Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

El camino de los judíos pioneros en medicina

El camino de los judíos pioneros en medicina

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    El camino de los judíos pioneros en medicina

    El joven que aplicó a la escuela de medicina en la primavera de 1933 se había graduado del Dartmouth College con buenas calificaciones, un gran interés en la medicina y, de acuerdo al testimonio del funcionario de la universidad que lo entrevistó, con un buen sentido del humor.



    En la entrevista no le preguntaron sobre su religión, pero el entrevistador hizo sus conjeturas. "Probablemente judío", escribió en una evaluación, "pero no hay ninguna evidencia desagradable de ello."

    La nota escrita a mano se encontró en los archivos de admisión del College of Physicians and Surgeons en Columbia University. Después de la implementación de las cuotas, la proporción de judíos en el cuerpo estudiantil se redujo a menos del 5 por ciento en 1938, de casi la mitad que había en 1920.

    La nota se muestra en una exposición llamada "El camino de la ‘bala mágica’: El encuentro judío con la medicina moderna, 1860-1960", en exhibición en el Yeshiva University Museum in Manhattan. La exposición ofrece una mirada poco común en un tema que pocos pacientes se detienen a considerar: la aparición de europeos y americanos judìos como innovadores en medicina, a pesar de su condición de extranjeros con frecuencia despreciados por la clase médica.

    Mientras que algunas religiones colocan la responsabilidad última de la curación en manos divinas, "los judíos no ven un conflicto entre medicina y fe", dijo Alan M. Kraut, profesor de historia en la American University, que ayudó a armar la exposición y ha escrito extensamente sobre inmigración y salud.

    "El curandero es visto como uno de los instrumentos de Dios, no una fuerza competente", dijo. "El médico es alguien tenido en más alta estima en, realiza el trabajo de Dios- la preservación de la vida."

    Durante la Edad Media, judíos europeos jugaron un papel decisivo en la difusión del conocimiento médico, traduciendo muchos e importantes primeros tratados médicos del árabe al hebreo y otros idiomas. Uno de los libros de la exposición se dice que es el primer libro de texto médico escrito en hebreo, la traducción de un tratado escrito por el médico-filósofo persa Avicena, del siglo 11.

    No obstante, los judíos no fueron admitidos en la mayoría de las escuelas de medicina en Europa; tomaron conocimiento de la medicina a través del mismo aprendizaje, o fueron autodidactas, dijo el doctor Edward I. Reichman, un médico y rabino que practica en el Montefiore Medical Center en el Bronx y enseña ética médica. Una universidad de Padua, Italia, admitió judíos en el año 1500, pero les cobró honorarios más altos que a otros estudiantes.

    En 1598, un edicto papal emitido por el Papa Clemente VIII reafirmó edictos realizados por papas anteriores que prohibían a los médicos judíos tratar a los cristianos, y a los cristianos buscar tratamiento de los médicos judíos.

    Hubo excepciones, sin embargo. "Casi todos los papas en la historia tuvieron un médico personal que era judío", señaló el Dr. Reichman.

    A finales de 1800, las escuelas de medicina en Europa comenzaron a abrir sus puertas a los judíos, y muchos entraron en la profesión, incluyendo algunas de las primeras mujeres en estudiar medicina, dijo Josh Feinberg, curador de la exposición. En el siglo 20, la mitad de los médicos en Berlín eran judíos, al igual que el 60 por ciento de los médicos en Viena y el 70 por ciento de los médicos en Varsovia.

    Debido a que se les prohibió la entrada a las especialidades establecidas, como la cirugía, los judíos fueron en masa hacia los nuevos campos, de menor prestigio, dejando marcas en áreas como la psiquiatría (el psicoanálisis fue por un tiempo llamado la "ciencia judía"), dermatología, neurología, inmunología, patología y ginecología.

    Pocos escaparon al prejuicio generalizado, sin embargo. A principios de 1900, el Dr. Paul Ehrlich, un judío alemán que descubrió un tratamiento para la sífilis y es considerado el padre de la quimioterapia, popularizó el término "bala mágica" para describir un compuesto médico que "apunta exclusivamente a los parásitos peligrosos intrusos" pero “sin tocar al organismo en sí."

    Pero aunque el Dr. Ehrlich fue galardonado con el Premio Nobel en 1908, no se hizo catedrático en la Universidad de Frankfurt hasta el año 1914, un año antes de morir. En la década de 1930, cuando los nazis llegaron al poder, su nombre fue borrado de los libros de texto y se quitaron letreros de las calles de Frankfurt. Paul-Ehrlich-Strasse recuperó su nombre sólo después de la Segunda Guerra Mundial.

    Muchos de los más conocidos centros médicos de Nueva York tienen sus raíces en el siglo 19. Una afluencia de pobres inmigrantes judíos de Europa del Este a la Lower East Side manifestó su preocupación por las condiciones de vida de hacinamiento en las viviendas, lo que conduji al desarrollo de varias organizaciones de salud judías de Nueva York, desde la Sociedad de Socorro de los tísicos de los judíos a la Visiting Nurse Service, y el establecimiento de hospitales judíos, abiertos a pacientes de todas las religiones.

    A medida que la importancia de la salud de la primera infancia se hizo evidente, el Visiting Nurse Service se centró en la salud materna y el cuidado del bebé antes y después del parto, por medio de carteles gráficos con subtítulos en yiddish para fomentar la lactancia materna y para enseñar la higiene básica.

    Entre los años 1920 y 1930, como las escuelas de medicina americanas como Columbia redujeron el número de judíos que admitían, muchos se fueron a Escocia para estudiar. Las puertas de los programas de formación en hospitales fueron cerradas, pero los nuevos hospitales judíos absorbieron a los alumnos. El Albert Einstein College of Medicine de la Yeshiva University, uno de los patrocinadores de la exposición, se estableció en la década de 1950.

    Una última sección de la exposición se enfrenta con la ética médica judía y los acercamientos religiosos a las preguntas formuladas por la ciencia médica moderna, desde pruebas genéticas e investigación de células madre, hasta los problemas del final de la vida y la donación de órganos.

    Ya sea que los médicos judíos hayan sido o no observadores, lo cierto es que sus prácticas incorporaban enseñanzas de todo el mundo, dijo Bert Hansen, un historiador de la ciencia y la medicina en el Baruch College y asesor de la exposición.

    "Nunca hubo una ‘medicina judía’ de la misma forma que hubo medicina china u oriental", dijo. "Los médicos judíos querían aprender y entonces poder emplear las mejores técnicas médicas, junto al pensamiento de la época."





    Nota original escrita por Roni Caryn Rabin para NYTimes.com
    Traducida por el Equipo Editorial de Mancia.org
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Editoriales
    Artículos
    0
    13-Apr-2011 07:49
  2. Germany
    Gran Hermano Manciano
    55
    22-Feb-2011 03:20
  3. Mfigari
    Residencia Neurocirugía
    2
    25-May-2009 03:40
  4. Matías Perez Artuso
    Filosofía
    0
    07-Jan-2008 00:24
  5. drew subaru
    ¡Preséntate!
    4
    12-Sep-2007 20:50

Content Relevant URLs by vBSEO