pero desde principios de año está prestando atención médica directa. Las actividades incluyen tratamiento de infecciones de transmisión sexual y VIH/sida, atención gineco-obstétrica y prenatal, y apoyo a víctimas de violencia sexual, mejorando su protección legal. En total se realizaron unas1.200 consultas y 29 partos fueron atendidos. MSF sigue trabajando para concienciar a las autoridades y a la sociedad sobre la violencia que sufren estas niñas y reducir su marginación. En 2008, MSF traspasará este proyecto a una contraparte local llamada Keogoo.
    MSF trabaja en Burkina Faso desde 1995.
    I Know What You Did Last Summer.

  13. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #12
    Burundi
    Motivo de intervención: Enfermedad endémica/epidémica. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en terreno: 442
    A medida que las agencias de desarrollo han aumentado sus actividades en Burundi, MSF ha podido transferir algunos proyectos al Ministerio de Salud y otros actores humanitarios. Pero la situación sigue siendo precaria en muchas zonas del país, especialmente en cuanto a la salud de la mujer.
    © Jennifer WarrenAmpliar Traspaso de proyectos
    En 2007, cuatro años después de una larga guerra civil y dos después de las primeras elecciones democráticas de la posguerra en Burundi, MSF traspasó sus programas en Kinyinya, Kayanza y Karuzi.
    MSF había trabajado en el hospital de Kinyinya, distrito de Ruyigi, desde 2003. Además de atención secundaria en dicho hospital, el personal de MSF ofrecía apoyo médico y material a otros siete centros de salud del distrito. Sin embargo, con el aumento de las actividades de desarrollo en Burundi, MSF traspasó algunos de sus proyectos al Ministerio de Salud y a otros actores. En mayo se traspasaron a la Iglesia Baptista cuatro clínicas y un hospital en Musema, provincia de Kayanza, en los que MSF trabajó desde 2004. En el distrito de Karuzi, donde MSF trabajaba desde 1995, la Comunidad Europea empezará a apoyar un hospital y 12 centros de salud a principios de 2008.

    La situación sigue siendo precaria en muchas zonas del país, especialmente en cuanto a la salud de la mujer.

    Necesidades de salud de la mujer
    L os problemas de salud de las mujeres a menudo son ignorados. La violencia sexual está muy extendida y hay una clara necesidad de atención sanitaria de calidad y gratuita. Los equipos médicos del centro Seruka de MSF en Bujumbura atendieron a 1.430 víctimas, de las cuales el 63% tenía menos de 19 años y el 14% menos de 5. El centro Seruka es el único centro de este tipo en Burundi abierto siete días por semana. Tras cinco años de actividad, el centro está consolidado y las mujeres de la zona lo conocen bien.
    En el distrito rural de Bujumbura, MSF da apoyo a 12 maternidades en la gestión de urgencias obstétricas. En los casos más graves, las mujeres son trasladadas en ambulancia a clínicas privadas de Bujumbura, donde reciben atención especializada. Desde agosto, el deterioro de la seguridad en los alrededores de la capital sólo permite realizar traslados diurnos, ya que las carreteras son demasiado peligrosas por la noche.
    MSF está construyendo una clínica especializada en la zona de Kabezi para ofrecer atención de urgencias obstétricas gratuita y de calidad, de modo que las mujeres con partos complicados no tengan que ir a la capital para ser atendidas.


    MSF trabaja en Burundi desde 1992.
    I Know What You Did Last Summer.

  14. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #13
    Bolivia
    Motivo de intervención: Enfermedad endémica/epidémica

    Personal en el terreno: 35




    La enfermedad de Chagas afecta a unos 18 millones de personas en Latinoamérica, dándose la mayor prevalencia en Bolivia. Esta infección parasitaria, transmitida por un insecto que habita en regiones pobres y zonas rurales, debilita el corazón y el sistema digestivo, reduciendo la esperanza de vida unos 10 años.
    Para tratar esta enfermedad, sólo existen dos viejos medicamentos que presentan muchos efectos secundarios y requieren un seguimiento continuado. Las intervenciones médicas siempre se han centrado en niños, ya que no se ha demostrado que el tratamiento en adultos sea del todo eficaz.
    MSF tiene varios proyectos para prevenir y tratar el Chagas en Bolivia. Al principio sólo se atendía a niños, pero en agosto se inició un nuevo proyecto en Cochabamba, integrado en seis centros de salud urbanos, que también incluye a adultos. El arranque ha sido lento por la necesidad de formar al personal, pero hoy la enfermedad de Chagas está un paso más cerca de ser tratada como cualquier otra a nivel de atención primaria.
    El programa nacional de lucha contra el Chagas empezó a diagnosticar y tratar a pacientes menores de 15 años en varios municipios del país en 2006, pero el tratamiento aún está fuera del alcance de la mayoría de la población. Por ello, MSF ha aumentando sus acciones de apoyo dentro del país. La investigación también es un punto clave de los proyectos de Chagas en Bolivia. En 2008 se abrirán nuevos programas para el desarrollo de métodos diagnósticos y tratamientos.
    MSF trabaja con otras organizaciones nacionales e internacionales para concienciar sobre el Chagas y fomentar la investigación y desarrollo de nuevas pruebas diagnósticas y medicamentos eficaces. MSF ha colaborado con la Organización Panamericana de la Salud y participa en la Red Global para la Erradicación del Chagas que la Organización Mundial de la Salud creó en julio.

    MSF trabaja en Bolivia desde 1986.
    I Know What You Did Last Summer.

  15. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #14
    Brasil
    Motivo de intervención: Conflicto armado
    Personal en el terreno: 42
    Complexo do Alemão es un barrio pobre y violento de Río de Janeiro. La zona es muy conocida por los frecuentes enfrentamientos entre grupos armados y la policía local. Sus habitantes, que se calculan en unas 150.000 personas, viven atrapados por la violencia.
    Desde octubre, MSF ofrece atención de urgencia y de salud mental a la población de Complexo do Alemão. La organización tiene un centro en Fazendinha, en el corazón del barrio, que además ofrece servicios de referencias ambulatorias y asesoramiento. El personal médico aplica técnicas como el soporte vital avanzado de urgencias, que permite hacer un diagnóstico rápido de las necesidades del paciente. En diciembre, MSF había atendido a unas 2.000 personas, la mayoría por lesiones accidentales y violentas, infecciones respiratorias y posibles casos de dengue.
    MSF ofrece formación en varios municipios del país sobre gestión de riesgos de seguridad en entornos violentos. Más de 600 trabajadores del programa de salud familiar en Río, Belo Horizonte y otros municipios han asistido a estas sesiones durante el año.
    En colaboración con la Fundación Oswaldo Cruz, MSF ha iniciado un proyecto de diagnóstico de la enfermedad de Chagas en la región del Amazonas. El objetivo es formar a profesionales sanitarios para que puedan identificar el parásito del Chagas cuando buscan casos de malaria. Hasta el momento, el programa se ha aplicado en 12 centros de salud y se han identificado unos 200 casos de Chagas. En 2008 se quiere extender a más centros.
    MSF trabaja en Brasil desde 1991.
    I Know What You Did Last Summer.

  16. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #15
    Colombia
    Motivo de intervención: Conflicto armado. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria. Desastre natural

    Personal en el terreno: 312
    Cientos de miles de colombianos están desplazados, atrapados, aislados y empobrecidos por el conflicto que asola su país desde hace 45 años. La guerrilla, el ejército y los paramilitares siguen enfrentados y la violencia ha provocado problemas físicos y psicológicos generalizados, pero muchos siguen siendo ignorados por el Gobierno y la comunidad internacional. El acceso a la atención sanitaria es difícil y peligroso para las poblaciones rurales en zonas de conflicto y para quienes buscan refugio en los suburbios de las grandes ciudades.
    Asistencia en zonas de conflicto
    MSF tiene proyectos de atención sanitaria en todo el país, especialmente en regiones afectadas por el conflicto y la violencia. Equipos móviles ofrecen servicios de atención primaria, salud sexual y reproductiva, y salud mental a pacientes en zonas rurales de los departamentos de Norte de Santander, Sucre/Bolívar, Chocó, Córdoba, Nariño, Cauca, Putumayo, Arauca y Caquetá.

    En julio, MSF empezó a dispensar atención mediante equipos móviles en zonas rurales de Cartagena del Charia y San Vicente del Caguán. Las poblaciones del sur de Colombia también sufren los efectos del conflicto, con frecuentes enfrentamientos en Cauca y Putumayo. En marzo, MSF empezó a trabajar en la región, dando apoyo a estructuras de salud y con equipos móviles.
    MSF también consiguió entrar en la región Montes de María, después de tres años de bloqueo a todas las organizaciones internacionales.
    En Buenaventura (valle del Cauca), una de las ciudades más violentas del país, el acceso a la atención sanitaria se ve limitado por el peligro de desplazarse por la ciudad. MSF ha habilitado clínicas móviles para ofrecer servicios de urgencia y ha abierto un centro para pacientes que no pueden acceder a otros servicios sanitarios por motivos económicos o de seguridad.
    Ayuda a desplazados internos
    En Sucre, MSF atiende a personas desplazadas, realizando más de 9.000 consultas en una clínica de la ciudad de Sincelejo. En Soacha, un municipio a las afueras de Bogotá, la capital, MSF trabaja con desplazados ofreciendo atención médica y apoyo de salud mental a personas excluidas del sistema de salud. El equipo informa a los pacientes sobre sus derechos en materia de salud y sobre cómo acceder al sistema público. Unos 2.700 pacientes fueron atendidos en 2007, muchos de ellos por problemas dermatológicos, infecciones respiratorias y alteraciones psicológicas.
    En agosto, MSF abrió un nuevo proyecto para desplazados en Tame, departamento de Arauca, en la frontera con Venezuela, donde se realizaron casi 1.500 consultas en los dos primeros meses. Los retrasos en las prestaciones sociales dejan vacíos en la cobertura sanitaria de los desplazados, que MSF compensa con atención médica a los recién llegados. En Caquetá se está trabajando para ofrecer apoyo psicológico a través de los centros de salud mental de Florencia y los municipios cercanos. En 2007, se realizaron 9.540 consultas. Estas actividades se complementan con formación y apoyo a las instituciones de salud mental locales.
    Salud materno-infantil
    En Quibdó, departamento de Chocó, MSF se centra en la atención a mujeres y niños, dando apoyo directo a los servicios de maternidad. MSF también ofrece atención de salud sexual y reproductiva, y de salud mental, a través de clínicas móviles en zonas de la ciudad donde se concentran los desplazados. En total se han hecho más de 17.600 consultas, con especial atención a las necesidades médicas y psicológicas de las víctimas de violencia sexual y doméstica.
    Proyectos cerrados en Tolima y Huila
    Después de siete años, MSF ha empezado a cerrar proyectos que ofrecían atención primaria y de salud mental en zonas rurales de Tolima y Huila, y a personas desplazadas en Ibagué, al disminuir este tipo de población.
    MSF trabaja en Colombia desde 1985.
    I Know What You Did Last Summer.

