Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Los ruidos del hospital pueden perjudicar el sueño: estudio

Los ruidos del hospital pueden perjudicar el sueño: estudio

  1. Avatar de Editoriales
    1,353
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Los ruidos del hospital pueden perjudicar el sueño: estudio

    Un nuevo estudio ha cuantificado cuán perturbadores resultan los sonidos típicos del hospital en el sueño de los pacientes, y demuestra, aunque esto no resulta muy extraño, que los sonidos electrónicos intencionalmente alarmantes, como teléfonos y alarmas, son más fastidiosos que el sonido de voces humanas, incluso al mismo nivel.




    Los investigadores informan que la interrupción del sueño es más común durante la fase no-REM 2 que durante la no-REM 3. Los sonidos durante el sueño REM ocasionan una elevación mayor y más sostenida en la frecuencia cardíaca. Los investigadores notan que estos resultados apuntan a la necesidad de mejorar la acústica en el hospital para facilitar una atención óptima.

    En la actualidad, las encuestas muestran que la calidad del ruido y el mal sueño siempre encabezan la lista de quejas de los pacientes hospitalizados, según indicó el autor principal del estudio, Orfeu M. Buxton.

    Los resultados de este estudio fueron publicados online[1] el 12 de junio en la revista Annals of Internal Medicine.

    El sueño interrumpido se asocia con la hipertensión, enfermedades cardiovasculares y coronarias, elevación de las respuestas hormonales de estrés, déficit de memoria, y un estado de ánimo depresivo.

    Para el estudio, los investigadores reclutaron a 12 adultos sanos -8 de ellos, mujeres de edad media 27 años, índice de masa corporal 21,8 kg/m2. Los participantes del estudio dormían en su casa en un horario regular durante al menos 4 días antes del estudio.

    Para la investigación de 3 días, los participantes permanecieron en el Laboratorio del Sueño del Hospital General de Massachusetts. Durante la primera noche, los investigadores verificaron la ausencia de trastornos del sueño. En las próximas 2 noches, los participantes fueron expuestos a distintos los ruidos en diferentes niveles, mientras que los investigadores documentaban en el electroencefalograma despertares y aceleraciones.

    El protocolo incluyó 14 estímulos de ruido, que incluían "buena" conversación (voces que les hablan de un resultado positivo del paciente), "mala" conversación (las mismas voces discutiendo una evolución de los pacientes negativa), cierre de puertas y timbre del teléfono, entre varios otros.

    Como era de esperar, el estudio demostró que los sonidos más fuertes eran más propensos a provocar la interrupción del sueño. Lo que sí resultó interesante para los investigadores, fue que aquellos sonidos más fastidiosos, incluso en niveles más bajos que un susurro, siguen molestando de forma notoria. Los sonidos que venían de afuera del hospital como, por ejemplo, aviones de despegue y ruidos de la calle, fueron los que ocasionaron menos molestias.

    Los investigadores recomiendan que se preste más atención al cuidado del sueño de los pacientes. Algunos posibles cambios incluyen el diseño de instalaciones de sonido más acústicas y la mejora de la tecnología de alerta (por ejemplo, las estaciones centrales de monitoreo). Entre aquellas opciones que no requieren dinero para efectuarse, se encuentran la organización de rutinas de la noche menos disruptivas, y la educación de personal sobre los efectos negativos del ruido sobre la salud del paciente.

    Estas medidas funcionan. La dra. Buxton citó un estudio[2] que muestra que la demanda de medicamentos sedantes se redujo en un 49% y en un 62% en pacientes mayores de 64 años de edad gracias a medidas tales como poner máquinas de hielo detrás de puertas cerradas, tocar una canción de cuna por la noche, apagar las luces, instalar un medidor de sonido en los pasillos y alertar al personal cuando sus voces se elevan.

    Michael Decker, portavoz de la American Academy of Sleep Medicine, dijo que si bien intuitivamente se sabía que el ruido era malo para los pacientes, pero que éste es uno de los primeros estudios que se interesa en profundizar este asunto. También que el impacto de la privación del sueño en el hospital puede ser más grave en los pacientes mayores.






    Fuente: Medscape
    Traducido y adaptado del inglés por el Equipo Editorial de Mancia.org


    [1] Pueden consultarse aquí. Annals of Internal Medicine | Sleep Disruption Due to Hospital Noises: A Prospective Evaluation

    [2] El estudio se puede consultar aquí. Decrease in as-needed sedative use by limiting nighttime sleep disruptions from hospital staff - Bartick - 2009 - Journal of Hospital Medicine - Wiley Online Library
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Leirbag_Axacen
    Foro generalidades México
    34
    19-Feb-2012 07:33
  2. Gloria Ortega
    Semiología
    3
    13-May-2011 16:55
  3. Meryta
    Fisiología y Biofísica
    16
    05-Jun-2009 15:35
  4. MeRcA
    Videos
    2
    30-May-2008 09:04
  5. 8ScorpionCrisis8
    Hardware
    3
    12-Apr-2008 01:32

Content Relevant URLs by vBSEO