Mancia

Residencias Médicas en Argentina

Residencias Médicas en el Mundo

Diario de la Salud

Materias Basicas de Salud

Materias Clínicas

México

Universidades

Hospitales

Carreras de la Salud

Tecnicaturas

Clasificados & Insumos

Trabajo

Café Mancia

Foro/ Diario de la Salud/ Editorial/ Artículos/

Fukushima: Rol del Equipo Sanitario ante un Desastre Nuclear

Fukushima: Rol del Equipo Sanitario ante un Desastre Nuclear

  1. Avatar de Editoriales
    1,355
    Posts
    2,096
    Agradecimientos
    recibidos
    #1

    Fukushima: Rol del Equipo Sanitario ante un Desastre Nuclear

    Tras el sismo y maremoto que sacudió a Japón, el daño a una de sus plantas de energía nuclear ha generado el pánico a nivel mundial ante la posibilidad de que se repita el desastre de Chernobyl. Pero como profesionales de la salud: ¿qué deberíamos saber sobre accidentes con radiación?


    El viernes 11 de marzo un sismo de 8,9 puntos en la escala de Richter sacudió a Japón.[i] Pero como país preparado, el terremoto no causo grandes daños per se, a pesar de que fue el más potente en Japón desde que existen registros. El problema mayor sucedió cuando tras el terremoto la costa del noreste nipón fue barrida por un maremoto, destruyendo la ciudad de Sendai. Casi en forma inmediata un reactor nuclear de la central Fukushima Daiichi comenzó a tener problemas con los sistemas de refrigeración, lo que impulsó al primer ministro Naoto Kan a declarar la emergencia nuclear.

    Ese mismo día se empezaron a registrar conteos de radiación elevados en la zona de la planta, cuando también comenzaron a fallar los sistemas de refrigeración del reactor 2. El gobierno ordenó la evacuación de un cinturón de 10km alrededor de la planta.[ii] El sábado hubo una explosión cerca del reactor 1, y se amplió la zona de evacuación a 20km. Mientras tanto, Kan admitía la posibilidad de que se hubieran liberado ‘cantidades mínimas’ de radiación cuando aparecieron los primeros reportes de personas contaminadas entre los lugareños.[iii] El domingo las autoridades admitían la posibilidad de que el reactor 1 hubiera sufrido la fundición del núcleo, y no descartaban la posibilidad de nuevas explosiones. Daban los primeros informes sobre la radiación, que había tenido picos de 0,882mSv/h y 1,204mSv/h, pero que se habían reducido a 0,184mSv/h.[iv] Ese domingo a la tarde (lunes a la madrugada de Japón) empezaba a fallar la refrigeración del reactor 3, mientras se hacía todo lo posible para enfriar los reactores 1 y 2 con agua borada.[v] Más tarde una explosión sacudió al reactor 3, y los reactores 1 y 2 se habían secado: no había más refrigerante. Una sola buena noticia: el viento se mantuvo en el oeste todo el fin de semana, por lo que la radiación emitida a la atmosfera sería barrida al pacífico donde perdería la fuerza contaminante, en lugar de ser empujada hacia el interior del país.[vi] Esa noche un incendio se desató en el reactor 4, y por motivos técnicos, no se lo puede refrigerar con agua de mar a pesar de que se encuentra en la proximidad de la planta. En el reactor 1 las cosas no iban mejor: una explosión el lunes a la noche había dañado la vasija de contención, y la medición de radiación (8,127mSv/h) hacía pensar lo peor: una fuga radiactiva. La zona de exclusión ya era de 30km.[vii] Al día de hoy los reactores 1 y 2 se encuentran con el núcleo fundido parcialmente, y el 3 y 4 se están refrigerando por cualquier medio posible.[viii]

    ¿Para qué todo este racconto? Porque tanto aquí como allá la energía nuclear está en nuestras vidas: Argentina, Brasil, España y México son todos países que cuentan con plantas operativas de energía nuclear. Lugares donde cualquier día puede suceder el desastre, aunque las posibilidades sean mínimas. Para este tipo de catástrofes también hay que estar preparados.