  17. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #16
    Haití
    Motivo de intervención: Conflicto armado. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 794
    Amplios sectores de la población de Haití, especialmente en la capital, Puerto Príncipe, viven en precarias condiciones a causa de la pobreza, el abandono, la violencia urbana y la falta de acceso a la atención sanitaria. Según un estudio realizado por MSF entre enero de 2006 y julio de 2007, casi una de cada cuatro muertes en el suburbio de Martissant estaban relacionadas con la violencia. En este barrio se atendieron más de 200 urgencias por herida de bala.
    Violencia y conflicto
    Desde diciembre de 2006, MSF gestiona un centro de urgencias en Martissant, un suburbio de la capital caracterizado por la violencia y la falta de instalaciones médicas. Cada día se derivan pacientes de este centro a otros hospitales donde trabaja MSF. La organización tiene clínicas móviles en Martissant que atienden a unos 400 pacientes al día.
    A finales de 2007, MSF traspasó al Ministerio de Salud el proyecto de Cité Soleil, otro barrio donde ha mejorado la situación de seguridad. El proyecto empezó en julio de 2005 para atender a víctimas de la violencia. MSF estuvo presente incluso durante los enfrentamientos más intensos, realizando 72.000 consultas en el centro de atención primaria de Chapi y 32.000 en el hospital de Choscal, donde ingresaron más de 13.000 pacientes. Sin embargo, a partir del mes de abril la situación mejoró, dejaron de llegar heridos de bala al hospital y los vecinos ya no estaban atemorizados ni aislados.
    © Pep BonetAmpliar MSF siguió ofreciendo atención médica y quirúrgica en su centro de urgencias de Trinité, en Puerto Príncipe, con más de 14.000 pacientes admitidos, frente a los 11.000 de 2006. El número de admisiones por heridas de bala disminuyó y pasó de 1.300 en 2006 a 500 en 2007, aunque el número de heridos de arma blanca, violaciones y palizas siguió en aumento. En total, se atendieron 2.847 urgencias relacionadas con la violencia.

    Durante el año, los equipos médicos se centraron en mejorar la calidad de la asistencia y perfeccionar técnicas quirúrgicas de reciente introducción. Un total de 205 pacientes se beneficiaron de ello, lo que redujo considerablemente su estancia en el hospital. MSF también gestiona un centro de rehabilitación donde los pacientes que necesitan tratamiento postoperatorio especializado reciben atención psicológica y fisioterapia.
    En junio, MSF aumentó su capacidad para tratar a víctimas de violencia sexual en la capital, ofreciendo tratamiento médico y psicológico completo. Entre junio de 2006 y julio de 2007, 242 víctimas fueron atendidas. En julio, se reanudaron las campañas informativas sobre la confidencialidad de las consultas y la necesidad de tratamiento en las 72 horas posteriores a la agresión, en los suburbios y el centro de la ciudad.


    Salud materna
    La tasa de mortalidad materna en Haití es de las más altas del hemisferio oeste (unas 630 mujeres por cada 100.000 nacimientos), principalmente debido a la eclampsia. La inseguridad de los suburbios urbanos limita el acceso de muchas mujeres a la atención sanitaria; la violencia física y sexual, la extorsión y el crimen en general son una gran amenaza.

    En 2006, se abrió una maternidad de urgencias en el hospital Jude Ann de Puerto Príncipe, el único de Haití que ofrece este servicio de forma gratuita. A finales de 2007, se habían atendido más de 13.000 partos. MSF también empezó a ofrecer atención prenatal y postnatal y un servicio de referencias médicas en los suburbios de La Saline, Pelé Simon y Solino. En 2008 se incorporarán servicios de salud mental.

    MSF trabaja en Haití desde 1991.
    I Know What You Did Last Summer.

  18. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #17
    Honduras
    Motivo de intervención: Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 41




    La violencia urbana en la capital, Tegulcigalpa, afecta a niños de la calle que ya están marginados. Muchos sufren adicción a las drogas, precariedad laboral y falta de acceso a las estructuras de salud.
    MSF gestiona un centro de día para jóvenes de la calle en Comayaguela, uno de los barrios más pobres de Tegulcigalpa. El proyecto ofrece apoyo psicológico y atención médica a niños y jóvenes de hasta 24 años que viven en la calle. La organización también ha realizado campañas de sensibilización para dar a conocer el centro y los servicios que ofrece a los jóvenes, también les informa sobre sus derechos y los acompaña a centros de salud en casos de emergencia.
    Con este proyecto se quiere combatir el daño producido por las drogas y, en especial, la adicción más extendida de esnifar pegamento. Otras actividades médicas se centran en la salud sexual y reproductiva, ya que las chicas jóvenes se ven implicadas con frecuencia en actividades de comercio sexual o son víctimas de la violencia sexual. Se estima que en 2007 pasaron por el centro de día unos 400 jóvenes.
    MSF aboga a favor de estos chicos, exponiendo su grave situación ante organismos gubernamentales y no gubernamentales y la opinión pública, en un esfuerzo por mejorar su situación. MSF recopiló en un libro las experiencias de los jóvenes de la calle y lo distribuyó a las autoridades locales, a otras organizaciones y al público en general.
    A finales de año, MSF empezó a dar asistencia a otros grupos vulnerables y marginados que también ven limitado su acceso a los servicios sociales y de salud.

    MSF trabaja en Honduras desde 1998.
    I Know What You Did Last Summer.

  19. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #18
    Perú
    Motivo de intervención: Enfermedad endémica/epidémica. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria. Desastre natural

    Personal en el terreno: 73
    En agosto un potente terremoto sacudió Perú. MSF prestó ayuda médica de emergencia a comunidades alejadas, al tiempo que seguía asistiendo a grupos vulnerables afectados por el VHI/sida.
    Asistencia a comunidades apartadas
    El 15 de agosto, un terremoto de 7,9 grados en la escala de Richter sacudió la costa peruana, dejando 600 muertos, 2.000 heridos y cientos de miles de personas sin hogar. Las poblaciones más afectadas fueron las de Chincha, Pisco e Ica, unos 200 kilómetros al sur de Lima. El primer equipo de MSF llegó en 24 horas para evaluar las necesidades y organizar la ayuda de emergencia.
    MSF se centró en las regiones más apartadas del este y en la ciudad de Guadalupe, al sureste. En Pisco se instaló un centro de atención postraumática y postoperatoria. También se llevaron clínicas móviles a varias poblaciones, con el apoyo de 30 centros de salud que suministraban medicamentos y hacían controles epidemiológicos. Un equipo de psicólogos organizó sesiones de apoyo para grupos e individuales para ayudar a la gente a afrontar los efectos psicológicos del desastre. En diciembre, al terminar las actividades de emergencia, se había dado atención psicológica a 8.000 personas. Otras 12.000 se beneficiaron del suministro de agua, medicamentos y materiales de ayuda, así como de las actividades de saneamiento.
    © Larry Towell / MagnumAmpliar Traspaso de proyectos de VIH/sida
    Parte del trabajo de MSF en el país se centraba en la atención integral de VIH/sida, cuya prevalencia es relativamente baja y ésta muy concentrada en grupos marginales como trabajadores del sexo, drogadictos y presos.

    En 2004, se abrió un proyecto en Villa El Salvador, el segundo suburbio más grande de Lima, con medio millón de habitantes. El objetivo era descentralizar la atención de VIH/sida y reducir la discriminación, promoviendo el libre acceso a la atención sanitaria.
    MSF también introdujo el recuento manual de linfocitos CD4 en cinco provincias peruanas y formó al personal del Ministerio de Salud en esta técnica, fundamental para establecer los niveles de inmunidad de los pacientes y determinar cuándo deben iniciar el tratamiento antirretroviral (ARV).
    Desde 2006, MSF fue traspasando sus actividades al Ministerio de Salud. Al final del proyecto, se habían formado a más de 2.000 trabajadores sanitarios y se habían creado servicios de asistencia psicosocial voluntarios en más de 30 centros de salud. En total había 482 pacientes de VIH en el programa y 342 en tratamiento ARV.

    MSF también cerró un proyecto de atención a reclusos con infecciones de transmisión sexual y VIH/sida en la prisión de Lurigancho, la más grande de Perú. Este proyecto fue replicado en las cárceles de Chorillos Common, Chincha y Huaral.

    MSF trabaja en Perú desde 1985.
    I Know What You Did Last Summer.

  20. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #19
    Congo
    Motivo de intervención: Conflicto armado. Enfermedad endémica/epidémica
    Personal en el terreno: 190
    Congo

    Motivo de intervención: Conflicto armado. Enfermedad endémica/epidémica
    Personal en el terreno: 190

    View Larger Map
    Tras más de una década de guerra civil y tensiones, la República del Congo ha cumplido su cuarto año de negociaciones posconflicto. El cese formal de la lucha armada ha permitido reanudar la actividad económica, mayormente concentrada en la ciudad petrolera de Pointe Noire y en la capital, Brazzaville. El Ministerio de Salud ha asumido la responsabilidad de la atención sanitaria en la región de Pool. Dado que la situación ya no se considera de emergencia, MSF ha empezado a traspasar algunas actividades.
    No obstante, aún quedan muchas necesidades por cubrir en Mindouli y Kindamba (región de Pool), debido a la prevalencia de malaria, infecciones respiratorias, diarreas, VIH/sida y tuberculosis (TB), así como brotes de enfermedades infecciosas.
    MSF dio asistencia integrada en los hospitales de Mindouli y Kindamba, con servicios de atención ambulatoria, maternidad, tratamiento de enfermedades infecciosas (TB y VIH), atención de VIH/sida con personal voluntario, asesoramiento psicosocial y cirugía de urgencias, realizando un total de más de 78.000 consultas.
    MSF traspasó al Ministerio de Salud las actividades de detección y tratamiento de pacientes de enfermedad del sueño, aunque seguirá disponible en caso necesario. Los equipos también prestaron atención sanitaria en clínicas móviles a las comunidades de los alrededores de las ciudades de Mindouli y Kindamba.
    Respuesta a brotes de cólera
    A finales de enero, se detectó un brote de cólera en Pointe Noire y, a las pocas semanas, otro en Brazzaville. MSF colaboró con el Ministerio de Salud reforzando un área de aislamiento de pacientes y ofreciendo medicamentos, formación médica, y equipos de agua y saneamiento.
    Traspaso de proyectos
    En junio, MSF anunció el traspaso de sus actividades a mediados de 2008 y su retirada del país. Para garantizar la continuidad de los servicios médicos, MSF identificó otras contrapartes, incluidas ONG locales y agencias de Naciones Unidas, con capacidad para apoyar al Ministerio de Salud en la región de Pool. MSF colaborará con el ministerio en algunas zonas aisladas en las que se halló una alta incidencia de enfermedad del sueño durante la evaluación final de proyectos de 2008.

    MSF trabaja en la República Popular del Congo desde 1997.

    (Fuente: MSF Memoria Internacional 2007)
    I Know What You Did Last Summer.

  21. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #20
    Costa de Marfil
    Motivo de intervención: Conflicto armado
    Personal en el terreno: 1.098
    Tras cuatro años de guerra civil y estancamiento político, en marzo de 2007 se firmó un acuerdo de paz en Costa de Marfil que llevó a un proceso de reunificación entre el sur controlado por el Gobierno y el norte rebelde. Con la formación de un Gobierno de unidad nacional, en abril se desmanteló la Zona de Confianza, un terreno neutral que separaba a las partes en conflicto. Esta zona, antes protegida por fuerzas de paz de la ONU y un contingente militar francés, ahora está protegida por las Brigadas Mixtas, un cuerpo policial que integra a ambas partes. Se ha vuelto a desplegar personal administrativo y sanitario en el norte y el oeste del país, lo que ha permitido a MSF traspasar algunos proyectos a las autoridades.
    Mejorar el acceso a la salud en las antiguas zonas rebeldes
    A pesar del cambio político, la mayoría de la población sigue teniendo un acceso limitado a los servicios de salud debido al sistema de recuperación de costes. Si bien MSF sigue asistiendo a las poblaciones de las regiones antes controladas por los rebeldes, ha hecho una llamamiento para que el Gobierno reoriente su política sanitaria y la atención sea gratuita.

