Según diversos estudios el tabaco será la principal causa de muerte prematura dentro de unos años. Y al igual que fumar cigarrillos, mascar tabaco también es perjudicial para la salud de los dientes y las encías.

En este sentido, para mantener una buena salud es esencial abandonar este tipo de hábitos y mantener un estilo de vida saludable. También se aconseja acudir al odontólogo con regularidad.

En nuestra tienda online Athenadental.es puedes ver todos los pieza de mano recta, Lámpara de blanqueamiento dental, turbina dental, Lámpara de fotocurado inalámbricas, Aire Pulidora Dental, los cuales facilitarán tu trabajo en tratamientos dentales.

Diez efectos del tabaco en la salud de tu boca
1. Puede provocar cáncer oral
2. Problemas de encías
3. Alteración del color del esmalte
¿Cómo solucionar estas alteraciones estéticas? Uno de los tratamientos estrella para recuperar una sonrisa radiante es el blanqueamiento dental. Realizar el blanqueamiento dental con luz led. De este modo el tratamiento es mínimamente invasivo y permite recuperar una sonrisa radiante en una sola sesión de 45 minutos. En los pacientes fumadores también es muy recomendable someterse a una limpieza dental profesional profunda, para eliminar los restos de bacterias procedente del tabaco. La constancia en casa es otro factor clave para mantener una sonrisa más sana y bonita.
4. Pérdida de soporte óseo de los dientes
5. Retraso en la cicatrización de las heridas en la boca
6. Mal aliento
7. Dolor tras las extracciones dentales
8. Pérdida de implantes dentales
9. Fracaso de tratamientos periodontales
10. Disminución de los sabores, que se produce por atrofia de las papilas gustativas (esto aumenta el umbral de percepción de la sal y puede provocar hipertensión al tener que añadir más sal a las comidas).

Siempre recomendamos acudir al dentista con regularidad. Pero esto es especialmente importante en los pacientes fumadores, ya que tienen más facilidad para desarrollar estas complicaciones. Por ello es aconsejable acudir al odontólogo una vez cada seis meses. En caso de someterse a algún tratamiento, es mejor acudir con más frecuencia para realizar un seguimiento detallado.