Hay bebés extremadamente sensibles a la salida de sus primeros dientecitos. Hasta que el diente logra romper la encía, nuestros pequeños pueden pasar unos días de un humor espantoso, cualquier contrariedad les hace estar muy rabiosos y llorones. El otro día establecimos una típica charla de mamás y, en ella, se sacó a relucir si los dientes pueden provocar o no fiebre en el bebé.Athenadental puedes ver todos losmaquinas de rayos x, fresas dentales,turbina dental,Contra ángulo dental, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

7 consejos para aliviar las molestias de los dientes del bebé
Si el malestar y el llanto del bebé se debe a la salida de los dientes, aquí tienes algunos consejos para aliviar las molestias de los dientes del bebé:

1. Mantén la carita del bebé siempre limpia y seca. El contacto de la baba con la piel del bebé puede causarse eczemas, sarpullidos e irritación

2. Pon un empapador en su almohada. Sería conveniente poner un tejido liso debajo de cabeza del bebé mientras esté durmiendo para que absorba sus babas.Te interesatermoformadora dental,cuchillo de cera dental eléctrico,calentador cera,calentador de cera para laboratorio dental

3. Frota las encías del bebé con la yema de un dedo limpio, para calmar el dolor que siente el pequeño.

4. Compra un mordedor. Ofrece al bebé algo que él pueda morder, una goma dura, aros y anillos de goma o mordedores fríos (no congelados). Que sean seguros.

5. Ofrece a tu bebé algo frío. Los líquidos, gelatinas u otro alimento frío, incluso un pañuelo frío, suelen suavizar el dolor.

6. Gel para las encías. Bajo la autorización médica, se puede aplicar un gel para encías, soluciones tópicas o medicamentos analgésicos, antiinflamatorios o antipiréticos, en el caso de que el bebé esté muy irritable o tenga fiebre.

7. Cariño, comprensión y tranquilidad al bebé. Estar al lado del bebé, acurrucarle en brazos y darle mucho cariño le reconfortará.

Para el dolor producido por la erupción de los dientes hay algunos remedios: analgésicos que se aplican directamente en la encía o que se les puede administrar oralmente; antiinflamatorios para aliviar la hinchazón de las encías; mordedores para favorecer la erupción de los dientecitos, o cualquier objeto, juguete o alimento que puedan morder sin peligro. Todo esto puede suponerles un gran alivio para las encías.