En México DF existe el servicio de interrupción legal del embarazo, ILE, que se brinda a mujeres de prácticamente todas las edades y las causales son flexibles. Algunos hospitales públicos realizan los procedimientos sin costo, pero los trámites son prolongados debido a la enorme cantidad de personas que los solicitan.
Sin embargo hay otras clínicas privadas que los ofrecen, con análisis, algunas facilitan el traslado para provincianos y utilizan métodos ambulatorios para que regresen a su hogar el mismo día.
Dentro de los servicios se encuentra la pastilla para abortar que ha generado polémica por su efectividad, que sobrepasa el 95%, las clínicas públicas regalan estas pastillas para su uso en casa y dan un manual de cómo hacerlo sin riesgos. La verdadera problemática del sector salud es conseguir una cita y que no sobrepase el límite de tiempo (3 meses de gestación) para acceder a la ILE gratuita, de lo contrario hay que acudir a los servicios privados, que si bien son accesibles, representan un costo especialmente para quienes deben viajar desde otras ciudades.