La colocación de implantes dentales es un tratamiento que se realiza de manera habitual y que con el paso de los años ha alcanzado tasas de éxito cada vez mayores. Es, por tanto, un procedimiento que con las precauciones y los cuidados adecuados no debe generar complicaciones.

Si estás pensando en reponer tus dientes faltantes mediante implantes, o acabas de someterte a la intervención, te recomendados seguir los siguientes consejos. Éstos te ayudarán a que el postoperatorio sea llevadero y contribuirán a la supervivencia del tratamiento a largo plazo.

Higiene oral correcta:
Su higienista le concienciará y le motivará para seguir una higiene dental adecuada y eficiente. Le enseñará los pasos básicos para dicho objetivo, que son los siguientes:
Cepillado correcto de dientes, implantes y encías, que es donde se acumula la placa bacteriana.
Limpieza interdental con cepillos interproximales, hilo dental o irrigador bucal.
Enjuagues con colutorio cuando esté indicado.

Revisiones periódicas cada 6 meses:
Primero su dentista le hará un examen de su boca, tanto visual como radiológico. Así podrá valorar la salud de los tejidos de soporte que rodean los implantes. Y sobre todo, descartar signos que indiquen posibles complicaciones, como inflamación, sangrado o supuración de la encía.Te interesaLocalizador de ápice,Motor de endodoncia.

Por otro lado, su higienista le hará una limpieza para eliminar la placa y el sarro acumulado y pulir la superficie de los implantes. Todo ello con materiales e instrumentos específicos para ello.

Es importante tener en cuenta las causas por las que se perdieron los dientes naturales, ya que dichos factores de riesgo siguen existiendo con los implantes. Estos pueden ser el tabaco, el alcohol, una diabetes mal controlada, mala higiene y la predisposición genética de cada uno.

Conocer más sobreLámparas de polimerizaciónyultrasonido dental