    El daño orgánico por exposición a radiación ionizante se debe al impacto que ésta tiene sobre la materia. A su paso por nuestro cuerpo ioniza al azar átomos que forman parte de las moléculas que conforman nuestra bioquímica celular. Es de particular importancia el daño que sufre el ADN. En base al mecanismo patogénico y las manifestaciones clínicas, los efectos de la radiación en nuestra salud se deben a tres mecanismos:

    El efecto estocástico es el efecto carcinogénico de la radiación, que se debe a la simple exposición. Los daños azarosos que generan en el ADN de las células hacen que aumente la probabilidad de transformación maligna de algunas células. Si bien el daño puede ocurrir a cualquier dosis de radiación, el impacto mayor se observa no por la dosis, sino por el tiempo de exposición, con mayor impacto cuanto mayor sea el tiempo de exposición (en general a bajas dosis). El efecto no-estocástico es el que se debe a la aceleración de los procesos de necrosis y apoptosis celular que lleva a la falla de distintos órganos. Son los efectos relacionados a la magnitud de la dosis aguda: cuanto mayor sea la dosis, mayor será el daño. Cuando se manifiestan como SAR se habla de efecto agudo. Otras manifestaciones pueden aparecer meses o años tras la exposición, como por ejemplo la aparición de cataratas, y se denominan efectos tardíos. Los efectos teratogénicos se deben a la exposición in utero, y pueden involucrar mecanismos estocásticos y no-estocásticos.

    Es importante diferenciar los conceptos de exposición y contaminación. La exposición sucede cuando el individuo entra en contacto directo con las partículas emitidas por los isótopos radiactivos, ya sean rayos-X o gamma, o partículas alfa o beta. La contaminación ocurre cuando el individuo expuesto a radioisótopos los incorpora en su organismo. La contaminación puede ser superficial (de la piel) o profunda (del interior del cuerpo). El paciente contaminado puede presentar un riesgo para el personal de salud, ya que lleva consigo la fuente de exposición a la radiación, exponiendo a todos sus contactos. Por ello uno de los primero pasos en el manejo de pacientes expuestos a radiación es determinar si están contaminados, para proceder a su rápida descontaminación. El personal de salud tiene el deber de protegerse en forma adecuada ante estos eventos.

    Las manifestaciones clínicas dependen de la dosis recibida, determinada en Sieverts (Sv). Existe para cada órgano una ‘dosis umbral’ por debajo de la cual los daños son mínimos. Pero una vez superado el umbral, la relación dosis-daño se vuelve exponencial. La dosis determinará la gravedad del SAR que sufrirá el paciente y su posterior supervivencia.

    El cuadro del SAR se caracteriza primero por el pródromo “NVD” (nauseas-vómitos-diarrea ante dosis más altas). Inconstantes son eritema, anorexia, fatiga e inflamación de la parótida. La fiebre suele ser baja. Cuando es alta indica la exposición a una dosis alta. Sigue con un período de latencia, cuya duración es inversamente proporcional a la dosis recibida. Para las dosis subletales suele ser mayor a una semana. La latencia termina cuando aparece el SAR. La velocidad de instalación es proporcional a la dosis (puede aparecer en horas, días o semanas).

    Por fuera de las quemaduras, existen tres formas clásicas del SAR:

    A dosis bajas aparece la injuria cutánea por radiación, que genera edema, prurito y parestesias. El eritema aparece con dosis más altas (rondando los 5Sv) y la descamación, flictenación, ulceración, y necrosis cuando la dosis supera los 10Sv.

    El síndrome hematopoyético se caracteriza por pancitopenia debido a la toxicidad medular de la radiación en fase de estado. Es intensa la leucopenia y la plaquetopenia. La muerte suele darse por hemorragias o infecciones. El síndrome puede aparece a partir de los 0,3S. La reconstitución de la médula ósea puede tardar meses o incluso años. La DL50 a los 60 días se ha calculado en 3,5Sv.

    El síndrome gastrointestinal se caracteriza por la destrucción de los epitelios del intestino delgado, y se manifiesta por lo general una semana tras la exposición. En el período de estado hay diarrea severa, anorexia, mal estado general, y graves trastornos hidroelectrolíticos. La muerte se da por infecciones o trastornos del medio interno, y cuando ocurre es dentro de los primeros 15 días desde la exposición. Aparece a partir de los 6Sv, y la DL100 se estima en 8Sv.

