Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

La química de la guerra (II)

La química de la guerra (II)

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    La química de la guerra (II)

    Las armas químicas mortíferas


    Hacia 1930, químicos alemanes descubren compuestos organofosforados que podían ser venenosos. 4 años después, Gerhard Schrader descubre un nuevo pesticida que, pasados otros 2 años, colaboraría de forma total con el descubrimiento del primer gas con propiedades tóxicas, al que se bautizó como Tabun.

    A él lo siguen el gas Sarin y Soman, y luego Amiton. Varios de ellos eran presentados como excelentes insecticidas, aunque el tiempo develó que su uso sería el de arma mortal contra las personas y no contra los insectos. El potencial de estas armas se basa en el átomo de fósforo, cuyos enlaces son fácilmente deshechos por compuestos como el agua, o iones Alkali.

    Su mecanismo de acción se desata cuando ingresan en el cuerpo mediante las vías respiratorias o el contacto con la piel. De inhalarse, los síntomas aparecen al instante, por ir directo hacia los pulmones, lo cual facilita su expansión a través del sistema circulatorio.

    Dentro del cuerpo, todo se sucede de forma rápida pero letal. La acetilcolina se acumula en centros de transmisión impidiendo que se envíen órdenes a los músculos, que quedan bloqueados. A un copioso sudor le siguen fallos respiratorios, mareos, pérdida de visión, espasmos y, al fin, muerte por asfixia.

    Otro compuesto que sin ser directamente perjudicial para el ser humano, su aplicación puede generar graves daños, es el Napalm, que entra dentro de aquellos combustibles que generan fuertes llamas, pudiendo agotar el oxigeno de una zona cerrada. Célebre durante la guerra de Vietnam, fue el elegido ya que el enemigo se valía del bosque espeso y las galerías creadas en los subsuelos.

    Los efectos que esta clase de armas tiene sobre la población civil hoy en día pueden ser todavía más devastadores ya que, salvo en casos de ataques terroristas, no van dirigidos directamente hacia ellos, pero los envuelven en una nube enviciada de efecto colateral en dominó.
    Así, las nubes de vapor de gas nervioso pueden recorrer extensas distancias a favor del viento, lejos ya del campo de batalla, antes de perder su toxicidad. O, también, las zonas de combate contaminadas por los gases pueden no perder su toxicidad mucho tiempo después de cesado el enfrentamiento.

    Un último dato. En 1993 se realiza la Convención de las Armas Químicas, donde se prohíbe la fabricación de éstas y se restringe el comercio de las sustancias que se suelen emplear para su fabricación. Hoy, en 2012, quedan todavía decenas de países que siguen sin firmar ni ratificar ni éste ni muchos otros acuerdos.




    Agustina Jazmín
    agustina.jazmin@mancia.org






    Fuentes
    • RODRÍGUEZ, Javier. "La química como Armamento"
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Dawnsiwr
    Juegos en Threads
    345
    11-Mar-2012 02:55
  2. Editoriales
    Artículos
    0
    01-Mar-2012 23:42
  3. Ivi86
    Cine y Teatro
    11
    27-Apr-2011 00:19
  4. analin
    Bioquímica
    18
    03-May-2009 02:34
  5. pauu
    Salidas
    164
    03-Jun-2008 01:12

Content Relevant URLs by vBSEO