Un dolor de muela es solo comparado con dolor de parto, es una molestia tan intensa que no queremos saber de nada ni nadie, es totalmente irritante y genera un gran malestar físico, no siempre que nos duele la muela podemos acudir a un odontólogo, por esa razón debemos tomar ciertas medidas para aliviar el dolor de muelas, si este es nuestro caso te daremos ciertos consejos y recetas tradicionales para el dolor de muela, sin embargo, es importante tener en cuenta la visita a un especialista.

Eliminar el dolor de muelas: consejos prácticos
Existen diversos consejos para aliviar el dolor de muelas de forma práctica y casera:
- Enjuagar con agua y sal. Es uno de los remedios más habituales para tratar el dolor de muelas. Aunque puede resultar molesto, a la larga alivia tanto el dolor como la inflamación. Durante unos días, es recomendable usar este tipo de enjuague en vez del colutorio habitual, o bien agua oxigenada. También es aconsejable consultar con el dentista sobre colutorios específicos para este tipo de situaciones.

- Alimentación. Reducir el dolor de muelas mediante la alimentación es posible. Algunos alimentos como el ajo tienen propiedades antibióticas y antiinflamatorias. El té negro también ayuda a reducir el dolor de forma natural.

- Aplicar hielo. Es otro remedio casero muy tradicional que puede reducir el dolor de forma puntual. Consiste en aplicar el hielo envuelto en una toalla y siempre por la parte externa a la inflamación. Es decir, sobre la mejilla de la zona afectada. Aplicar el hielo de forma directa provocaría el efecto contrario.

Recomendaciones.
Es importante entender que te damos solo consejos para aliviar el dolor de muelas de forma empírica, por lo que es recomendable acudir al especialista, por lo que te dejamos las siguientes consideraciones para que tomes en consideración.
Distingue cuando es necesario acudir al dentista, tu dolor puede ser causado por una caries o por alguna infección grave, así que quizás es realmente es recomendable acudir al odontólogo, el podrá recomendarte el tratamiento adecuado para tu situación.
¿Cómo se distingue una infección leve de una grave?, esta última suele presentar la siguiente sintomatología: Fiebre y escalofríos, secreción, empeoramiento del dolor, problemas para tragar e incluso respirar.
Si tienes una caries lo más recomendable es hacerte un empaste o una amalgama, de esta manera se protegen los nervios dentales. En nuestra tienda online Athenadental puedes ver todos las pieza de mano de alta velocidad, limpiador ultrasonico,compresores dentales, maquinas de rayos x, pieza de mano de baja velocidad, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.
Hacerse una endodoncia, si se tiene un absceso dental, este proceso es un poco doloroso por lo requerirá de anestesia local, sin embargo es uno de los más efectivos, ya que se tratara el problemas desde la raíz.
Si ya la muela tiene un daño irreversible, lo más probables es que requiere de una extracción, lo que es usado como una última opción.
Tratar de no comer alimentos duros, cuando se sufra de dolor molar.
Cepillarse con mayor frecuencia cuando se tenga dolencia.
Si el dolor es fuerte se puede usar una cápsula blanda de analgésico abrirla, impregnar un algodón con ella y colocarlo en la muela, el alivio se produce de forma instantánea.
Usa hilo dental a diario.
Toma leche o agua fría.

Conocer más sobre Contra ángulo reductor, Contra ángulo 1: 1,Contra ángulos con luz y Contra ángulo multiplicador