    El síndrome neurovascular es el más grave: se da a partir de los 20Sv. Comienza con manifestaciones neurológicas en el pródromo (ataxia, confusión, excitación psicomotriz, parestesias, coma). El cuadro evoluciona en cuestión de horas, no suele haber período de latencia, y la durante el estado hay coma, diarrea acuosa y convulsiones. No existen registros de pacientes que hayan sobrevivido este síndrome.

    La recuperación dependerá de varios factores. Entre ellos: la dosis, la edad, el estado de salud previo al accidente, y la atención médica precoz.

    Durante el accidente, lo primero es el triage para identificar a los pacientes que más se beneficiarán de la atención médica. Todos los pacientes deben ser descontaminados rápidamente, y en caso de contaminación interna deben recibir los quelantes de radioisótopos. Los primeros en recibir atención serán aquellos que han recibido dosis importantes por debajo de los rangos letales. Posteriormente, los pacientes que han recibido dosis bajas serán monitoreados en forma ambulatoria, y los pacientes que han recibido dosis letales serán remitidos a centros adecuados para recibir cuidados paliativos. Además, cualquier persona expuesta a iodo radiactivo, y en particular niños y jóvenes, debe recibir ioduro de potasio oral para ‘bloquear’ y prevenir el daño estocástico a la tiroides, ya que bloquea la captación del iodo radiactivo por la glándula.[ix]

    Un accidente no es la única forma que pueda presentarse a nuestra guardia un paciente expuesto a radiación. Otros escenarios posibles son los atentados terroristas (posibilidad remota en nuestro medio), pero no tan improbable es el envenenamiento deliberado, como el asesinato de Litvinenko en el 2006 con Polonio-210.[x] Incluso un accidente como el Goiania de 1987 puede pasar cualquier día, en el que algunos individuos robaron material radiactivo de una clínica abandonada. En ese episodio fallecieron cuatro personas.[xi]

    Desde lo catastrófico hasta lo anecdótico, la radiación está entre nosotros y esta para quedarse. Las posibilidades de un accidente son bajas (casi despreciables), pero no por ello pueden relajarse las medidas de seguridad y preparación. Como miembros del equipo de salud, no podemos darnos el lujo de ignorar alegremente los riesgos, efectos y medidas a tomar ante la exposición a radiación ionizante.

    Martín Carreras
    martin.carreras@mancia.org

    [i] Interstitial - Noticia
    [ii]
    Interstitial - Noticia
    [iii]
    Japón descarta daños graves en la nuclear tras la explosión | elmundo.es
    [iv]
    Interstitial - Noticia
    [v]
    Interstitial - Noticia
    [vi]
    Lucha contrarreloj para enfriar los tres reactores de la nuclear de Fukushima | elmundo.es
    [vii]
    Interstitial - Noticia
    [viii]
    Interstitial - Noticia
    [ix]
    Medical Response to a Major Radiologic Emergency: A Primer for Medical and Public Health Practitioners1
    [x]
    http://www.clintox.org/documents/WMD...h_Polonium.pdf
    [xi]
    LA DIMENSIÓN ARGENTINA: El accidente radioactivo de Goiânia
    Imágenes adjuntas
    Mancia.org en Facebook: www.facebook.com/mancia.org
    Mancia Empleos en Facebook: www.facebook.com/EmpleosMancia
  2. Los siguiente/s 8 mancianos agradecen a Editoriales por este mensaje de gran utilidad:

    anyii (18-Mar-2011), Berni Aljus (18-Mar-2011), Facunet (18-Mar-2011), Germany (18-Mar-2011), mariano.ezekiel (19-Mar-2011), MinaYiii19 (21-Mar-2011), Pauliii03 (21-Mar-2011), Turco82_ (18-Mar-2011)

  3. Avatar de Germany
    2,065
    Posts
    829
    Agradecimientos
    recibidos
    #2
    Excelente articulo, uno de los mejores que leí.

    Al margen: como me molesta la psicosis que quieren meter los noticieros, les hacen mil preguntas a los especialistas, estos dicen que no se puede comparar con Chernobyl...disconformes siguen preguntando jaja
    Editado por Germany en 18-Mar-2011 a las 09:11 PM Razón: especialistasss
  4. Los siguientes usuarios agradecen a Germany por haber posteado información muy útil:

    Tincho (18-Mar-2011)

  5. Avatar de ROADRUNNER
    445
    Posts
    115
    Agradecimientos
    recibidos
    #3
    Citar Originalmente publicado por Germany Ver post
    Excelente articulo, uno de los mejores que leí.

