Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Efecto Mozart

Efecto Mozart

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Efecto Mozart

    El brillo del mito y el desencanto de la realidad




    Los hombres influyentes de la historia no consiguen, muchas veces, escapar al mito. Así Wolfgang Amadeus Mozart, nacido en 1756 y considerado uno de los músicos más influyentes y talentosos, revive, siglos después, teñido de posibilidades benéficas.


    Ocurre alrededor de los 90s, con el auge de investigaciones en Estados Unidos que relacionaban un aumento de la inteligencia con escuchar la música del fantástico compositor. Desde el New York Times, con su aseveración de que los investigadores ya habían determinado que escuchar Mozart aumenta la inteligencia, hasta los vendedores callejeros de CDs, se abrazan a esa idea, que toma dimensiones políticas haciendo que en Florida, por ejemplo, una ley imponga que en las escuelas se escuche a diario música clásica, o bien que, en Georgia, se destine presupuesto estatal para que cada niño tenga un CD con música clásica.

    El efecto dominó comienza con un experimento que se publica, en 1993, en la revista Nature, basado en doce estudiantes que fueron sometidos a oír al compositor, y luego sacaron en un test de coeficiente intelectual mejores resultados que el grupo que no tuvo contacto con este estímulo. Si bien se aclaraba que este efecto casi milagroso duraba sólo quince minutos, el imaginario colectivo prefirió, como tantas veces, ignorar este detalle.

    El foco privilegiado al que afectó el Efecto Mozart fueron los pequeños. Dado que los bebés desde la gestación pueden oír, y se recomienda seguido a la madre que converse con él pese a que no entienda, el mismo criterio se aplicó para Mozart. Una vez que el niño haya nacido, se consideraba lo correcto continuar la crianza de la mano de Amadeus. Se creía que esta música, diferente de las demás por sus melodías puras y precisas, ritmos y patrones de sonido armónicos, estimulaban y potenciaban las regiones creativas y motivadoras del cerebro, relajando a los niños y manteniéndolos, a la vez, atentos, en un estado ideal para el aprendizaje.

    No obstante, la realidad suele ser un desencanto mucho mayor que la ficción y no coincidir con el brillo aurático del mito. Diversos estudios posteriores confirmaron que el Efecto Mozart no pudo ser reproducido con los mismos resultados mágicos que se le atribuyeron en un primer momento, y que no son las melodías de Mozart las que funcionan, sino toda la música en general, sólo porque las personas suelen ser más eficientes frente a un estímulo.



    Agustina Jazmín
    agustina.jazmin@mancia.org


    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia
  2. Avatar de ZeKKi
    6,769
    Posts
    1,598
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    See one, Do one, Teach one.
  3. Los siguientes usuarios agradecen a ZeKKi por haber posteado información muy útil:

    Berni Aljus (23-Jun-2011)

  4. Avatar de ROADRUNNER
    445
    Posts
    115
    Agradecimientos
    recibidos
    #3
    Ocurre alrededor de los 90s, con el auge de investigaciones en Estados Unidos que relacionaban un aumento de la inteligencia con escuchar la música del fantástico compositor. Desde el New York Times, con su aseveración de que los investigadores ya habían determinado que escuchar Mozart aumenta la inteligencia, hasta los vendedores callejeros de CDs, se abrazan a esa idea, que toma dimensiones políticas haciendo que en Florida, por ejemplo, una ley imponga que en las escuelas se escuche a diario música clásica, o bien que, en Georgia, se destine presupuesto estatal para que cada niño tenga un CD con música clásica.

    El efecto dominó comienza con un experimento que se publica, en 1993, en la revista Nature, basado en doce estudiantes que fueron sometidos a oír al compositor, y luego sacaron en un test de coeficiente intelectual mejores resultados que el grupo que no tuvo contacto con este estímulo. Si bien se aclaraba que este efecto casi milagroso duraba sólo quince minutos, el imaginario colectivo prefirió, como tantas veces, ignorar este detalle.
    Que estupidez!



    Y una vez más se demuestra que la opinión pública se alimenta de mitos e infromación sensacionalista.
    Los políticos y periodistas, si bien cumplen importantes funciones sociales (?) al final resultan ser los fogoneros que alimentan el fuego del irracionalismo e idiotez colectiva.

    Vendría bien preguntarnos: Cui bono?

    Por supu... a los vendores ambulantes de CDs!


    Clraro que la música afecta al comportamiento humano, y para mí lógicamente el efecto dependerá de la música que se trate: A pesar de que Mozart no está entre mis favoritos, me parece que de lejos siempre será muchísimo mejor que la cumbia, notoria adormecedora de cerebros, tal como se ve entre sus seguidores.
    Aunque esto no signifique que la música consiga siquiera mejorar la mente ni el alma...(al menos no en todos los casos)

    Me viene a la memoria el libro de Burgess: la naranja mecánica, al que leí, y tmb ví la peli.

    Luego de la noche anterior en la que Alex (el protagonista) pega a su drugo Dim en el bar cuando este se burla de una chica que canta la "Oda a la alegría" se pone a pensar como reafirmar su liderazgo entre sus drugos..



    "Mientras andábamos por el borde del muelle, iba yo aparentemente tranquilo, pero cavilando todo el tiempo. Así que Georgie sería ahora el General, dictando lo que teníamos hacer o no hacer, y Dim su perro faldero de sonrisa boba. Pero de repente caí en la cuenta que el pensar es para los atristos, y que los omniosos cuentan con la inspiración y con lo que el Señor manda. Porque ahora venia en mi ayuda una música deliciosa... Había una ventana abierta, con un tocadiscos en marcha, y en seguida videé el camino a seguir... "

    Por supu, era una sinfonía de Beethoven, (en este caso, un músico que sí me gusta)

    Fue escrito en la década del 60. Será ficción... pero a ver si estos investigadores agarran un libro, que no muerde, antes de intentar buscar fama con resultados inciertos.

    HEY HO! LET'S GO!!

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. shine
    Fisiología y Biofísica
    4
    22-Jun-2015 20:45
  2. lcmd83
    Musicoterapia
    28
    05-Oct-2011 17:38
  3. PAPU
    Farmacología gral y especial
    2
    05-Oct-2010 04:34
  4. leguik18
    Química Gral e Inorgánica
    2
    29-Jun-2010 02:14

Content Relevant URLs by vBSEO