    © Thierry DricotAmpliar Hasta abril, la inseguridad seguía siendo elevada en el distrito de Bangolo, en la antigua Zona de Confianza, donde MSF atendió a varias personas heridas de bala. La organización denunció públicamente los repetidos ataques, robos, asesinatos y violaciones cometidos contra los civiles de la zona, y publicó una recopilación de testimonios de las víctimas. En junio MSF elevó la categoría del centro de salud de Bangolo a hospital de distrito, donde ofrece atención secundaria de calidad, servicios de urgencias y de hospitalización, a falta de servicios públicos adecuados. MSF gestiona también un centro de atención primaria y clínicas móviles que ofrecen atención básica y tratamiento nutricional en este distrito. Durante el año se realizaron unas 85.000 consultas.



    MSF gestiona un centro de atención primaria y clínicas móviles que ofrecen atención básica y tratamiento nutricional en el distrito de Bangolo.

    MSF siguió trabajando en el hospital de Danané, cerca de la frontera con Liberia, al oeste del país, prestando atención secundaria en régimen hospitalario, atención integrada de tuberculosis y VIH/sida, tratamiento de la desnutrición y atención pediátrica y obstétrica.

    Hasta octubre, MSF dio apoyo a un hospital en Bin Houyé y al hospital de distrito en Zouan Hounien, en el sur de la Zona de Confianza, proyectos que fueron traspasados a las autoridades sanitarias. MSF también gestionó clínicas móviles y un programa móvil de nutrición en los distritos de Danané y Zouan Hounien. A finales de 2007 se mantenían tres cínicas móviles y 13 puestos ambulatorios de nutrición. MSF seguirá vigilando los niveles de desnutrición hasta su retirada de Danané prevista en 2008.

    © Rossen JekovAmpliar
    Traspaso de proyectos
    A medida que las estructuras de salud pública volvían a funcionar, el Ministro de Salud expresó su disposición a asumir la atención sanitaria. MSF comenzó a traspasar sus proyectos a las autoridades allí donde era posible y lo seguirá haciendo en 2008.

    Durante una emergencia en 2002, MSF inició un proyecto de atención médica gratuita en el hospital de Bouaké, una de las nayores ciudades del país. En abril de 2007, tras la mejora de las capacidades regionales, este proyecto se traspasó al Ministerio de Salud. En los cuatro primeros meses del año, 1.243 pacientes habían sido hospitalizados y se habían realizado 6.360 consultas. En junio, MSF cerró su proyecto en el hospital de referencia de Man, en el oeste del país, donde ofrecía desde 2003 servicios de atención primaria y secundaria de salud, incluidos tratamiento antirretroviral para pacientes con VIH/sida, y cirugía de urgencia y obstétrica a mujeres con fístula. De enero a junio, MSF realizó más de 1.200 operaciones y 28.000 consultas externas.
    En septiembre, MSF finalizó sus actividades en Guiglo, también en el oeste, donde prestaba atención de salud primaria y tratamiento de la desnutrición aguda severa en menores de 5 años. Hasta septiembre se habían realizado unas 26.800 consultas y 611 niños recibieron tratamiento nutricional.

    MSF trabaja en Costa de Marfil desde 1990.
    I Know What You Did Last Summer.

  22. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #21
    Etiopía
    Motivo de intervención: Conflicto armado. Enfermedad endémica/epidémica. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria. Desastre natural
    Personal en el terreno: 729
    El conflicto en la región de Ogadén, de etnia somalí, se agudizó en 2007. Las misiones exploratorias de MSF en las cinco zonas de Ogadén afectadas detectaron una alarmante situación humanitaria. La población estaba sometida a la violencia y el desplazamiento, su sustento amenazado y su acceso a la atención sanitaria severamente limitado. Sin embargo, MSF vio repetidamente impedido su acceso a estas zonas, tras la evacuación de un equipo por un incidente de seguridad en julio. En septiembre, MSF denunció la situación humanitaria y la negativa del Gobierno etíope a permitir el regreso de su personal a la región. A finales de año, MSF aún no tenía un acceso adecuado e independiente.
    © Javier RoldánAmpliar Prestar atención sanitaria esencial
    A pesar de las dificultades, el personal etíope de MSF en Cherrati siguió trabajando con el Ministerio de Salud, prestando servicios de salud primaria y de tuberculosis (TB) en el centro de salud local. Durante el año se completó la construcción de una “aldea de TB”, donde se alojan los pacientes durante los ocho meses que dura el tratamiento. Además de atención médica, MSF les proporciona alimentos, con lo que se aumenta la adherencia al tratamiento y su completa finalización. 430 pacientes fueron tratados en la aldea de TB de Cherrati.

    Cuando MSF pudo regresar a la región de Ogadén en diciembre, los equipos dieron apoyo a un centro de salud y clínicas móviles del Ministerio de Salud en la zona de Fiiq. A finales de año, los equipos atendían a 50 pacientes al día, principalmente por infecciones respiratorias, urinarias e intestinales. También se reanudó la colaboración con el ministerio en Wardher y se hizo una evaluación en Degahbur para iniciar actividades en 2008.
    La asistencia a poblaciones vulnerables en la región de Gambella no se vio afectada por el conflicto en Ogadén. A través de un centro de salud en Itang y clínicas móviles en cinco zonas, MSF ofreció atención integral de VIH y TB, atención primaria y servicios de hospitalización. El apoyo a un centro de salud en Abdurafi, en la región de Amhara, continuó durante el año, centrándose en la atención y tratamiento de pacientes de kala azar (leishmaniasis visceral), de los que casi 400 se curaron. En el centro de salud de Abdurafi, MSF introdujo el tratamiento antirretroviral en abril, ante el elevado número de trabajadores inmigrantes y una prevalencia estimada de VIH de un 15-20%. Unos 120 pacientes iniciaron el tratamiento durante el año. El personal de MSF también gestiona clínicas móviles en 12 emplazamientos de la región.
    En la región de Amhara, MSF inició un proyecto de salud primaria en Libo Kemkem, ofreciendo tratamiento de calidad a unos 364 pacientes de kala azar, además de tratar la malaria y la TB, y dar apoyo a un centro de nutrición terapéutica.

    Casi 500 personas infectadas con kala azar se curaron en el hospital de Humera.

    Respuesta a emergencias
    Durante 2007, los equipos de MSF respondieron a varias emergencias en Etiopía. En junio se organizó un programa de emergencia en zonas de reasentamiento en Awi y el distrito de Quara, región de Amhara, para hacer frente a un brote de sarampión y prepararse ante la estación de malaria. Se vacunaron casi 6.000 niños contra el sarampión en Awi y 5.000 en Quara. También se detectaron casos de desnutrición que fueron atendidos mediante clínicas móviles. Pasado el verano, MSF respondió a un importante brote de cólera en las regiones de Tigray y Amhara, tratando a más de 1.700 personas. En octubre, los equipos en la región de Gambella distribuyeron artículos de primera necesidad, como bidones o utensilios de cocina, a unas 41.000 personas afectadas por las inundaciones. A mediados de noviembre, MSF respondió a una crisis nutricional en la región de Afar, mediante un centro de nutrición terapéutica y organizando clínicas móviles para llegar a las áreas más afectadas. Durante la acción se atendió a 116 niños severamente desnutridos. MSF sigue tratando a personas infectadas con kala azar en el hospital de Humera, región de Tigray, y ha dado apoyo a 10 puestos de salud de la región para hacer pruebas rápidas de detección de la enfermedad. Casi 500 personas con kala azar se curaron en este hospital.

    Cierres y traspasos
    En otros lugares de Etiopía, se pudieron traspasar proyectos al Ministerio de Salud. En enero se traspasó un proyecto de salud primaria en Fogera. En febrero, MSF cerró su proyecto de TB en Galaha, región de Afar, al ponerse en marcha el programa nacional de TB. En mayo, la organización traspasó al Ministerio de Salud el componente de VIH/sida de su programa en Humera.


    MSF trabaja en Etiopía desde 1984.
    I Know What You Did Last Summer.

  23. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #22
    Guinea-Conakry
    Motivo de intervención: Conflicto armado. Enfermedad endémica/epidémica.
    Personal en el terreno: 272
    A comienzos de 2007, la subida de precios de los productos básicos, la caída del nivel de vida y la corrupción generalizada provocaron huelgas y malestar social en Guinea, con un resultado estimado de 180 muertos y más de 1.000 heridos. MSF atendió a los heridos durante las revueltas, continuó tratando a pacientes con VIH/sida y respondió a brotes de cólera durante la estación de lluvias.
    Atención a los heridos
    En febrero, como resultado del empeoramiento de la crisis económica y política, la violencia se desató en la capital, Conakry, y en ciudades como Guéckédou, en la frontera con Liberia. MSF ofreció atención médica de urgencia en el centro de salud Matam de Conakry y en el hospital de Guéckédou. Los casos más graves se derivaron al hospital Donka de Conakry. Durante los dos meses de esta intervención de emergencia, MSF trató a más de 150 heridos, y dio apoyo técnico y material al hospital de Donka, donde 800 heridos más fueron atendidos.

    Tratamiento de tuberculosis, malaria y VIH/sida
    El acceso de la población a la atención sanitaria se ha visto dificultado por la situación de estancamiento económico y las carencias de un sistema sanitario basado en la recuperación de costes. MSF siguió dispensando atención de VIH/sida, malaria y tuberculosis (TB). Se realizaron unas 32.000 consultas de VIH y TB, y se trataron 700 casos de TB en Conakry y Guéckédou, muchos de los cuales presentaban coinfección por VIH/sida.

    Los actores presentes no tienen capacidad suficiente para atender las necesidades de los pacientes con VIH. Por ello, desde 2003, MSF gestiona dos programas de VIH/sida en Guéckédou y Conakry, donde ofrece tratamiento antirretroviral (ARV) desde 2004. Para acercar la atención gratuita de VIH/sida a los pacientes, MSF amplió en 2007 sus actividades e inició su descentralización desde el centro Matam a varios centros más. MSF hizo el seguimiento de 3.900 pacientes de VIH/sida y proporcionó ARV a unas 2.400 personas, más de la mitad de los pacientes en tratamiento de toda Guinea.

    MSF ha dado apoyo a la atención de personas con malaria en la provincia de Dabola.

    Desde 2005, MSF ha dado apoyo a la atención de personas con malaria en la provincia de Dabola y ha defendido el uso de la terapia combinada con artemisinina (TCA), un tratamiento más eficaz. MSF ha ofrecido la TCA y pruebas de diagnóstico en servicios ambulatorios y nueve centros de salud de la región. Aunque el Gobierno guineano acordó en 2005 la inclusión de la TCA en el protocolo nacional de tratamiento de la malaria, a finales de 2007, la mayoría de guineanos no podían acceder al tratamiento debido a su coste. Tal vez este problema se resuelva en un futuro cercano, ya que en octubre el Fondo Global decidió por fin conceder fondos a Guinea para esta terapia. En 2008, MSF tiene previsto retirarse de Dabola; hasta entonces documentará el uso del artemetero (principio activo) en el tratamiento de casos severos de malaria. Respuesta al cólera
    El cólera es endémico en Guinea. Varios brotes desde principios de año acabaron desencadenando una epidemia en otoño, con 8.000 casos registrados y unas 300 muertes en total. La mitad se produjeron en Conakry. MSF dio apoyo a varios centros de tratamiento de la capital y abrió dos centros adicionales en los barrios de Ratoma y Matoto en noviembre, tratando a unos 4.000 pacientes durante esta intervención.
    Traspaso de proyectos
    En agosto MSF cerró su proyecto en Nzérékoré, región de Guinée Forestière, al cerrarse oficialmente el campo de refugiados de Lainé. Durante cinco años, MSF dio asistencia a personas que huían de Liberia y Costa de Marfil, ofreciendo servicios de atención básica, ambulatorios y hospitalarios, salud materno-infantil y tratamiento para mujeres con VIH/sida y víctimas de la violencia. A su salida, MSF donó a los hospitales de Lola y Nzérékoré el suministro de un año de medicamentos ARV para cubrir el tratamiento de los pacientes con VIH/sida que lo habían iniciado con MSF.
    MSF trabaja en Guinea desde 1984.
    I Know What You Did Last Summer.