    Al margen: como me molesta la psicosis que quieren meter los noticieros, les hacen mil preguntas a los especialista, estos dicen que no se puede comparar con Chernobyl...disconformes siguen preguntando jaja
    Aqui se puede ver claramente el sensacionalismo periodístico y el fomento de la ignorancia. Lo que pasa en Japon es muy grave, pero algunos periodistas hasta parece que esperan ver coming soon un hongo nuclear, lo cual es, por suerte, imposible.

    HEY HO! LET'S GO!!
  6. Los siguientes usuarios agradecen a ROADRUNNER por haber posteado información muy útil:

    Tincho (18-Mar-2011)

  7. Médico Residente en Terapia Intensiva
    Avatar de Tincho
    5,655
    Posts
    1,235
    Agradecimientos
    recibidos
    #4
    Gracias, Germany. Y si, concuerdo con vos. Es terrible, porque encima los supuestos 'periodistas de salud/ciencia' se nota a la legua que de esos temas no saben una goma, y lo unico que quieren es el rating. Les chupa un huevo transmitir informacion fidedigna y util, y a mi me indigna.


    Life does not cease to be funny when people die any more than it ceases to be serious when people laugh. -George Bernard Shaw
  8. Avatar de Turco82_
    365
    Posts
    51
    Agradecimientos
    recibidos
    #5
    Muy buen articulo.

    Ayer escuchaba a un tal Raul Racana, al parecer Ingeniero Nuclear, comentando algo que no sonaba tan ilógico. Si bien los medios (y esta vez, no solo el Grupo Clarin) se encargaron de masificar este Terremoto, e incluso ponerlo a la misma altura que el Apocalipsis biblico, muchos paises europeos tambien se encargaron de potenciar aun mas el desastre de Japon, al limite de incluso argüir que el Primer Ministro "no estaba diciendo realmente cual era la situación en Japón".

    A la cabeza de esta suerte de "dedo acusador" estaba Alemania, quien segun este ingeniero esta haciendo de esta tragedia una movida politica para quitarle el poder de energía nuclear a Japón. Al parecer Alemania, al no ser un país que cuente con energia nuclear por lo que tengo entendido, quiere que todos los demas paises vuelvan al uso de la energia fosil para que no le saquen mucha ventaja al grito de "ven! ven! ven lo que causa la energia nuclear! yo se los dije..."
  9. Avatar de Facunet
    321
    Posts
    58
    Agradecimientos
    recibidos
    #6
    Excelente!! Muy completo desde todo punto de vista
  10. 26
    Posts
    0
    Agradecimientos
    recibidos
    #7
    Un articulo detallado... muy enriquecedor para personas que no sbaen que efectos puede manifestarse tras una exposicion radiactiva. Por otro lado me parece bastante asombroso que en japon haya 54 plantas nucleares, se que este acontecimiento sera una advertencia no solo para japon sino para europa, Estdos Unidos y Asia a reforzar la calidad de seguridad en las que se encuentras sus plantas, ya que es muy cierto que aunque sean minimas, las posibilidades de un accidente radiactivo son posibles! Y las concecuencias.. serian catastroficas.
    PS: Amigos nipones tengas fuerzas van a recuperarse de todo esto... lamentablemente la naturaleza dio una debastadora respuesta... pero no significa que no se puedan recuperar. La SOLIDARIDAD es la mejor aliada en estas circunstancias... y creanme la tenemos de nuestro lado. Todos los paises hermanos unidos por ustedes BENDICIONES!

Discusiones similares

  • Tema
  • Iniciado por
  • Foro
  • Respuestas
  • Último post
  1. Noticias
    Noticias
    15
    26-Mar-2011 08:09
  2. Emilialaplata
    Farmacia y Bioquímica
    0
    17-Dec-2010 07:20
  3. Emilialaplata
    Hospital Fernández
    0
    13-Dec-2010 05:42
  4. Triantafyllo
    Farmacia y Bioquímica
    6
    30-Dec-2009 06:35
  5. quejasmedicina
    Patología I UBA
    104
    04-Mar-2009 18:03

Content Relevant URLs by vBSEO