Cuando nos planteamos corregir nuestra sonrisa el ortodoncista se convierte en nuestro mejor aliado. Él como experto valorará tu caso apoyado en un estudio bucodental para así buscar la mejor solución para que ¡sonrías sin complejos!

En el momento que alguien comienza un tratamiento de ortodoncia sus primeras preocupaciones se resumen en: ¿se me va a ver mucho el aparato de dientes? ¿me va a doler? ¿voy a comenzar a hablar mal? …Vayamos por partes…

Una vez que el experto en ortodoncia decide si tu caso es apto para tratarlo con ortodoncia invisible, empieza todo. Te recordamos que no en todos los casos la ortodoncia invisible es la técnica más efectiva. Como todos los tratamientos a largo plazo, requiere un compromiso y constancia por tu parte. Bien ahora sí pasamos a las preguntas más frecuentes.En nuestra tienda online Athenadental puedes ver todos losaparato de rayos x, fresas dentales,turbina dental,autoclave dental,Contra ángulo dental, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

Si ésta es una de las dudas que tienes ahora mismo, te decimos que no debes preocuparte, ya que podemos decir que Invisalign no duele.

De hecho, de los tratamientos de ortodoncia más utilizados actualmente (brackets metálicos, brackets de zafiro y brackets linguales Incognito), Invisalign es el que menos molestias produce.

Una vez dicho esto, es útil explicar por qué Invisalign es el sistema de ortodoncia menos doloroso.

Para entender por qué Invisalign produce menos molestias que el resto de métodos es necesario entender en qué consiste el tratamiento.

En primer lugar, Invisalign se basa en unas férulas transparentes que son removibles y se cambian cada dos semanas.

Su propia composición hace que no tengan, por tanto, alambres ni brackets que se te puedan clavar o puedan rozar con las encías, los labios o la lengua. Por tanto, no provocan las características llagas o heridas de los brackets.

Por ejemplo, cuando se llevan brackets, es relativamente normal que los elementos metálicos del aparato rocen o que los alambres se suelten y se claven en las encías o en los labios.

Pero, además, cuando se llevan los brackets linguales -colocados en la cara interna del diente- , éstos están en contacto permanente con la lengua, por lo que ésta sufre mucho los roces continuos.

Aunque después de un periodo de adaptación, el paciente se acostumbre a cualquier método, sí es cierto que con los brackets este tiempo es más largo.

En segundo lugar, los alineadores de Invisalign se cambian cada dos semanas y funcionan realizando micromovimientos en los dientes, por lo que éstos se mueven muy ligeramente. Esto da lugar a que las molestias también sean mínimas.

Te interesaunidad radiologica dentalyunidad de ultrasonido dental.