  24. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #23
    Kenia
    Motivo de intervención: Conflicto armado. Enfermedad endémica/epidémica. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria. Desastre natural
    Personal en el terreno: 463
    La escalada de violencia ha dejado a muchas personas sin acceso a atención sanitaria en la región de Mount Elgon. MSF ha organizado clínicas móviles para llegar a ellas. Los índices de VIH/sida y tuberculosis siguen en aumento. MSF está tratando a muchos pacientes coinfectados utilizando tecnologías e instalaciones nuevas, mientras sigue haciendo campaña para el acceso a medicamentos para el kala azar, una enfermedad olvidada.
    Desplazamientos constantes
    Desde agosto de 2006, los violentos enfrentamientos por la propiedad de la tierra en la región de Mount Elgon, al oeste de Kenia, han provocado el desplazamiento de miles de personas para refugiarse en ciudades más grandes, montañas, bosques o pueblos vecinos. Estas personas se ven atrapadas entre grupos enfrentados y reciben poca ayuda. En abril de 2007, MSF inició un proyecto de atención médico-humanitaria a las poblaciones de este distrito, sometidas a la violencia y a constantes desplazamientos de corta duración. Los equipos de MSF ofrecen atención gratuita de calidad mediante clínicas móviles y una red de apoyo a las estructuras sanitarias de la zona. © Brendan BannonAmpliar En el distrito de Molo, los enfrentamientos, la violencia y las amenazas obligaron a desplazarse a unas 17.000 personas en diciembre. Muchas se agruparon en pequeños campos diseminados por el distrito. MSF puso en marcha clínicas móviles para evaluar las necesidades y ofrecer consultas médicas y servicios de saneamiento semanales en estos campos.

    Atención integral de VIH/sida
    Pese a los avances positivos de los últimos años, el VIH/sida sigue afectando a todos los sectores de la sociedad. El porcentaje de adultos infectados se estima en un 5,9%, si bien en algunas zonas rurales esta cifra puede alcanzar el 35%, como en Homa Bay. Mediante su trabajo en Kibera y Mathare, dos barrios marginales de Nairobi, y en Busia y Homa Bay, al oeste del país, MSF ofrece atención integral y tratamiento de VIH/sida a miles de kenianos. La organización abrió su primer proyecto en 1996. A finales de 2007, atendía a más de 17.000 pacientes VIH-positivos, 10.500 de ellos en tratamiento antirretroviral.
    Combatir la tuberculosis
    El tratamiento del VIH/sida no es eficaz si no se trata también la tuberculosis (TB). Se estima que en todo el mundo hay unos 11 millones de personas coinfectadas por ambas enfermedades y que la mitad de las muertes de personas VIH-positivas se deben a la TB. Durante 2007, MSF amplió sus esfuerzos y a finales de año 1.445 personas habían iniciado tratamiento de TB en varios de sus proyectos en el país.
    Diagnosticar la TB en pacientes VIH-positivos no es fácil, ya que el habitual análisis de esputos al microscopio no siempre detecta la infección. En noviembre, MSF inauguró un laboratorio para cultivos de TB en el hospital de Homa Bay, de cuyo tipo existen solamente cinco en todo el país, que permitirá realizar diagnósticos mucho más eficaces y precisos de la TB, especialmente en pacientes coinfectados con VIH.
    © Brendan BannonAmpliar Otro de los retos es el aumento de las resistencias de la TB a los tratamientos de primera línea. Desde mayo de 2006, MSF está tratando a pacientes con TB multirresistente a los medicamentos (MDR-TB por sus siglas en inglés). Es importante valorar aspectos sociales, como la vivienda y la disponibilidad de alimentos, porque a menudo son el principal motivo por el que los pacientes incumplen su tratamiento. MSF es el único proveedor de tratamiento gratuito para la MDR-TB en Kenia.
    Una enfermedad olvidada
    En el distrito de West Pokot, en la región del Valle del Rift, MSF trata a personas con kala azar, también conocido como leishmaniasis visceral. Esta infección, que afecta a unos dos millones de personas al año en todo el mundo, la transmite la mosca de la arena y, si no se trata, es mortal. En 2007, los equipos de MSF hicieron pruebas a más de 1.678 personas y trataron con éxito a 850.
    Hasta mediados de 2006, el único medicamento disponible en Kenia para tratar el kala azar era un fármaco patentado bajo la marca Pentostan®. MSF defendió ante el Gobierno el uso de un genérico más barato, el estibogluconato de sodio (SSG). Éste se registró en Kenia en 2007, si bien los problemas para su producción no hacen pensar que esté disponible a corto plazo. MSF sigue promoviendo la inclusión del SSG en las guías de tratamiento del kala azar del Ministerio de Salud. Mientras que un curso de tratamiento con Pentostan® cuesta 150 dólares americanos, el SSG cuesta 30, por lo que sería más asequible para el sistema de salud keniano.
    Dado que diagnosticar el kala azar puede ser complicado, MSF también está promoviendo el uso de una prueba rápida de diagnóstico, que se adapta perfectamente a contextos con recursos limitados, en los centros de salud del distrito y a instancias de las autoridades sanitarias.

    MSF trabaja en Kenia desde 1987.
    I Know What You Did Last Summer.

  25. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #24
    Lesoto
    Motivo de intervención: Enfermedad endémica/epidémica
    Personal en el terreno: 24
    Lesoto, conocido también como el Reino de las Montañas, es un pequeño país interior completamente rodeado por Suráfrica. Se estima que cada año 23.000 personas, más del 1% de una población total de 1,8 millones de habitantes, mueren por causas asociadas al VIH. La tuberculosis (TB) es la primera causa de mortalidad entre estas personas. En las zonas donde trabaja MSF, más del 90% de los pacientes con TB están coinfectados con el VIH.
    En dos años, más de 2.200 personas iniciaron tratamiento antirretroviral (ARV) en estructuras apoyadas por MSF. El programa, con base en el hospital Scott de Morija, cerca de Maseru, la capital, colabora con 14 clínicas de atención primaria en zonas rurales y da cobertura a una población de 220.000 personas, de las que unas 35.000 tienen VIH/sida.
    Además de ofrecer tratamiento ARV, MSF trabaja con la dirección y el personal del hospital para ofrecer atención integral de VIH/sida: pruebas y asesoramiento, prevención de la transmisión madre-hijo, diagnóstico precoz del VIH infantil, y tratamiento de infecciones oportunistas y coinfecciones, especialmente de TB.
    A finales de 2007, más de 21.000 personas se habían hecho las pruebas de VIH (el 34% dieron positivo). La transmisión de madre a hijo se redujo al 6% con una intervención adecuada y cuando se dispuso de pruebas de diagnóstico precoz (ADN-PCR) para los bebés. Se integraron los servicios de TB y VIH, para que los pacientes seropositivos se puedan hacer sistemáticamente las pruebas de TB y viceversa, de modo que los pacientes coinfectados reciben un servicio completo en un solo paso. También se mejoró el diagnóstico de la TB, incluida la resistente a los medicamentos y la de frotis negativo.
    El éxito de este programa fue posible gracias a la formación de más personal de enfermería; visitas semanales de los equipos médicos de MSF a las clínicas; incorporación y formación de asesores de VIH/TB no sanitarios (normalmente personas con VIH/sida de la comunidad adscritas al programa) que asumen tareas como ayudar en el cumplimiento del tratamiento; reforzar la capacidad del laboratorio y la farmacia del hospital de distrito; y promover el conocimiento sobre el tratamiento, la disposición a hablar abiertamente del VIH y la participación comunitaria en los servicios.
    La ampliación de las actividades en Lesoto se ve amenazada por la grave falta de personal sanitario, todo un reto para la continuidad de la atención y tratamiento a largo plazo. Hay menos de 100 médicos en todo el país. La mayoría son de otros países africanos y trabajan en Lesoto temporalmente, a la espera de los permisos necesarios para trabajar en Suráfrica, donde los salarios son mejores. En junio, en un momento de gran carga de trabajo a causa del VIH, más de la mitad de los puestos de enfermería en las 14 clínicas apoyadas por MSF y el 30% de estos puestos en el hospital de distrito estaban vacantes.
    Ante esta situación, el equipo de Lesoto y otros proyectos de MSF en el sur de África, decidieron publicar un informe sobre la crisis de profesionales sanitarios. Esta decisión se reforzó con acciones de presión a escala nacional e internacional, exigiendo medidas para la fidelización e incorporación de profesionales sanitarios, y para el traspaso de ciertas tareas clínicas de médicos a enfermeros, y de labores no clínicas de estos últimos a trabajadores no sanitarios. Si no se producen cambios fundamentales, las posibilidades de ampliar el tratamiento ARV y de mejorar la calidad de la atención a largo plazo son pocas.

    MSF trabaja en Lesoto desde 2006.
    I Know What You Did Last Summer.

  26. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #25
    Liberia
    Motivo de intervención: Conflicto armado. Enfermedad endémica/epidémica. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 1.023
    El foco de atención de MSF en Liberia está puesto en la salud materno-infantil. Aunque la situación del país ha mejorado en los últimos años, muchos liberianos siguen viviendo en la más absoluta pobreza. Mujeres y niños son los más vulnerables y necesitan servicios de salud especializados.
    Proteger a madres e hijos del VIH
    Cada mes, más de 1.300 niños son atendidos en los hospitales Island y Benson de Monrovia, la capital liberiana. En el hospital Benson, MSF ofrece servicios de maternidad y cirugía obstétrica, y gestiona un centro de salud de la mujer. Otras dos clínicas de atención primaria apoyadas por MSF realizan 13.000 consultas mensuales. Las mayoría de pacientes son mujeres embarazadas, madres y niños. Para prevenir la trasmisión del VIH de madres a hijos, MSF realiza pruebas gratuitas del VIH a todas las embarazadas que acuden a sus centros y trata a las que dan positivo.
    En el hospital Island, MSF empezó en abril a hacer pruebas del VIH a niños con síntomas asociados al virus. En la actualidad, 54 niños seropositivos reciben tratamiento antirretroviral (ARV). También se ha abierto un nuevo servicio ambulatorio en el hospital para pacientes en tratamiento de VIH y tuberculosis que no necesitan ser ingresados.
    A finales de 2007, MSF finalizó la construcción de un centro de salud de 42 camas en Saclapea, condado de Nimba, en sustitución de las instalaciones provisionales anteriores. El centro dispone de servicios ambulatorios, de hospitalización, una unidad de salud de la mujer y dispensa tratamiento ARV a los pacientes.
    © Sofie StevensAmpliar Violencia sexual
    Desde 2003, MSF atiende a víctimas de la violencia sexual en Monrovia y realiza acciones para sensibilizar a la sociedad sobre este grave problema. Cada mes, los equipos tratan a unos 140 supervivientes de este tipo de agresiones, de los que más de un tercio son menores de 12 años. Está aumentando la concienciación, especialmente entre la policía y las organizaciones comunitarias, sobre la necesidad de tratar a las víctimas en las 72 horas posteriores a la agresión. Gracias a ello, más pacientes buscan asistencia antes. Sin embargo, MSF sigue siendo una de las poquísimas organizaciones que ofrecen atención médica a víctimas de la violencia sexual en Monrovia.

