Aunque haya quienes no lo han tenido nunca, todos sabemos lo que es un herpes labial e, incluso, conocemos personas que lo sufren de manera frecuente. Y es que éste es un virus que tiende a reaparecer una vez que lo hemos padecido una vez.
Sin embargo, aunque ésta sea una afección con mucha prevalencia entre la población, lo cierto es que existe desconocimiento acerca de qué es exactamente un herpes labial y cuáles son sus causas.

Por eso, en este artículo queremos despejar todas las dudas. Si padeces un herpes, vamos a explicarte cuál es el tratamiento a seguir y cómo evitar que vuelva a aparecer.

Los brotes de herpes labial suelen suceder cuando el sistema inmunitario está debilitado a causa de la presión física o psicológica.

Fíjate en cuándo y con qué frecuencia te salen calenturas. Intenta identificar tus factores desencadenantes y procura evitarlos o tomar medidas para reducir su impacto.

Intenta dormir lo suficiente, ya que ayuda a fortalecer las defensas. Céntrate en eliminar el cansancio y el estrés siempre que sea posible.

Procura reducir el estrés emocional, puesto que es una de las causas principales de los brotes de herpes labial. Además, reducir el estrés te ayudará a mejorar tu calidad de vida en general.Athenadental te ofrece los equipo dental a un precio barato y de un buen calidad, tales comoequipo de rayos x portatil,escareador ultrasonico,compresores dentales libres de aceite,escariador woodpecker.

Utiliza un protector solar para los labios durante el verano y el invierno: la exposición a temperaturas extremas y a la luz solar son desencadenantes conocidos.

Haz ejercicio todos los días, porque es beneficioso para tu organismo y para tu sistema inmunitario, además de ayudarte a reducir el estrés.

Sigue una dieta equilibrada. Una alimentación adecuada se asocia a un sistema inmunitario sano.

Dicho esto, no te recomendamos probar los remedios caseros que se presentan como soluciones milagrosas en diferentes páginas de Internet. Uno de los que se nombran con más frecuencia es el alcohol.

Sin embargo, un remedio casero como el alcohol no solamente no contribuye a eliminar la infección, sino que actúa en contra de su curación ya que es perjudicial para la piel del labio.

Por otro lado, también es muy común hablar del hielo como un aliado para tratar el herpes. Si bien éste no es perjudicial como el alcohol, no disminuye el periodo de duración de la herida. Lo que sí puede hacer es aliviar temporalmente la zona.

Por eso, si tienes un herpes, te recomendamos consultar a tu médico o acudir a una farmacia y pedir un producto específico que alivie los síntomas.

Pero, dejando a un lado los remedios caseros, los consejos para intentar evitar un brote de herpes labial que hemos mencionado anteriormente son relativamente sencillos de llevar a cabo.

Se refieren fundamentalmente a cumplir una serie de medidas de higiene y a llevar una vida sana, lo que no solamente es bueno para los labios, sino para la salud general de nuestro cuerpo.