Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

De médico del Rey a los libros de Medicina

De médico del Rey a los libros de Medicina

  1. Avatar de Editoriales
    1,353
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    De médico del Rey a los libros de Medicina

    Enfermedad de La Peyronie



    François Gigot de la Peyronie nace en Montpellier, Francia, en 1678. Durante su adolescencia estudia cirugía y filosofía en su ciudad natal, recibiéndose de barbero-cirujano. Una vez conseguido este mérito, va a París a perfeccionar su educación bajo la tutela de Georges Mareschal, en el Hospital de la Caridad. Cuando su profesor Mareschal muere, deja un puesto vacante en el cual François habrá de ubicarse gustosamente. Desde 1736 en adelante, será el primer cirujano del rey Luis XV.

    Mientras dura en esa prestigiosa posición, se interesa por el sistema médico en la educación y realiza una reorganización de las escuelas de cirugías. Anteriormente, había cofundado la Academia de Cirugía. Su influencia sobre el rey tuvo relación en una medida que se tomó que disponía que, para ser cirujano, no bastaba con ser barbero, sino que además había que convertirse en maestro de las artes. Por otra parte, se dedicó a cooperar con la proliferación de instituciones de calidad.

    Pese a haberse desempeñado como un gran benefactor de la cirugía, hoy en día se lo recuerda —si es que se lo hace— más bien por una enfermedad que lleva su nombre. La describió hacia 1743 como la aparición en el pene de un lecho arrosariado de tejido fibroso que origina una incurvación apical durante la erección. Suele ser unilateral y tiene como consecuencia la desviación del pene durante la erección. Dependiendo de la extensión de la banda fibrosa, el proceso puede imposibilitar la penetración o, sino, hacer que la erección resulte dolorosa.

    El dolor aparece durante la fase inflamatoria de la enfermedad, generalmente es leve. La incurvación del pene puede ser hacia su cara dorsal, ventral o lateral, produciendo un acortamiento de éste. Se diagnostica de forma simple mediante la inspección y palpación. A veces, requiere de un tratamiento quirúrgico que permita enderezar el pene. La técnica usual es la aplicatura de los cuerpos cavernosos, procedimiento que no actúa sobre la placa de fibrosis, sino sobre la convexidad del pene, rectificándola.

    Su prevalencia es de un 1% en la raza blanca, dándose sólo ocasionalmente en la raza negra. Puede acarrear dificultades psicológicas graves para quien lo padece, volviéndole difícil o imposible el establecimiento de una relación sexual satisfactoria.




    Agustina Jazmín
    agustina.jazmin@mancia.org
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Alex89
    Clínica Médica
    0
    23-Aug-2011 09:22
  2. Nicolino
    Postgrados
    0
    21-Feb-2010 17:12
  3. gabriel2785
    Oferta
    0
    14-Mar-2008 21:18

Content Relevant URLs by vBSEO