Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

La histeria es bella

La histeria es bella

  1. Avatar de Editoriales
    1,354
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    La histeria es bella

    Augustine, la preferida de Charcot




    Ficción y realidad no se oponen, de hecho las más de las veces pueden, transitando carriles diferentes, llevar una dirección similar. Aunque, incluso, a veces de un lado o del otro se haga trampa, y la vida se transforme en una representación, o el trabajo en un palco de teatro, o la paciente en la actriz estrella. No todo fue Freud y la amabilidad del diván.

    Charcot fue el maestro de Freud, y un médico del siglo XIX interesado por demás en la histeria, enfermedad decimonónica por excelencia, de la cual hablamos hace algún tiempo respecto a su tratamiento privilegiado de ese entonces. Enfermedad, además, muy dada a la representación, a la pose, al decorado, como atestigua el historial clínico conservado en la Iconografía Fotográfica de la Salpêtrière en París y las representaciones que se llevaban adelante los martes.

    En un estudio de Didi-Huberman, la iconografía fotográfica de la Salpêtrière se clasifica de catálogo que es, en general, obscena pornografía médica, donde mujeres en verdad alienadas son expuestas a una mirada clínica sexualizada. El médico, camarada de la cámara, es, sin presionar el obturador, un artista. La histérica, su modelo, el maniquí.

    En el Hospital, el segundo día de la semana se realizaban escenificaciones, de carácter (casi) estrictamente médico, donde las enfermas más representativas sufrían ataques rememorando las situaciones traumáticas que habían tenido que pasar. Mirada recta, estricta, médica, que observa, apunta, vigila, araña o acaricia la tangente del voyeurismo, receta, desea y se obsesiona, esta vez con la joven y formidable alumna, que gozaba del privilegio de la belleza, la inteligencia y el poder representar decenas de ataques en un día.

    Hablamos de Augustine, quien ingresa en la Salpêtrière a los quince años, dos después de que se presenten sus síntomas —visiones recurrentes, parálisis, pesadillas, incoherencia al hablar—, desatados cuando su patrón, amante de su madre, comenzó a violarla. Siendo la preferida de Charcot y muy celebrada por el público, tenía beneficios como poder usar ropa de mucama para narrar con el cuerpo lo que le demandaban: espasmos, orgasmos, catalepsias. Pero su perfección en este arte, al lograr 154 ataques en un día, la volvieron no apta para seguir posando, y fue enviada al pabellón de incurables.

    La obsesionante musa de Charcot no habría de confinarse a un encierro entre paredes mohosas después de su estrellato. Luego de apenas un intento fallido, y como toda una heroína de Disney, logró escapar de la Salpêtrière vestida de hombre, sin que se la encuentre ni que se vuelva a hablar de ella por los pasillos del hospital.


    Agustina Jazmín
    agustina.jazmin@mancia.org
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia
  2. Los siguientes usuarios agradecen a Editoriales por haber posteado información muy útil:

    Butterflyy (07-Apr-2011)

  3. Avatar de Agustina8
    74
    Posts
    2
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    ¡Qué ídola!
    Carpe diem

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Editoriales
    Artículos
    3
    02-Jun-2010 04:43
  2. Mlo
    Vida estudiantil
    21
    28-May-2010 01:02

Content Relevant URLs by vBSEO