Artículo de abri de este año en diaadia.com.ar: Dengue: la clave es la descacharrización

El investigador del Conicet, Hernán Solari, se ofreció mediante una charla abierta a “aclarar todas las dudas” sobre el mosquito Aedes Aegypti a la prensa del país. A través del proyecto de eco-epidemiología matemática que dirige en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Solari estudió los escenarios de posibles epidemias de dengue sobre la base del clima, la población y la abundancia de los lugares de cría del mosquito. El especialista accedió a una entrevista telefónica con Día a Día, minutos antes del encuentro con colegas de todo el país.

–¿Cuándo es el momento del día en que pica más el mosquito?

–Tiene preferencia por picar al amanecer y al atardecer. Tiene problemas para ver durante la noche y con el calor del día se refugia debajo de las plantas. Pero si uno va a un lugar húmedo, donde los mosquitos se reproducen, puede ser que a uno lo piquen en cualquier momento del día.

–¿Emiten algún sonido?

–No zumban como los zancudos, son más silenciosos.

–¿Cuáles son los lugares donde se encuentran más fácilmente?

–En lugares húmedos, como en la sombra de una planta. En una casa, suelen encontrarse en las paredes o en los cajones.

–¿Qué características tiene el agua en la que se reproducen?

–Es un agua traslúcida o semitraslúcida, sin demasiado movimiento, con un leve color amarillento. Se encuentra en recipientes, por lo general pequeños, que han tenido contacto con vegetales como hojas o flores. Las hojas están asociadas con levaduras y bacterias, que son las que alimentan al mosquito. No es común encontrarlos en charcos o en plazas, tampoco en ríos o lagos cuyas aguas estén en movimiento.

–¿Cuál es su autonomía de vuelo?

–Depende. Hay estudios que indican que el mosquito se mantiene dentro de un radio de 50 metros. Pero si el insecto no encuentra un sitio para depositar sus huevos, puede volar hasta 800 metros en sólo dos días.

–¿Es un mosquito que se encuentra en grandes ciudades o en el campo?

–Es Aedes Aegypti es el vector urbano del dengue. Y es un insecto doméstico. Es común encontrarlo en viviendas, en baldes, macetas.

–¿Hay menos riesgo de picadura con clima frío?

–Sí. Pero el frío no los mata, sólo impide su capacidad de reproducción. Está comprobado que desde 10 grados centígrados para abajo la reproducción del mosquito es ineficiente. El problema es que si no controlamos en esta temporada al mosquito, en el próximo verano tendremos la misma explosión.

–¿Una persona que se infectó una vez, está en riesgo de contagiarse de dengue hemorrágico?

–Sí. Existen cuatro variantes del virus. Si el paciente se infecta por segunda vez, es probable que contraiga dengue hemorrágico. El problema es tener dengue por segunda vez.

–¿Sirven los insecticidas?

–Su eficacia es dudosa. El mosquito logró ser erradicado en 1965 en una campaña de descacharrización y uso de insecticidas muy tóxicos como el DDT. A partir del 1970, se usaron sólo los insecticidas en la variante de Ultra-Bajo-Volumen. La consecuencia fue que el continente americano se re-infestara con el mosquito. Lo que pasa es que, con suerte, se mata al adulto, pero las larvas y huevos quedan.

–¿Cuál es la opción más certera que debe tener en cuenta una campaña de erradicación?

–Es lo que llamamos descacharrizar, es decir, romper los reservorios de agua. Antiguamente, se almacenaba el agua en cacharros de barro o cerámica en los sitios donde tenían ese recurso en lugares distantes. Entonces se rompían esos cacharros para evitar que se formen las larvas. La estrategia más certera sería ir casa por casa y eliminar todos esos reservorios de agua. Es un trabajo doméstico.

–¿Qué función tendrían los referentes barriales?

–Un rol vital. Sin las organizaciones barriales, no podemos hacer gran cosa. Si el Gobierno elimina los reservorios y los vecinos no toman conciencia, en poco tiempo, el mosquito se difunde nuevamente.