    Reducción de actividades
    A medida que Liberia avanza hacia la estabilidad y la reconstrucción, las organizaciones humanitarias como MSF, que trabajan principalmente en situaciones de emergencia, empiezan a retirarse del país. MSF redujo gradualmente sus actividades en algunos centros de salud en el condado de Nimba, se retiró del de Lofa y cerró el de Mamba Point. La mayor parte de las actividades se traspasaron a las autoridades sanitarias liberianas o a otras organizaciones no gubernamentales. nbsp;

    MSF emitió un informe sobre la necesidad de buscar alternativas a la acción humanitaria y desarrollar la capacidad de los servicios de salud de Liberia para que pudieran hacer frente a las necesidades del país. El documento se utilizó para informar a los Estados y a los financiadores asistentes a una conferencia internacional de donantes celebrada en Washington en febrero.



    MSF trabaja en Liberia desde 1990.
    I Know What You Did Last Summer.

  27. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #26
    Malaui
    Motivo de intervención: Enfermedad endémica/epidémica
    Personal en el terreno: 652
    El VIH/sida es uno de los problemas de salud más agudos de Malaui. De sus 13 millones de habitantes, alrededor de un millón están infectados y 86.000 mueren cada año por esta enfermedad. Pese a los esfuerzos de las autoridades y los organismos internacionales, hay más de 170.000 personas con VIH que necesitan tratamiento antirretroviral (ARV) urgente. MSF está promoviendo la puesta en marcha de un plan nacional de VIH/sida. Asimismo, los equipos trabajan activamente para aumentar el número y la capacitación de centros de salud que puedan tratar de por vida a los pacientes con VIH de los distritos de Thyolo, Chiradzulu y Dowa, los dos primeros en el sur y el tercero en el centro del país. Para hacer frente a la gran escasez de médicos y personal sanitario, se ha aplicado la estrategia de traspasar algunas funciones a personal menos especializado como los celadores. MSF se ha centrado en la capacitación de personal existente y no sanitario, incluidos pacientes con experiencia y miembros de la comunidad, para cubrir servicios esenciales.
    © Julie RémyAmpliar Tras recibir una formación especial, estas personas pueden realizar pruebas de VIH y dar asesoramiento, además de ayudar a los pacientes a seguir el tratamiento. De este modo los enfermeros se pueden centrar exclusivamente en las tareas clínicas. MSF les está dando formación específica sobre VIH y ahora pueden prescribir medicamentos ARV, cuando antes sólo podían hacerlo responsables clínicos, asistentes médicos y médicos. La descentralización de los servicios de VIH, junto con el traspaso de tareas y la sólida formación del personal, han permitido un mejor seguimiento de pacientes en más centros de salud locales y en consultas domiciliarias. Ahora los pacientes ya no tienen que hacer largos desplazamientos hasta los hospitales para consultas rutinarias o para recibir su medicación. Este enfoque descentralizado ha permitido a los equipos de MSF en Chiradzulu, Thyolo y Dowa iniciar el tratamiento de más de 27.000 personas.
    MSF presta también especial atención a la detección y tratamiento de la tuberculosis (TB) y la desnutrición en pacientes con VIH, ya que disminuyen la eficacia del tratamiento ARV. Más de 1.700 personas, muchas de ellas seropositivas, iniciaron el tratamiento de TB.nbsp;
    Tras más de siete años de trabajo en el hospital de distrito de Dowa, MSF traspasó el proyecto de VIH/sida al Ministerio de Salud en octubre de 2007. Este proyecto se inició en el año 2000 para la prevención y tratamiento de enfermedades de transmisión sexual. En diciembre de 2004, los primeros pacientes iniciaron tratamiento ARV. En el momento del traspaso, más de 1.000 pacientes en Dowa Oriental y 270 en Mponela estaban en tratamiento. Se calcula que en los últimos tres años se han inscrito en este programa más de 3.300 pacientes. En diciembre, unas 19.000 personas seguían tratamiento ARV en estructuras de salud apoyadas por MSF en Malaui y más de 700 lo iniciaban cada mes.

    MSF trabaja en Malaui desde 1986.
    I Know What You Did Last Summer.

  28. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #27
    Malí
    Motivo de intervención: Enfermedad endémica/epidémica
    Personal en terreno: 54
    La malaria es endémica en Malí, siendo la principal causa de muerte entre menores de 5 años. Más del 72% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza y el acceso a la atención sanitaria es limitado, en gran parte a causa del sistema de recuperación de costes. MSF trabaja para ofrecer una atención sanitaria de calidad para la malaria, especialmente para las personas más vulnerables y las que quedan excluidas del sistema sanitario durante la estación de lluvias.
    En 2005, un estudio médico realizado por MSF en el sur de Malí detectó importantes tasas de mortalidad, además de un deficiente acceso a la atención sanitaria y altos niveles de resistencia a los tratamientos a base de cloroquina. En colaboración con las autoridades sanitarias, MSF lanzó un proyecto en Kangaba, en el que ofrecía diagnóstico y tratamiento de la malaria con terapia combinada con artemisinina (TCA). Con ello se reducían los costes y las dificultades de acceso a la atención sanitaria.
    © Mickael ThererAmpliar MSF dispensa atención y tratamiento gratuito a todos los niños menores de 5 años y a mujeres embarazadas con enfermedades febriles, mediante una red de siete centros de salud en Kangaba. Asimismo, se aplica una tarifa única y asequible en lugar del sistema de recuperación de costes habitual, para que el resto de la población también tenga acceso a estos servicios.
    Desde que se introdujo este sistema combinado, el número de consultas se ha cuadruplicado. En 2007, cada centro de salud atendía a unos 34 pacientes al día, en comparación con un promedio de ocho en 2005.
    Una de las principales barreras de acceso a la atención sanitaria es la distancia entre las aldeas y los centros de salud, especialmente durante la estación de lluvias, cuando las carreteras son impracticables. MSF ha formado a grupos comunitarios y los ha equipado con pruebas rápidas de diagnóstico y TCA, y pueden tratar casos sencillos de malaria en menores de 10 años. Gracias a estos equipos móviles, los niños de aldeas aisladas reciben tratamiento gratuito durante la estación húmeda.
    El número de niños que pueden acceder a una atención sanitaria de calidad durante los periodos de mayor transmisión de malaria en localidades que distan más de cinco kilómetros de un centro de salud se ha multiplicado por cinco en 2007. Tras la implementación de este nuevo modelo, los índices de malaria bajaron del 8% en 2006 al 1,7% en 2007.

    MSF trabaja en Malí desde 1992.



    Marruecos
    Motivo de intervención: Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 13


    El aumento de las barreras al tránsito de inmigrantes hacia España ha convertido a Marruecos en país de destino. La estancia en el país durante más tiempo del previsto ha propiciado la aparición de asentamientos urbanos de inmigrantes, especialmente en Rabat y Casablanca. Si bien las condiciones de vida son menos precarias que en las zonas rurales, este colectivo afronta un coste de vida más alto, con pocos medios de subsistencia y un acceso limitado a la atención sanitaria. La explotación y la violencia crecen día a día. La prostitución es frecuente y aumentan las infecciones de tuberculosis y VIH/sida.
    Las rutas migratorias también han cambiado y ahora muchas personas llegan desde países más al sur, como Mauritania, Senegal y, en menor medida, de regiones del Sáhara. Muchos llegan para encontrarse sin apenas esperanzas de cruzar a España y se quedan en Marruecos de forma imprevista.
    © Rachel CornerAmpliar Los proyectos de salud de MSF han seguido a las poblaciones inmigrantes desde las zonas rurales a las urbanas para hacer frente a sus crecientes necesidades. En octubre se abrió un nuevo proyecto de asistencia médico-humanitaria a la población inmigrante en Rabat y Casablanca. En Rabat la mayoría de consultas estuvieron relacionadas con infecciones digestivas y respiratorias, a causa de las precarias condiciones de vida. El equipo también trató otras más graves y crónicas, como la tuberculosis y el VIH/sida, y sensibilizó sobre temas de salud reproductiva. En 2007 se realizaron 2.584 consultas.

    Un nuevo fenómeno ha sido el aumento de los problemas de salud mental debidos a la estancia prolongada en el país y la consiguiente pérdida de esperanza.
    Durante 2007 se produjeron algunos avances en el acceso a la sanidad pública de los inmigrantes en la zona de Tánger-Tetuán. En consecuencia, el proyecto de MSF en Tánger se redujo y se cerró a finales de año. MSF seguirá atendiendo a inmigrantes en Rabat y en Casablanca, y trabajará paralelamente para que se amplíen las políticas sanitarias nacionales.
    MSF trabaja en Marreucos desde 1997.
    I Know What You Did Last Summer.

  29. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #28
    Mozambique
    Motivo de intervención: Enfermedad endémica/epidémica. Catástrofe natural.
    Personal en el terreno: 565

    Con más de un 16% de la población infectada, el VIH es uno de los principales problemas de salud de Mozambique. MSF desarrolla varios programas para combatir esta enfermedad y ofrece asistencia en zonas afectadas por lluvias e inundaciones estacionales.
    Atención descentralizada de VIH/sida
    MSF lleva a cabo proyectos para apoyar a las autoridades de salud ante la epidemia de VIH/sida en la capital, Maputo, y en las provincias de Tete, al noroeste, y de Niassa, en el norte. En diciembre, los centros apoyados por MSF ofrecían tratamiento antirretroviral (ARV) a unos 14.300 pacientes, así como educación para la salud, pruebas, asesoramiento y prevención de la transmisión del VIH de madres a hijos.
    MSF siguió descentralizando las actividades de VIH de los hospitales a centros de salud cercanos a las comunidades. Ello mejora el acceso de los pacientes a la atención y el tratamiento ARV, y previene la saturación hospitalaria y laboral por exceso de pacientes.
    La falta de recursos humanos a causa de la emigración y los efectos del VIH sobre el personal sanitario es un reto importante. MSF ofrece formación intensiva al personal médico local y sigue simplificando los tratamientos de VIH y tuberculosis. Asimismo, MSF presiona a las autoridades para que personal paramédico cualificado y debidamente formado pueda recetar medicamentos ARV, y para reducir la carga de los enfermeros empleando a asesores no sanitarios, con la convicción de que este traspaso de tareas es la única forma de poder ofrecer tratamiento de VIH/sida a la escala necesaria.
    © Claude BriadeAmpliar Inundaciones y ciclón Favio
    El año comenzó con lluvias torrenciales que inundaron el valle del río Zambeze y obligaron a unas 250.000 personas a dejar sus hogares. Si bien se trata de un fenómeno estacional, estas inundaciones fueron las peores desde 2001 y se agravaron con la llegada del ciclón Favio. En febrero, MSF lanzó una intervención de emergencia de dos meses para ayudar a los afectados en las provincias de Zambezia y Tete, con un total de 50.000 beneficiarios. Las principales actividades fueron distribución de agua potable, construcción de letrinas y reparto de lonas de plástico para cobijo.
    MSF apoyó a las autoridades de salud prestando atención médica en centros de realojamiento y ayudó a implementar un sistema de vigilancia para detectar casos de desnutrición y posibles brotes epidémicos de sarampión, diarreas o cólera.
    MSF trabaja en Mozambique desde 1984




    Níger
    Motivo de intervención: Enfermedad endémica/epidémica. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 1.278

    Níger
    Motivo de intervención: Enfermedad endémica/epidémica. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 1.278

    Ver mapa más grande
    La desnutrición infantil aguda es un serio problema de salud que no ha sido abordado adecuadamente en Níger, a pesar de la mayor atención nacional e internacional que ha suscitado desde la grave crisis nutricional de 2005. Todos los años, entre abril y septiembre, se agotan las reservas de alimentos y cientos de miles de niños ven limitado su acceso a los nutrientes necesarios para crecer sanos. La desnutrición baja las defensas, retrasa el crecimiento, afecta al desarrollo cerebral y puede ser mortal.
    En las regiones de Diffa, Zinder y Maradi, el 41% de los niños de hogares pobres y poco más del 32% de los de hogares más acomodados presentan falta de peso y atrofia del crecimiento.
    © Gaël TurineAmpliar Tras un estudio en el distrito de Dakoro, Maradi, MSF inició en abril un programa médico-nutricional de apoyo a siete centros de salud integral, ofreciendo atención gratuita a menores de 5 años. MSF también da apoyo a los servicios de salud materna, pediatría, cirugía obstétrica de urgencia y maternidad del hospital de distrito, con un total de 133.000 consultas anuales.

