El Plan Nacional de Desarrollo de la Enfermería tiene como objetivo incrementar la relación entre la cantidad de enfermeros por habitantes y así acercarse a los 40 por cada 10.000 habitantes que es el límite inferior que la Organización Panamericana de Salud establece para considerar “alta” la cobertura. A su vez se pretende reducir la desigual distribución geográfica del personal. El proyecto fue presentado por la doctora Sandra Giménez en el Senado. Para poner en marcha el plan, se destinará el 10 % del I.V.A. sobre medicamentos de venta libre o venta bajo receta que contengan paracetamol, diclofenac o ibuprofeno. “Ingresan 6 mil estudiantes por año y egresan sólo 1.800, y de esos,un mínimo porcentaje continúa la licenciatura”.

La senadora Giménez busca con la iniciativa: “generar las condiciones propicias para la formación y la profesionalización del personal de enfermería; asegurar la adecuada inserción laboral y reducir la brecha geográfica en la distribución del personal en el territorio de la Nación”. Además el Plan Nacional propuesto comprende la creación “de un esquema de incentivo salarial que tienda a reducir la brecha geográfica”.
“En 2008 en los centros universitarios nacionales se encontraban cursando alrededor de 11.000 alumnos, sin embargo la tasa de deserción, Según el Magister Rubén Gasco, miembro honorario de la Sociedad Argentina de Enfermería, si tan sólo se considera a la universidad pública, alcanza a 70% en el Primer Ciclo (titulo intermedio de enfermero/a). Es decir, que ingresan 6 mil estudiantes por año y egresan sólo 1.800, y de esos, un mínimo porcentaje continúa la licenciatura” se fundamenta en el proyecto.

Actualmente la Argentina cuenta con 105 formadoras para todos los niveles de enfermerías (licenciados, auxiliares, etc) y este personal a pesar de registrar un lento y sostenido crecimiento no llega a cubrir la demanda. El personal de enfermería, aproximadamente 80.000 trabajadores incluye las enfermeras universitarias 1%, profesionales 30%, auxiliares 58% y empírica 11%, es insuficiente. La relación médicos/enfermeros/as, es de 8,5 médicos por cada enfermera, y de 1,7 médicos por cada recurso de enfermería. A su vez la escasez de profesionales de enfermería agrava la inequitativa distribución de los recursos, que afecta en mayor medida al primer nivel de atención. Si bien en Argentina en los últimos años se ha dado un movimiento creciente hacia la calificación del personal de enfermería su cantidad aún resulta insuficiente para la dar respuesta a la escasez.

En los fundamentos del proyecto se describe, a modo de ejemplo, la disparidad geográfica “en Capital Federal hay 25,54% enfermeros cada 10.000 habitantes, en Catamarca 40,38 cada 10.000, en Entre Ríos 56,40 mientras que en Córdoba y Santa Fe tan solo 12.08 y 13, 72 respectivamente.

“En este contexto, el Plan de Desarrollo de la Enfermería constituye una herramienta de desarrollo que, a través de la coordinación de recursos públicos, busca incrementar la relación entre la cantidad de enfermeros por habitante como a su vez luchar contra la desigual distribución geográfica” finaliza Giménez.

Fuente:
noticiasdel6.com | Congreso: por falta de enfermeras piden crear el plan nacional de desarrollo