Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Moritz Schreber, ejercicios y prótesis para niños

Moritz Schreber, ejercicios y prótesis para niños

  1. Avatar de Editoriales
    1,355
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Moritz Schreber, ejercicios y prótesis para niños

    Higienismo y educación de los niños en la Alemania del siglo XIX



    Mientras Jules Michelet realizaba una serie de reformas, Daniel Gottlieb Moritz Schreber, su contemporáneo, hacía otras bastante opuestas en Alemania. Morton Schatzman resume sus ideas diciendo que éstas reflejan como una caricatura las ideologías difundidas hasta ese entonces en el mundo occidental liberal que se aproximaba: los varones adultos deben ser dominantes y los padres deben supervisar la moral.

    Todavía es posible ver en Alemania estatuas de este hombre, o encontrar plazas y calles que lleven su nombre. Sus libros fueron muy conocidos, apreciados y respetados, no porque trajeran puntos de vista excepcionales, sino porque recopilaban, como voceros de la doxa, la opinión corriente.

    Se trataba de un higienista con ideas y métodos claramente definidos sobre qué educación convenía dar a los niños. Creía que los seis meses era una buena edad para comenzar a disciplinarlos, ya que al ser todavía tierno y maleable, lo que se imparta en él en ese entonces, dejará una huella profunda que lo acompañará de por vida. Así, creerá luego que todo lo hace por propia voluntad, aunque en realidad haya sido manipulado.

    El ejercicio era uno de los pilares de su sistema, puesto que bajo el punto de vista del carácter, “dirigiendo todos los esfuerzos de la voluntad a hacer constantemente estos ejercicios corporales, triunfando con perseverancia de la apatía y la pereza, se llega por necesidad, fisiológicamente hablando, a poseer un carácter fuerte y enérgico, a apreciar verdaderamente la vida. Esta energía es la que vence a ese enemigo oculto, contra el que vienen a estrellarse los tratamientos mejor dirigidos”.

    Una de las figuras que aconsejaba era la flexión del cuerpo lateralmente, 20, 30 y 40 veces de los dos lados, ejercicio que tiene por agente a los músculos laterales y posteriores del viente, y los intercostales. Al obrar de manera directa sobre la circulación y las funciones de hígado y del bazo, lo recomendaba en las enfermedades que reconozcan alteraciones en estos órganos. A la par, también existían unos aparatejos que se conectaban desde el respaldo de la silla hasta la cabeza de las niñas al momento de estudiar, asegurando de mantener su frente en alto, para que no pierdan la postura, lo cual podría perjudicar la rectitud de su espalda.

    Se trataba no sólo de ejercicios, sino también de ortopedias, que establecían una clara distancia entre las prácticas comprendidas como ‘masculinas’ o ‘femeninas’. Para salvar a las generaciones futuras, se requerían medidas drásticas. Y una sociedad más dichosa reclamaba hombres más fuertes, mujeres con una buena postura, un batallón de jóvenes obedientes.

    Mientras Michelet apostaba por indicar a los estudiantes que hagan una contra-educación, si es que deseaban apropiarse de una cultura que los trataba como a cosas, el Dr. Schreber poseía concepciones que ubicaban al niño como producto y a la disciplina como una fábrica de individuos. El control ejercido sobre la salud física y mental de los niños era, tal como en el panóptico de Foucault, disimulado pero continuo.

    El Dr. Schreber muere en 1861, pero las huellas de sus ideas, que hacían eco de concepciones caladas más a fondo en la sociedad de su época, no desaparecieron inmediatamente del campo social, resonando años después en consonancia con el régimen fascista, al cual las innumerables reediciones de sus libros sirvieron como otro aderezo en lo que fue la preparación del terreno.



    Agustina Jazmín
    agustina.jazmin@mancia.org








    Fuentes
    • Daniel Gottlieb Moritz Schreber. "Manual Popular de Gimnasia de Sala"
    • Andrés Ugueruaga. "El caso Schreber:Un paradigma del Psicoanálisis"
    • "La influencia de Schreber-Osho" en Unabellalocura.blogspot.com.ar
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. maggiskiish
    Instrumental odontológico
    4
    13-Apr-2009 17:17
  2. Demencia
    Arte y Literatura
    1
    23-Dec-2008 11:25
  3. *.:: CuQuiTa ::.*
    Emprendimientos Solidarios
    2
    16-Oct-2008 15:21

Content Relevant URLs by vBSEO