    En junio se lanzó una intervención de emergencia de cinco meses en Aguie, ante el gran número de niños de esta localidad y de Tessahoua que llegaban a los centros de salud. MSF dio apoyo al hospital del distrito y se ocupó del centro de rehabilitación nutricional durante el periodo de escasez alimentaria. Del total de 1.102 niños hospitalizados, 925 tenían desnutrición severa. Al final de la emergencia, MSF traspasó las actividades a Save the Children.
    © Marta CazorlaAmpliar En el distrito de Tahoua, MSF trabajó en dos hospitales y seis centros de salud, ofreciendo apoyo nutricional y realizando más de 5.000 consultas mensuales para enfermedades como malaria, diarrea e infecciones respiratorias y cutáneas. Unos 1.200 niños desnutridos fueron atendidos cada mes.

    En la región de Zinder, MSF trató a 21.542 niños, entre los que distribuyó casi un millón de raciones de alimentos preparados ricos en nutrientes. Los equipos trabajan en dos centros de nutrición intensiva en Magaria y Zinder, y en 13 clínicas móviles.


    Alimentos preparados para prevenir la desnutrición aguda
    A finales de 2006, un estudio reveló que más de la mitad de los niños menores de 3 años en dos distritos de Maradi sufrían episodios de desnutrición aguda. MSF aplicó un nuevo enfoque preventivo de la desnutrición severa y aguda, a fin de reducir la mortalidad vinculada a la misma. Se distribuyeron suplementos de alimentos preparados ricos en nutrientes a todos los menores de 3 años en situación de riesgo. Estos productos compensan las deficiencias de la dieta, ya que cada ración cubre las necesidades nutricionales diarias de un niño. Durante el periodo de escasez, MSF distribuyó alimentos suplementarios para 62.000 niños de edades entre los 6 meses y los 3 años en Maradi.

    MSF trabaja en Níger de manera intermitente desde 1985
    I Know What You Did Last Summer.

  30. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #29
    Nigeria
    Motivo de intervención: Conflicto armado. Enfermedad endémica/epidémica
    Personal en el terreno: 319

    MSF mejoró el tratamiento a pacientes con lesiones traumáticas en el Delta del Níger, pudo traspasar el tratamiento de VIH/sida en Lagos y respondió a un brote de meningitis en Jigawa.
    © Vanessa VickAmpliar En 2007, la situación en Nigeria se caracterizó por las tensiones en torno a las elecciones presidenciales de abril y los continuos conflictos en el Delta del Níger, una zona volátil y densamente poblada en la que varios grupos armados y políticos luchan por el poder y el control de los recursos naturales.

    En el Hospital Teme de Port Harcourt MSF estableció en 2005 un centro de urgencias y de atención psicosocial. Durante 2007 hubo varios repuntes en los ingresos a causa de estallidos esporádicos de violencia. En agosto se atendieron 70 heridos en dos semanas, muchos de ellos por arma de fuego. Durante el año, más de 6.300 pacientes ingresaron en urgencias, se realizaron unas 2.000 intervenciones quirúrgicas y más de 800 consultas psicológicas. MSF también ofrece atención médica y psicológica a víctimas de la violencia sexual y trabaja para dar a conocer este servicio. En 2007 se realizaron mejoras técnicas en el centro de Teme, como la introducción de fijaciones internas (una intervención para unir mecánicamente los extremos de las fracturas). El resultado fue una gran mejora de la calidad en el manejo de lesiones ortopédicas y de la estancia media en el hospital, que se redujo de 23 a 9 días, con lo que casi se triplicó la capacidad de hospitalización. También se mejoró la fisioterapia para los casos ortopédicos para disminuir pérdidas de movilidad.
    Mejora de la atención de VIH/sida en Lagos
    Cuando MSF empezó a ofrecer tratamiento antirretroviral (ARV) y atención integral de VIH/sida en 2003, no había ninguna otra agencia en Nigeria que dispensara ARV de forma gratuita. En 2006, un decreto presidencial anunció un programa nacional para ofrecer tratamiento ARV gratuito a todos los pacientes con VIH/sida del país, y en 2007 empezaron a ofrecerlo 20 centros del estado de Lagos. Este avance permitió que MSF empezara a traspasar a contrapartes y autoridades locales su proyecto de VIH/sida, que hasta entonces trataba a más de 1.900 pacientes.
    Brote de meningitis en Jigawa
    Entre marzo y mayo, se produjo un brote de meningitis en el estado de Jigawa, siendo las zonas más afectadas las de Gwaram y Dutse. MSF dio apoyo a las estructuras sanitarias locales, llevó la gestión de casos, formó al personal y donó medicamentos y pruebas diagnósticas. En total se trataron 583 personas.


    MSF trabaja en Nigeria desde 1996.




    República Centroafricana
    Motivo de intervención: Conflicto armado
    Personal en el terreno: 557


    El 11 de junio cesaron todas las actividades de MSF tras la muerte de Elsa Serfass, una expatriada de 27 años. Elsa recibió un impacto de bala cuando se desplazaba en un vehículo de MSF claramente identificado por la región de Ngaoundai. El responsable fue un grupo rebelde conocido como Ejército Popular para la Restauración de la Democracia. MSF condenó el asesinato. Tras conversaciones con todas las partes en conflicto y una escrupulosa evaluación del espacio humanitario, MSF reanudó parcialmente sus actividades un mes más tarde. La población del norte de la República Centroafricana (RCA) sigue viviendo en un entorno de violencia crónica en el que la acción humanitaria no puede cubrir muchas de las necesidades. Los combates entre las fuerzas gubernamentales y los grupos rebeldes se atenuaron en la segunda mitad de 2007, pasando a una situación de conflicto de baja intensidad con enfrentamientos aislados pero impredecibles. Paralelamente, aumentaron los ataques de asaltantes de caminos, aprovechando el caos reinante en la región.

    © Spencer Platt / GettyAmpliar Desde finales de 2005, los combates entre fuerzas gubernamentales y grupos rebeldes en el noreste y noroeste del país han causado desplazamientos masivos de población. Muchos aldeas han sido saqueadas o incendiadas, obligando a huir a sus habitantes. La mayor parte se han refugiado en los bosques, a menudo a pocos kilómetros de sus hogares destruidos. Los desplazados se encuentran dispersos en pequeños grupos en lugar de asentarse en campos, con la excepción reciente de Kabo. Algunos han tenido que huir repetidamente tras sucesivos ataques de distintos grupos armados.


    Muchas aldeas han sido saqueados o quedamados, obligando a huir a sus habitantes.

    A pesar del incremento de la ayuda internacional en 2007, muchas personas siguen viviendo en refugios improvisados, a merced de los elementos y con el constante temor de nuevos ataques. No tienen mantas ni mosquiteras, carecen de acceso a atención sanitaria o agua potable y tienen grandes dificultades para encontrar alimentos. Son especialmente vulnerables a la malaria y a infecciones respiratorias e intestinales.

    © Spencer Platt / GettyAmpliar MSF prestó atención médica a las poblaciones afectadas por el conflicto a través de una red de clínicas móviles, hospitales y centros de salud repartidos por el noroeste, en Kabo, Batangafo, Kaga Bandoro, Markounda, Paoua y Boguila, y en las zonas nororientales de Birao y Gordil. Se realizaron más de 270.000 consultas y más de 16.000 pacientes fueron ingresados por enfermedades como tuberculosis, VIH/sida y enfermedad del sueño. También se ofrecieron servicios de salud mental a comunidades bajo la constante amenaza del desplazamiento y la violencia. La inseguridad crónica afectó gravemente el acceso de la población a la atención sanitaria, impidiendo el paso de las organizaciones humanitarias y la llegada de muchas personas hasta las instalaciones sanitarias. A medida que avanzaba la segunda mitad de 2007, la creciente presencia de asaltantes y la ausencia de un control claro en muchas zonas dificultó enormemente el trabajo de las organizaciones internacionales.


    MSF trabaja en la República Centroafricana desde 1997.
    I Know What You Did Last Summer.

  31. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #30
    República Democrática del Congo
    Motivo de intervención: Conflicto armado. Enfermedad endémica/epidémica. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 2.386
    Las emergencias por desnutrición, epidemias o violencia se siguen sucediendo en la República Democrática del Congo (RDC). En muchas regiones, especialmente en Kivu Norte y Sur, los combates obligan a la población a desplazarse. Muchas zonas están aisladas y sin infraestructuras sanitarias que funcionen, lo que se refleja en unos indicadores de salud catastróficos.
    Atención a las víctimas de la violencia
    Desde agosto de 2007, los intensos combates entre grupos armados en la región oriental de los Kivus obligaron a miles de personas a abandonar sus hogares. Algunas buscaron refugio en campos de desplazados de Goma, la capital regional. MSF reforzó proyectos ya existentes y abrió otros nuevos para cubrir las enormes necesidades, pero en muchos lugares los combates y la inseguridad obligaron a suspender temporalmente las actividades.
    © Ryo KameyamaAmpliar En Kivu Norte, MSF abrió a finales de agosto un proyecto en Masisi, unos 80 kilómetros al oeste de Goma. Ante la violencia y los continuos desplazamientos, un equipo empezó a trabajar en el hospital y en el centro de salud de Masisi, centrándose en cirugía de emergencia y atención nutricional. La capacidad del hospital se amplió de 72 a 170 camas. En octubre, los ingresos en el hospital de Rutshuru, donde MSF trabaja desde 2005, aumentaron en un 50%. El equipo añadió tiendas de campaña para aumentar su capacidad, empleó a más personal y reforzó la farmacia. Ese mes se realizaron 330 intervenciones quirúrgicas, en contraste con la media de 220 mensuales desde enero.

    Los repetidos desplazamientos, la falta de transporte y la inseguridad constante hicieron de las clínicas móviles parte esencial del trabajo de MSF. Cuando la seguridad lo permite, los equipos visitan numerosos puntos en los distritos de Masisi y Rutshuru. En diciembre, se hicieron 3.299 consultas en las áreas sanitarias de Kitchanga, Kilolirwe y Mweso.

    Los repetidos desplazamientos, la falta de transporte y la inseguridad constante hicieron de las clínicas móviles parte esencial del trabajo de MSF.

