La enfermedad periodontal comienza cuando las tóxinas encuentran en comienzo de la placa para atacar el tejido suave o gingival que rodeaba los dientes. Esta bacteria se encaja en la encia rápidamente, causando una infección bacteriana. Mientras que progresa la infección, comienza más profundo en el tejido que causa la inflamación o la irritación entre los dientes y las encias.Athenadental puedes ver todos losmaquinas de rayos x, fresas dentales,turbina dental,Contra ángulo dental, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

La respuesta del cuerpo es destruir el tejido infectado, que es porqué las encias parecen desplazarse. Los bolsillos resultantes entre los dientes profundizan y, si no se busca ningún tratamiento, el tejido que compone la quijada también se desplaza causando los dientes inestables y pérdida del diente.

GINGIVITIS
La Gingivitis es el tipo de enfermedad periodontal más leve. Ocasiona que las encías se pongan rojas e inflamadas, y a su vez hay sangrado fácil. Por lo general durante esta etapa no hay molestia. La causa principal es higiene oral inadecuada, y la misma es reversible con tratamiento profesional y buena práctica de higiene oral en su hogar.Te interesapieza de mano de alta velocidad,limpiador ultrasonico,compresores dentales,maquinas de rayos x,pieza de mano de baja velocidad, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.


Otros factores que pueden contribuir a la gingivitis incluyen: diabetes, cigarrillos (u otros productos de tabaco), edad, predisposición genética, nutrición inadecuada, pubertad, fluctuaciones hormonales, embarazo, medicamentos para condiciones cardiacas, entre otras.

PERIODONTITIS
Si la gingivitis no es tratada, la misma puede progresar y convertirse en periodontitis. En esta etapa, la placa bacteriana se acumula debajo de las encías, causando mayor irritación y comenzando a ocasionar pérdida ósea. Al perder hueso, y la encía separarse del diente, aumenta la movilidad de ellos, al igual que la acumulación de bacterias ocasiona un mal aliento constante (halitosis).

La mejor forma de prevenir esta condición es con buena práctica de higiene oral en su hogar. Su periodoncista puede educarlo y asegurarse que su cuidado oral sea óptimo. Recuerde visitar a su dentista cada 6 meses. Pacientes con condiciones de las encías deben visitar a su periodoncista cada 3 meses para arrestar la condición y evitar la pérdida de dientes.