    Un elemento clave del trabajo de MSF ha venido siendo la atención a víctimas de la violencia sexual. Entre enero y septiembre, los equipos trataron a unas 3.000 personas afectadas en Kivu Norte y Sur. Este tipo de atención médica no sólo es urgente en las zonas de conflicto activo. En Bunia, donde MSF da apoyo al Hospital Bon Marché, se siguen atendiendo a unas 150 víctimas de violencia sexual al mes. En 2007, MSF realizó más de 25.000 consultas en este hospital.

    Desde 2003, las autoridades han expulsado repetidamente a inmigrantes congoleños que trabajan en la provincia angoleña de Lunda Norte. Según la ONU, en 2007 al menos 44.000 fueron deportados a RDC. En octubre, MSF montó un centro de salud en Kamako, cerca de la frontera angoleña. De noviembre de 2007 a enero de 2008, el centro ofreció atención médica y psicológica a estos inmigrantes, muchos de ellos, mujeres que habían sido forzadas por soldados angoleños. MSF trató a unas 200 víctimas de la violencia sexual y prestó atención primaria a más de 900 mujeres y niños en el centro de Kamako y en clínicas móviles. Asimismo se recogieron 100 testimonios de violaciones colectivas y abusos físicos por parte de los militares.
    Respuesta a brotes epidémicos
    La retirada de las agencias humanitarias ha dejado abandonadas amplias zonas del país y la capacidad del nuevo Gobierno es extremadamente limitada. Las pocas estructuras sanitarias no funcionan o no son accesibles para una mayoría de la población que vive por debajo del umbral de la pobreza. En la provincia de Ituri, MSF respondió en mayo a una emergencia por shigelosis en Pimbo y, en junio, a una epidemia de cólera en Laudjo. En mayo se abrió un proyecto para tratar la enfermedad del sueño en el distrito sanitario de Doruma, donde esta enfermedad olvidada es endémica. En menos de tres meses, MSF había examinado a unas 10.000 personas y tratado a más de 450.
    © Carl de Keyzer / MagnumAmpliar En agosto, la llegada de otros 45.000 desplazados a los campos de las afueras de Goma, ya de por sí atestados y con un saneamiento deficiente, desembocó en una epidemia de cólera. En septiembre, MSF abrió un centro de tratamiento de cólera (CTC) entre los cuatro campos más grandes. Los equipos dieron apoyo a otro CTC en el hospital de Goma y a los de cuatro clínicas en Goma y las ciudades vecinas de Saké y Kiroche. A finales de noviembre, se habían tratado más de 1.500 personas, con sólo seis muertes. En los últimos dos meses de 2007, MSF respondió a otro brote de cólera en Rutshuru y trató a 1.600 personas.

    El 10 de septiembre se declaró un brote de Ébola, una fiebre hemorrágica letal, en Kampungu, provincia de Kasai Occidental. A los pocos días, un equipo de emergencia se encontraba en la zona atendiendo a los afectados. En dos meses, 46 posibles portadores de la enfermedad fueron ingresados. El personal médico hizo búsqueda activa de casos e intentó localizar a todo aquel que hubiera estado en contacto con los pacientes.
    Proyectos en marcha
    Además de reforzar y ampliar sus actividades médicas en los Kivus, otros proyectos de MSF siguen prestando atención de VIH/sida en Kinshasa y Kivu Sur, atención primaria y secundaria en las provincias de Katanga y Maniema, y tratamiento de infecciones de transmisión sexual en Kisangani. En algunas áreas de Katanga, Kivu Sur y Dungu, en la provincia Oriental, la situación se ha estabilizado y MSF ha podido traspasar actividades al Ministerio de Salud y a otras contrapartes.



    MSF trabaja en la República Democrática del Congo desde 1987.
    I Know What You Did Last Summer.

  32. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #31
    Sierra Leona
    Motivo de intervención: Enfermedad endémica/epidémica
    Personal en el terreno: 492

    La malaria es la principal causa de muerte entre niños menores de 5 años en Sierra Leona. MSF trabaja en los distritos de Bo y Pujehun, al sur del país, donde esta enfermedad es la más común entre la población. En 2007 se trataron más de 100.000 casos de malaria en centros apoyados por MSF.
    MSF combate la malaria con medicamentos y métodos eficaces de diagnóstico y tratamiento. Las pruebas de diagnóstico rápido son fáciles de usar y están adaptadas a zonas donde no se pueden realizar análisis al microscopio. MSF trata a los pacientes con terapia combinada con artemisinina (TCA), más eficaz que otros fármacos a los que el parásito de la malaria ha desarrollado resistencias. La experiencia de MSF ha demostrado que, para mejorar el acceso a un tratamiento eficaz, es necesario que la atención y los medicamentos sean gratuitos. Sierra Leona es uno de los países más pobres del mundo e incluso la aplicación de tarifas muy reducidas disuaden a la gente de tratarse.
    © Francesco Zizola / NoorAmpliar Para hacer más accesible el tratamiento de la malaria a poblaciones de zonas alejadas de las clínicas, MSF dio apoyo a 30 pequeños puestos de salud en zonas rurales. En noviembre se inició un programa piloto de formación de personal comunitario para que pudiese hacer pruebas de diagnóstico rápido y administrar TCA de forma gratuita en sus pueblos para casos de malaria no complicados. Otros elementos importantes son informar y educar sobre la prevención e identificación de la enfermedad y animar a la gente a tratarla a tiempo. En 2006 y 2007 también se distribuyeron más de 64.000 mosquiteras para prevenir el contagio.
    Centro de referencia de Gondama
    En las afueras de la ciudad de Bo, MSF dirige el centro de referencia de Gondama, un hospital que ofrece servicios de pediatría, maternidad y nutrición terapéutica, donde cada mes se atiende a unos 500 pacientes pediátricos, 100 niños desnutridos y 50 mujeres embarazadas. En 2007 se abrió una nueva sala de cirugía para practicar cesáreas y otras intervenciones obstétricas.

    Desde marzo, gracias a un programa de nutrición terapéutica ambulatoria, se ha podido empezar a tratar a más niños, que acuden al centro de salud una vez por semana para pasar un control médico y recibir su suministro semanal de alimentos terapéuticos preparados.
    © Francesco Zizola / NoorAmpliar Los riesgos del embarazo
    Las índices de mortalidad durante el embarazo y el parto en Sierra Leona son de los más altos del mundo. Las cinco clínicas apoyadas por MSF disponen de un área especial de consultas para mujeres, cuyo personal es íntegramente femenino y donde se ofrecen servicios de atención prenatal y posparto, planificación familiar, tratamiento de enfermedades de transmisión sexual, y atención médica y psicológica para víctimas de agresiones sexuales. Los partos normales también se atienden en as clínicas, mientras que los casos complicados se derivan al centro de referencia.


    MSF trabaja en Sierra Leona desde 1986.






    Somalia
    Motivo de la intervención: Conflicto armado. Enfermedad endémica/epidémica. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria
    Personal en el terreno: 1.061

    En 2007 se intensificaron los combates entre el Gobierno Federal de Transición, grupos vinculados a la Unión de Tribunales Islámicos y otras facciones armadas, especialmente en Mogadiscio, la capital. Miles de personas huyeron de la ciudad, aumentando aún más las necesidades médicas en un país con un sistema de salud debilitado.
    Paliar el sufrimiento
    Miles de desplazados de Mogadiscio se encontraron sin refugio, comida, agua o atención médica. En abril, MSF inició una respuesta de emergencia en Afgooye, una ciudad a unos 30 kilómetros al oeste de la capital en la que muchas personas habían buscado refugio. Los equipos de MSF se centraron en las necesidades más inmediatas, suministrar medicamentos a las pocas estructuras de salud existentes, como la clínica de Hawa Abdi, y distribuir artículos como lonas de plástico y bidones. En varias localidades donde se registraron casos de cólera, los equipos suministraron agua potable en camiones cisterna.
    © Marcus BleasdaleAmpliar Durante todo el año siguieron llegando personas de Mogadiscio y las necesidades aumentaban a diario. La gran mayoría de las 1.700 consultas médicas semanales realizadas por MSF guardaban relación con la precariedad de las condiciones de vida: desnutrición severa, diarreas e infecciones respiratorias agudas. Los equipos duplicaron sus esfuerzos en Afgooye, abriendo una sala de pediatría y aumentando la capacidad del centro nutricional en Hawa Abdi.

    A pesar de la inseguridad, MSF inició nuevos proyectos en Mogadiscio. En marzo se abrió un centro de tratamiento de cólera en la clínica de atención primaria de MSF en Yaqshid. En mayo, el centro había atendido a más de 1.000 pacientes, más del doble que en brotes anteriores. A lo largo del año se abrieron tres nuevas clínicas de consultas externas a menores de 12 años en los barrios de Balcad, Karan y Lido, reforzándose esta última en diciembre con la apertura de una sala de hospitalización.
    A causa de la inseguridad, en noviembre hubo que cerrar y reubicar una clínica pediátrica abierta en mayo en el barrio de Hawladag. Actualmente, el equipo de MSF atiende a unas 250 personas al día mediante clínicas móviles en campos de desplazados cerca de la capital y sigue gestionando un clínica con servicios pediátricos y atención prenatal en la zona K4 de la ciudad. A finales de septiembre, MSF empezó a realizar cirugía de urgencia en un hospital de la zona de Daynile, que en los tres meses iniciales recibió a 705 pacientes y realizó 140 intervenciones quirúrgicas.
    © Jean Nga / CorbisAmpliar Ampliación de actividades
    No sólo las víctimas de la violencia y los desplazados necesitan atención médica. La situación de la población en general es muy vulnerable, dada la ausencia de servicios públicos de salud, la desnutrición crónica, las sequías, las inundaciones y los brotes periódicos de cólera y otras epidemias.

    MSF amplió sus actividades con nuevos proyectos en las regiones de Hiran, Bajo Juba y Puntlandia. En febrero, MSF abrió un programa de atención quirúrgica en el hospital de Belet Weyne (Hiran). Una vez consolidada la capacidad quirúrgica, se abrió una unidad de pediatría que también ofrece servicios de maternidad. En el Bajo Juba, MSF abrió en marzo un hospital de 30 camas en Jamame, que cuenta con un amplio programa nutricional y actividades externas. Desde entonces, 950 pacientes han recibido tratamiento nutricional y se han realizado 1.400 consultas mensuales. Cuatro equipos médicos móviles han examinado a entre 300 y 1.000 niños y mujeres embarazadas diarios para identificar casos de desnutrición. Los principales problemas de salud detectados han sido desnutrición, neumonías y diarreas.
    En Kismayo, también en el Bajo Juba, MSF inició en septiembre un proyecto de cirugía de urgencia. A finales de agosto se inició en Bossaso, Puntlandia, una intervención nutricional de emergencia en campos de desplazados internos somalíes y refugiados etíopes que llegan hasta allí para cruzar el Golfo de Adén en dirección a Yemen. Entre agosto y diciembre se trataron más de 1.000 casos de desnutrición.
    © Marcus HallgrenAmpliar Atención sanitaria en un contexto peligroso
    Con 14 proyectos repartidos por 11 regiones de Somalia, MSF fue uno de los mayores proveedores de atención sanitaria del país en 2007. Los equipos realizaron más de 2.500 intervenciones quirúrgicas, 520.000 consultas externas y unos 23.000 ingresos hospitalarios. Pero los riesgos de trabajar en un contexto tan inseguro se hicieron patentes. En ocasiones hubo que evacuar al personal internacional por actos violentos o amenazas contra los equipos y los pacientes, si bien las actividades continuaron gracias a la gran dedicación del personal somalí. A finales de año, dos trabajadoras internacionales fueron secuestradas en Bossaso y fueron liberadas sin sufrir daños tras una semana de cautiverio.

    MSF trabaja en Somalia desde 1991.
    I Know What You Did Last Summer.

  33. Avatar de florencia pintos
    358
    Posts
    49
    Agradecimientos
    recibidos
    #32
    Suazilandia
    Motivo de intervención: Enfermedad endémica/epidémica
    Personal en el terreno: 9

    A pesar de una situación política relativamente estable y de una base económica aparentemente buena, cerca del 69% de la población de Suazilandia sigue viviendo por debajo del umbral de la pobreza. En noviembre, MSF inició un proyecto de apoyo a las autoridades nacionales para la descentralización de la atención de VIH y TB. Los efectos de ambas enfermedades sobre la población y la economía de Suazilandia han sido devastadores. La esperanza de vida al nacer es de 32,5 años, la más baja del mundo. La prevalencia de VIH es la mayor del planeta y la de coinfección de VIH y TB, de las más altas. El 26% de los adultos jóvenes son VIH-positivos y muchos de ellos morirán en pocos años si no reciben el tratamiento adecuado. El avance del VIH y la TB amenaza con desbordar las estructuras sanitarias.
    MSF abrió en noviembre un proyecto en la región de Shiselweni, cuya población ronda los 202.000 habitantes. MSF trabaja en el hospital de Hlatikulu, en dos centros de salud de Nhlangano y Matsanjeni, y en 19 clínicas rurales en toda la región. Los objetivos del proyecto son reducir la mortalidad por VIH y TB, y mejorar el acceso de los pacientes al tratamiento antirretroviral (ARV) y antituberculoso.
    © Gideon MendelAmpliar MSF, en colaboración con las autoridades sanitarias, se está centrando en descentralizar la atención integrada de VIH/sida y TB al nivel de las clínicas de salud, las estructuras más cercanas a la población. Esta estrategia se basa en una plena implicación comunitaria, que permita la prevención y diagnóstico de las infecciones y la adherencia a los tratamientos.

    Esto se consigue con la aportación de trabajadores sanitarios y de personas con VIH/sida en tratamiento y estables, que apoyan y orientan a otros pacientes. Es importante mejorar la prevención y el diagnóstico mediante la realización de pruebas completas de VIH/sida y de TB. MSF también ofrece atención integral para casos complicados de coinfección de VIH/TB, incluidos los de TB multirresistente a los medicamentos. MSF se propone iniciar el tratamiento ARV de 3.000 nuevos pacientes en la región de Shiselweni en 2008.


    MSF trabajó en Suazilandia desde 2007.



    Sudán
    Motivo de intervención: Conflicto armado. Enfermedad endémica/epidémica. Violencia social/Exclusión de la atención sanitaria. Desastre natural
    Personal en el terreno: 3.174

    Más de tres años después de los acuerdos de paz, las necesidades médicas en el sur de Sudán siguen siendo críticas. En muchas zonas, MSF lucha por mantener los servicios de atención primaria. Entretanto, está reforzando los de atención secundaria y la respuesta a brotes epidémicos.
    Respuesta a emergencias
    En un país devastado por más de 20 años de guerra, que apenas cuenta con estructuras sanitarias y en el que las enfermedades mortales y los brotes de cólera y meningitis son habituales, los equipos de MSF deben tener una rápida capacidad de respuesta a emergencias.
    © Sven TorfinnAmpliar A principios de 2007, la meningitis se extendió por el sur de Sudán. Entre enero y abril, el Ministerio de Salud reportó 11.447 presuntos casos y 632 muertes en nueve de los 10 estados del sur. Los equipos de MSF respondieron inmediatamente y establecieron un sistema de vigilancia para seguir los casos, suministraron medicinas a las infraestructuras sanitarias, trataron a los enfermos y realizaron campañas de vacunación masiva en todos los estados afectados. Unas 2.000 personas fueron atendidas, entre ellas 255 casos graves, y más de 630.000 fueron vacunadas.

    A lo largo del año, los equipos respondieron a varios brotes de cólera, organizando centros de aislamiento y tratamiento, y aportando personal de refuerzo. En total se trataron unas 2.400 personas. En julio, MSF apoyó a las autoridades sanitarias de Wau, en el estado de Bahr el Ghazal, tras un aumento de casos de diarrea. MSF también realizó campañas de vacunación contra el sarampión, inmunizando a 47.500 niños. Tras las inundaciones de septiembre, los equipos de MSF distribuyeron artículos de primera necesidad entre 3.000 familias de Ayod, en el estado de Jonglei.
    Cubrir necesidades básicas
    La escasez de personal y estructuras sanitarias, carreteras, transportes o inversiones, así como la ausencia de otros actores, que convierte a MSF en la única organización médica en muchas zonas del sur de Sudán, hacen difícil cubrir las muchas necesidades existentes. Los equipos de MSF prestaron servicios médicos en cinco estados, desde atención primaria y cirugía, a tratamiento de la desnutrición y de la enfermedad del sueño. El personal de los hospitales y centros de salud de MSF en los estados de Jonglei, Alto Nilo y Unity realizó más de 350.000 consultas y más de 2.000 intervenciones quirúrgicas. En el estado de Unity fue necesario trasladar por aire a unos 150 pacientes quirúrgicos. Junto al trabajo en centros fijos, las clínicas y equipos móviles son parte esencial del trabajo de MSF, ya que permiten que personas de zonas remotas y aisladas reciban atención médica. © Sven TorfinnAmpliar La situación de seguridad sigue siendo precaria. Un gran número de ingresos en las unidades de MSF son debidos a lesiones por actos violentos. En el hospital civil de Bor (Jonglei), cuatro de cada 10 intervenciones quirúrgicas son por este motivo. En noviembre, MSF tuvo que evacuar temporalmente a su personal en Bor, tras la muerte de cuatro personas en sus instalaciones por un enfrentamiento tribal.
    En algunas zonas, MSF pudo traspasar o finalizar sus actividades. En marzo se retiró de un hospital de Akuem (Bahr El Ghazal), abierto en el año 2000 durante la guerra civil, cuando no había acceso a otros servicios de salud. Las actividades incluían servicios ambulatorios y hospitalarios, atención prenatal, asistencia a partos, tratamiento de tuberculosis (TB) y respuesta a emergencias de meningitis, cólera, malaria y desnutrición. Los equipos realizaron más de 320.000 consultas y trataron a 1.187 personas con TB en este hospital.
    En octubre, MSF traspasó a otra organización la gestión del hospital rural de Marial Lou (estado de Warap). Con la apertura de un nuevo hospital en Bentiu (Unity), MSF decidió también poner fin a sus actividades en esta zona, centradas en el tratamiento de coinfecciones por kala azar, TB y VIH.
    MSF trabaja en Sudán desde 1979.
    I Know What You Did Last Summer.

  34. Estudiante de Medicina
    Avatar de Dra jimenuska
    3,384
    Posts
    493
    Agradecimientos
    recibidos
    #33
    recien pululando por intramed encontre esto interesante....

    http://www.intramed.net/actualidad/c...tenidoID=57733

    ese es el link del articulo.... lo posteo aca porque sinceramente no se si se debe armar un thread aparte o no, cualquier cosa que alguno de los supermods vea de correrlo al lugar que crean mas indicado...

    saludos jime
    08 ENE 09 | Comunicado
    "Médicos sin Fronteras" en la guerra de Gaza La tregua es una medida irrisoria ante la violencia que golpea a los civiles.

    MSF
    La ofensiva militar en la Franja de Gaza está afectando de manera indiscriminada a la población civil mientras que los equipos médicos experimentan enormes dificultades para brindarle asistencia, según denunció hoy la organización internacional médico humanitaria Médicos Sin Fronteras.
    La comunidad internacional no puede darse por satisfecha con estas treguas parciales, ya que éstas son en gran medida insuficientes para proporcionarle una asistencia vital a la población.
    07 de enero de 2009. Mientras que la ofensiva militar israelí continúa, el balance estimado de 600 muertos y 2950 heridos en solamente 11 días, alcanza proporciones alarmantes y da cuenta de una ofensiva extremadamente violenta que afecta a la población civil de manera indiscriminada. “Un millón y medio de Palestinos en la Franja de Gaza, la mitad de los cuales son niños, están actualmente a la merced de las balas y los bombardeos incesantes, explica Franck Joncret, jefe de misión de MSF. ¿Quién podía creer que un ataque tan arrollador discriminaría a los civiles, imposibilitados de huir y amontonados en este enclave extremamente poblado?”.
    La ofensiva militar ha sembrado el terror en el seno de una población urbana atrapada, y que no se atreve a salir de sus casas para recibir atención médica. Del mismo modo la inseguridad golpea a los servicios de ayuda. Personal de ayuda humanitaria y de la salud palestinos han perdido sus vidas y hospitales y ambulancias han sido bombardeados.
    Los servicios de urgencia de los hospitales están más que sobrecargados. Durante los diez primeros días el hospital de referencia d’Al Shaifa ha realizado más de 300 intervenciones quirúrgicas, “Las seis salas de operaciones del hospital funcionan al máximo de su capacidad, practicándose en cada una dos operaciones al mismo tiempo” dice preocupada Cecilie Barbou, la coordinadora médica de MSF en Gaza. Los cirujanos palestinos y el personal medico están extenuados y apenas logran hacer frente a la llegada de los heridos” La mayoría de las urgencias que reciben son heridos graves y politraumatizados, principalmente con heridas en el tórax, en el abdomen o en la cara.
    Los equipos de MSF presentes en Gaza, compuestos por 3 expatriados internacionales y casi 70 palestinos, intentan desde el inicio de la ofensiva sostener las estructuras hospitalarias palestinas y atender a los heridos, y ya han distribuido material médico y medicamentos a varios hospitales que se están quedando sin stock de medicamentos. Un equipo de MSF compuesto por veinte personas realiza atención médica a domicilio: cada día alrededor de 40 personas son atendidas directamente en sus casas. “El nivel de inseguridad es tan alto que nuestras posibilidades de realizar desplazamientos y brindar asistencia son extremadamente limitadas, explica Jessica Pourraz, responsable de las actividades de MSF en Gaza. Lo que necesitamos es poder acceder sin impedimentos a los heridos las 24 horas, y que los propios civiles tengan la posibilidad de acceder a las estructuras de salud”.
    Respondiendo a la demanda de los médicos del hospital d’Al Shaifa, MSF va enviar un equipo quirúrgico (un cirujano, un anestesista, una enfermera instrumentadora quirúrgica), un hospital móvil dotado de una sala operatoria y una unidad de cuidados intensivos, con el fin de aumentar la capacidad para atender heridos. MSF debe conseguir las autorizaciones necesarias para que, de manera urgente, este equipo y el material médico puedan entrar en la Franja de Gaza.
    En estas circunstancias, y a pesar que continúan las restricciones de entrada de personal y de materiales en la Franja de Gaza, el paro temporal de los bombardeos quizás pueda mejorar el acceso de los heridos a las estructuras de salud, los movimientos de los socorristas y el aprovisionamiento de productos vitales (gasolina, comida, material médico y medicamentos).
    “Sin embargo estas medidas parciales, destinadas a calmar la opinión internacional, no tienen ningún efecto sobre la violencia directa y masiva que sufre la población” Constata la Dra.Marie Pierre Allié, presidenta de MSF Francia.
Ranking de temas y usuarios de este foro
  • Temas populares
  • Temas populares

Content Relevant URLs by vBSEO